UN PRESIDENTE POST MUBARAK

Sábado y domingo electoral en Egipto

Bajo la estricta vigilancia del Ejército, los egipcios durante el fin de semana un nuevo Presidente, entre el islamista Mohamed Mursi y el ex militar Ahmed Shafiq, en una 2da. vuelta marcada por la decisión del jueves 14/06 del Tribunal Constitucional egipcio de disolver el Parlamento, 1ra. institución democráticamente elegida tras la revuelta que puso fin al régimen del presidente Hosni Mubarak.

comentá

print mail A+ A-
Mohammed Morsi (izq), y Ahmed Shafiq (der.).

 

 
  
 
Durante el fin de semana, Egipto elige a un nuevo Presidente, que asumirá el cargo sin un contrapeso efectivo en el Poder Legislativo, que fue disuelto, y con un Ejército reforzado en su papel de garante del orden y elemento contrarrevolucionario.
 
El candidato más votado en la 1ra. vuelta, celebrada los días 23 y 24 de mayo, fue Mohamed Mursi, candidato de los Hermanos Musulmanes, que consiguió más de 5,7 millones de votos (24.78%), mientras que Ahmed Shafiq obtuvo 5,5 millones de votos (23,66%).
 
Mursi cuenta con el crédito de su historial de lucha contra el régimen de Mubarak durante sus años como diputado y como activista de los Hermanos Musulmanes, grupo ilegal pero tolerado durante esa época. En su haber figura que en ningún momento se postuló él mismo para la presidencia, pero, por ese mismo motivo, si es elegido presidente, la máxima autoridad del Estado estaría bajo control de un grupo político, lo que le restaría credibilidad.
 
Sin embargo, la opción de Mursi sigue siendo la única auténticamente revolucionaria, dado el pasado de Shafiq en varios cargos de responsabilidad bajo la presidencia de Mubarak. De hecho, Shafiq fue el último 1er. ministro de Mubarak y, por tanto, tiene una responsabilidad directa en la violenta represión de las protestas que culminaron con el derrocamiento del mandatario.
 
Desde el punto de vista político, los Hermanos Musulmanes han elaborado un profundo y prolijo programa denominado 'Proyecto Renacimiento' que promete convertir a Egipto en un país desarrollado. También desde el punto de vista político, Mursi aboga por una mayor influencia de la religión musulmana e incluso ha llegado a defender la ablación genital femenina de niñas como una "elección" de sus familias.
 
Por último, los defensores de Mursi alegan que su elección permitiría la generación de un contrapoder al Ejército, auténtico sustento de las décadas de gobierno de Mubarak. De hecho, los islamistas defienden un sistema semipresidencialista o parlamentario.
 
En cambio, Shafiq encarna al régimen de Mubarak y cuenta por ello con todo el aparato de poder construido pacientemente durante lustros. Tiene el rango de teniente general, fue ministro de Aviación Civil y último primer ministro de Mubarak.
 
Su propuesta es la del orden y la seguridad e incluso ha respondido claramente que volvería a responder con mano dura a las protestas si se vuelven a producir. Más de 800 personas murieron durante la conocida como Revolución del 25 de Enero, muchas de ellas cuando Shafiq ya era primer ministro.
 
Sin embargo, los defensores de Shafiq argumentan que supone la opción más progresista y laica y sostienen que traería de vuelta el crecimiento y la estabilidad de la época de Mubarak, mientras que los aspectos negativos quedarían relegados.
 
Incluso los revolucionarios consideran que Shafiq es una mejor opción estratégica que Mursi, ya que creen que sería más fácil movilizarse de nuevo contra él, propiciaría una unión de las fuerzas revolucionarias que Mursi no ha logrado ni siquiera para estas elecciones y forzaría a los Hermanos Musulmanes y a los salafistas a moderar su discurso.
 
Pero una 3ra. opción parece estar ganando peso en los últimos días: la de la abstención o el voto nulo. No faltan las voces que denuncian que la votación estuvo amañada incluso en primera vuelta a favor de Shafiq, por lo que no sería extraño un nuevo 'pucherazo'.
 
Entre ellos destacan los grupos más radicales de la revolución, que abogan por la creación de un Consejo Presidencial Civil formado por los candidatos descartados en la primera vuelta. Su propuesta pasa por deslegitimar al candidato que venza en los comicios de este fin de semana alegando que no representa a la revolución.
 
 

comentá

print mail A+ A-

Envia tu comentario!

IMPORTANTE: Este es un espacio de participación de usuarios.

Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los usuarios y no reflejan la opinión de Urgente24. Para garantizar el funcionamiento apropiado de los foros, que impida la usurpación de la identidad de los usuarios, le pedimos que complete estos datos.

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusion de comentarios no apropiados o insultos. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento