¿INIMPUTABLES POR PODEROSOS?

Esperando al sheriff Obama

A pesar de la popularidad de la que goza el presidente estadounidense por su retórica poco “Wall Street friendly”, este no ha sido capaz de poner a un alto ejecutivo de las finanzas tras las rejas. ¿Son los bancos demasiado grandes para la cárcel o la culpa la tiene la puerta giratoria de Washington? Nos lo cuentan Peter J. Boyer y Peter Scweizer nos lo cuentan.

comentá

print mail A+ A-
Obama prometió que Wall St, rendiría cuentas, no cumplió, y ahora los necesita.

VALOR AGREGADO

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). A pesar de la popularidad de la que goza el presidente estadounidense por su retórica poco “Wall Street friendly”, este no ha sido capaz de poner a un alto ejecutivo de las finanzas tras las rejas ¿Son los bancos demasiado grandes para la cárcel o la culpa la tiene la puerta giratoria de Washington? Nos lo cuentan Peter J. Boyer y Peter Scweizer de Newsweek tras haber investigado, entre otros eventos, la cumbre en la Casa Blanca de Barack Obama con los titanes de las finanzas, en la que el mandatario advirtió que sólo él estaba "entre ustedes y la horca"
 
¿Por qué, a pesar de la indignación generalizada, los procesamientos por fraude financiero dl Departamento de Justicia se encuentran en mínimos de 20 anos?
 
Y también están sobre el tapete los lucrativos lazos entre el Fiscal General Eric Holder con un bufete de abogados de primer nivel cuya cartera de clientes incluye a algunos de los peores delincuentes de las finanzas.
 
Y finalmente como Obama ningunea el grupo de trabajo (“task force") para la investigación de los prestamistas hipotecarios por los subprime, algo que anunció en el Estado de la Unión de este año pero que cuenta con menos personal del necesario y aún no ha producido ningún progreso apreciable
 
Contábamos en nota por separado que la relación de Obama con Wall Street ya no es lo que era (ver nota relacionada).
 
Con la reanudación de los manifestaciones sociales y populares listos para darle el combate en las calles con su movimiento Occupy y con el multimillonario Mitt Romney probándose el traje de candidato republicano, el presidente Obama ha comenzado a darle forma a su campaña en términos de una cruzada por el 99% contra -como rezaba un anuncio de Obama- "un tipo que tenía una cuenta bancaria en Suiza". Mostrar a Romney como un plutócrata será bastante fácil. Pero la afirmación del presidente mostrándose como  vengador populista puede resultar un tanto complicado, dada su propia y muy complicada -incluso conflictiva- relación con las grandes finanzas.
 
Obama llegó al poder prometiendo poner fin a los negocios de siempre, y, en el período gris que dejó la crisis del 2009, en ninguna parte la justicia parece más deudora que en el sector financiero. El público se mostraba estremecido y razonablemente enojado, mientras Wall Street parecía ajeno a su propia culpabilidad, defensora del pago de bonuses extravagantes, incluso mientras se aceptaba el rescate de los contribuyentes. Obama canalizó su ira, y empleó su retórica, culpando de la caída económica en todo el mundo a "la irresponsable especulación de los banqueros". Dos meses después de iniciada su presidencia, Obama convocó a los titanes de las finanzas a la Casa Blanca, donde él les dijo: "Mi gobierno es la única cosa entre ustedes y la horca".

comentá

print mail A+ A-

Envia tu comentario!

IMPORTANTE: Este es un espacio de participación de usuarios.

Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los usuarios y no reflejan la opinión de Urgente24. Para garantizar el funcionamiento apropiado de los foros, que impida la usurpación de la identidad de los usuarios, le pedimos que complete estos datos.

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusion de comentarios no apropiados o insultos. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento