PEOR QUE EL TABACO Y EL ALCOHOL

Adictos

Nuevos estudios muestran que es más difícil resistirse a la tentación de acceder a sitios como Facebook y Twitter que decir no al alcohol y al cigarrillo. Crece la preocupación por la adicción digital, un enfermedad reciente pero en veloz expansión y que afecta en especial a niños y adolescentes.

comentá

print mail A+ A-
Adictos a las redes sociales, una enfermedad global.
La petición más incisiva vino de un equipo formado por 4 psiquiatras de la Universidad de Atenas, Grecia, que publicó un artículo en la revista "La Psiquiatría Europea" con una descripción escalofriante de la rutina de una paciente de 24 años totalmente adicta. 
 
Llevada a la clínica por sus padres, pasaba 5 horas al día en Facebook, había perdido a sus amigos reales, el empleo, la vida social y poco a poco fue perdiendo su salud, porque ya no había dormido ni comía bien. 
 
"La paciente había utilizado Internet durante 7 años y nunca había tenido problemas", dice el artículo. "Las redes sociales fueron el detonante para el trastorno del impulso". 
 
Teniendo en cuenta la escala potencialmente planetaria de este nuevo candidato a la enfermedad -Facebook tiene 901 millones de usuarios en todo el mundo, con 46,3 millones en Brasil, el segundo país más grande de participación del planeta Tierra- la elección es más que razonable.
 
El paulista Lucas Monea, 21 años, estudiante de Educación Física y pasante en un gimnasio, aún no está perdiendo la salud. Pero ha perdido el sueño muchas veces, por las redes sociales. 
 
"Escucho el teclado de madrugada, le ordeno que lo apague, pero él sigue ahí", dice la madre del universitario, Cristina Ribeiro. 
 
Además de la computadora, Monea accede a Facebook por un smartphone prepago comprado en agosto de 2011. Atento a las promociones del proveedor, se empeña en tener conección ininterrumpida a Internet móvil por el precio más bajo posible, y lo logra siempre. 
 
"Yo hablo con amigos, vendo suplementos dietéticos, hago de todo", dice. "Desde el momento en que me despierto hasta que me voy a dormir, no lo desconecto." 
 
No es sólo él. Un estudio realizado por la Online Schools en febrero, llamado "Cegados por Facebook", puso de manifiesto que la mitad de los usuarios de redes sociales de entre 18 y 34 hace su primer acceso del día ni bien se termina de despertar, y 28% lo hace cuando aún está en la cama.
 
Comprender las razones de esta compulsión en aumento es un desafío. 
 
¿Por qué utilizamos tanto, y a veces incluso preferimos estos canales para comunicarnos? 
 
Carlos Florêncio, coach y consultor en desarrollo personal desde hace 20 años, con más de 60.000 ateciones en el currículum, tiene una teoría: "En las redes sociales tenemos control absoluto sobre lo que somos", dice. 
 
Allí la vida es editada de forma que sólo están los mejores momentos, las fotos más bellas y los detalles más interesantes de la vida cotidiana están expuestos. Incluso los defectos, cuando se comparten, se eligen cuidadosamente.
 
"Es una realidad paralela en la que todos presentan lo que consideran sus versiones ideales", afirma Florencio. 
 
Y eso tiene un costo enorme. Son pocas las personas que realmente pueden vivir el ideal que proyectan, lo cual genera una gran frustración. Es más: privilegiar las relaciones mediadas por Internet pone en peligro nuestras habilidades sociales en el mundo real. 
 
"Desaprendemos a mirar a los ojos, interpretar las señales del cuerpo y dar la debida atención a quien está ahí delante de nosotros", dice Dora, de IPq-HCUSP. 

comentá

print mail A+ A-

Envia tu comentario!

IMPORTANTE: Este es un espacio de participación de usuarios.

Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los usuarios y no reflejan la opinión de Urgente24. Para garantizar el funcionamiento apropiado de los foros, que impida la usurpación de la identidad de los usuarios, le pedimos que complete estos datos.

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusion de comentarios no apropiados o insultos. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento