REORDENANDO LA VIDA

Recoba feliz... y con oferta de China

El tiempo puso las cosas en su lugar para Álvaro Recoba, luego de tantos problemas en su vida deportiva profesional. Campeón con Nacional y oferta de China.

comentá

print mail A+ A-
Álvaro Recoba y familia, festejando (Foto El Observador).

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Álvaro Alexánder Recoba Rivero nació en Curva de Maroñas, Montevideo, y siempre fue un jugador ofensivo. Aún desde el inicio en Danubio Fútbol Club, en cuya 1ra. División debutó en 1993, despertando el interés de Nacional y Peñarol.
 
Porque su representante Paco Casal era amigo de José Pedro Damiani, presidente de Peñarol, todos lo imaginaron 'carbonero', pero ocurrió lo imprevisto y terminó en Nacional, donde jugó entre los años 1996 y 1997 marcando 30 goles.
 
En julio de 1997, Francisco Casal lo transfirió al Inter de Milán, sin el consentimiento de la Comisión Directiva del Club Nacional. 
 
Recoba pasó, a préstamo, por el Venezia, y luego fue al Inter, donde su vida resultó muy ajetreada. Prometió mucho y cumplió poco. Igual que el brasileño Adriano.
 
De todos modos, por su talento, tuvo una larga trayectoria: 10 años, hasta que en 2007, Inter lo cedió a préstamo al Torino de Italia y en 2008 lo vendió al Panionios NFC de Grecia, firmando contrato por 2 años. 
 
En diciembre de 2009 rescindió su contrato y regresó a Uruguay, a jugar al Danubio.
 
Pero en julio de 2011, fichó por Nacional: Recoba estaba recuperando su historia, probablemente reescribiéndola.
 
Recoba llegó a Nacional “para ser campeón”, segun lo expresó el futbolista apenas se confirmó su arribo a los tricolores. 
 
En ese momento había muchas dudas sobre el aporte que podía darle al equipo que estaba formando Marcelo Gallardo, debido a su edad y a las lesiones.
 
Sin embargo, el correr del torneo Apertura lo mostraron decisivo, con goles importantes y un nivel superior al esperado.
 
Fue protagonista del triunfo en el Apertura 2011.
 
Y acaba de darle el gol de la victoria a Nacional para el bicampeonato.
 
 
Cómo tardó el tiempo para poner las cosas en su lugar…
 
Cuánto sufrimiento... Partir luego de obtener la mitad de un torneo y enterarse a la distancia que no se pudo.
 
Volver para defender a la selección y cargar siempre con la cruz de la desgracia. Cada tiro de esquina, cada tiro libre, cada frustración se las llevó como ingrato recuerdo de un público que no le perdonaba una.
 
Aquella clasificación al Mundial obtenida desde su mágica calidad. Hay hechos que parecen quedar de lado, pero héroe es el que hace la jugada y mete la pelota ahí para que otro la empuje. Pero son detalles de un juego muy particular que cada uno lo interpreta como quiere.
 
Los mil y un rumores en Japón y Corea. Que no se hablaban, que no la pasó cuando debió. Otra vez los años de oscuridad. 
 
La aparición de un pasaporte falso en Italia. La sanción que lo marginó de la actividad. El nuevo ciclo en la selección de Tabárez, la renuncia y volver a empezar. Desde lejos.
 
El regreso. La vuelta al primer amor dejando desairados a los grandes. Otra vez en casa. Danubio. Pero no hubo forma de sonreír. El club en proceso de recambio, lesiones e inestabilidad hicieron que la historia no terminara bien.
 
Y Nacional significaba la última puerta para un talento castigado, siempre puesto en duda, pocas veces ponderado.
 
 

comentá

print mail A+ A-

Envia tu comentario!

IMPORTANTE: Este es un espacio de participación de usuarios.

Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los usuarios y no reflejan la opinión de Urgente24. Para garantizar el funcionamiento apropiado de los foros, que impida la usurpación de la identidad de los usuarios, le pedimos que complete estos datos.

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusion de comentarios no apropiados o insultos. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento