Lula sigue zafando del juicio por el escándalo del “mensalao” (la versión brasilera de las coimas de De la Rúa)

El escándalo por lavado de dinero y sobornos que enfrenta el gobierno de Lula de Silva llega a estar a un paso de tocar al mandatario. Dos de sus asesores de campaña en el 2002, el ex hombre fuerte de su gobierno y hasta el arrepentido en la causa ya irán a juicio penal. Lula, aún estando tan cerca del escándalo, no ha sido involucrado, lo que recuerda al caso de las coimas en el Senado argentino para votar la reforma laboral, que por estos días sigue en juicio y con Pontaquarto procesado.

comentá

print mail A+ A-

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - El escándalo del "mensalao" (mensualidades), que implicaba lavado de dinero del estado para pagar sobornos a legisladores en Brasil tocó varias de las fibras importantes del gobierno de Lula Da Silva, aunque no llegó a afectar al presidente. Varios de los allegados más importantes del mandatario se encuentran procesados, incluso se llegó a especular con la intervención de uno de los hermanos de Lula.
Así, ayer, en la quinta audiencia, el STF incluyó en la lista de reos al ex secretario general del Partido de los Trabajadores (PT, de Lula), Silvio Pereira. Asimismo, el publicista de la campaña de Lula en 2002, Duda Mendonça, y su socia, Zilmar Fernandes, serán encausados por lavado de dinero.
Anteayer el Tribunal dictó que se inicie un juicio penal contra José Dirceu, el ex hombre fuerte del gobierno. Según el procurador general, Antonio Fernando Souza, Dirceu, que entre 2003 y 2005 fue ministro jefe del Gabinete Civil de la Presidencia, encabezaba la organización criminal que, en dos años, pagó más de U$S 20 millones a políticos de agrupaciones aliadas.
También irán a juicio penal el ex presidente y el ex tesorero del PT, José Genoíno y Delubio Soares, respectivamente. Con Dirceu, suman tres los ex ministros de Lula implicados en la red ilegal. En la lista están incluidos el ex titular de la Cámara Baja, Joao Paulo Cunha (PT), y ex dirigentes de cuatro partidos políticos de centro y de derecha nucleados en la coalición progubernamental en el Congreso. En total suman 40 los políticos, dirigentes y empresarios involucrados en el caso.
Otro que irá a juicio es el ex líder del Partido Laborista Brasileño (PTB), Roberto Jefferson, el legislador arrepentido que delató el esquema de corrupción en mayo de 2005. Jefferson y dos dirigentes del PTB recibieron U$S 10 millones y afrontarán juicio por cohecho y lavado de dinero.
Toda la situación en Brasil recuerda a lo sucedido en el Senado argentino durante la presidencia de Fernando De la Rúa. El escándalo generado en nuestro país también tiene sus procesados, aunque De la Rúa nunca fue implicado del todo.
Por el pago de coimas para la votación de la polémica Ley de Reforma Laboral, aprobada en el 2002, la Cámara Federal porteña decidió convalidar la semana pasada el pedido de elevación a juicio de la causa, sin tener en cuenta los pedidos de nulidad que hacía la defensa, buscando la prescripción del delito.
Los "nuevos" procesados son el ex secretario de inteligencia Fernando de Santibañes, el ex presidente provisional del Senado José Genoud, el ex ministro de Trabajo, Alberto Flamarique, y los ex senadores Augusto Alasino, Alberto Tell y Remo Costanzo. En tanto, ya se encuentran procesados el arrepentido del caso y ex secretario parlamentario del Senado, Mario Pontaquarto, y los ex senadores justicialistas Emilio Cantarero y Ricardo Branda.
Sin embargo, y a pesar de tener procesados a dos de sus funcionarios más importantes y al arrepentido, Fernando De la Rúa está muy lejos de dar explicaciones, al igual que Lula da Silva, que hoy por hoy sufre el escándalo, pero no parece que fuera a ser afectado directamente.

 
 

comentá

print mail A+ A-

Envia tu comentario!

IMPORTANTE: Este es un espacio de participación de usuarios.

Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los usuarios y no reflejan la opinión de Urgente24. Para garantizar el funcionamiento apropiado de los foros, que impida la usurpación de la identidad de los usuarios, le pedimos que complete estos datos.

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusion de comentarios no apropiados o insultos. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento