ANTIDEPRESIVO

El regreso del LSD

Droga símbolo de los años '60, el ácido lisérgico está de vuelta en las investigaciones académicas, con resultados prometedores para la cura de problemas como la depresión, explicó una buena nota del semanario paulista IstoÉ:

comentá

print mail A+ A-
LSD, un alucinógeno sintético.

 

Autorizado para el uso médico en los años 1950 y 1960, el LSD influenció formadores de opinión, de cultura y de ciencia:
 
Cary Grant, actor en Atrapar al Ladrón se ofreció de ratón de Indias para pruebas: “Me di cuenta quién era yo detrás de todos los disfraces, hipocresías y vanidades”.
 
John Lennon, cantante que homenajeó a Timothy Leary y al LSD en canciones como  “Come together" y "Day tripper”. Hizo también “Lucy in the sky with diamonds”, himno (intencional o no) del ácido.
 
Francis Crick, científico: la idea del que el ADN era un estructura dobre hélice, propuesta en 1953 y que le valió el Nobel en 1962, surgió en una alucinación de LSD.
 
Aldous Huxley, escritor: Sus libros Las puertas de la Percepción y Cielo e Infierno, describen sus experiencias con alucinógenos. Su última voluntad fue una dosis de LSD. 
 
 
 
California, Estados Unidos, 1971. Un preso de la cárcel de San Luis Obispo sube a la azotea y colgando de los cables telefónicos, atraviesa el patio y saltar la pared. Fuera, un auto lo estaba esperando. Días más tarde llegó a Argelia, bajo el cuidado de las Panteras Negras, grupo revolucionario. El fugitivo era Timothy Leary, un doctor en Psicología de la Universidad de Berkeley y profesor de la Universidad de Harvard. O en las palabras del entonces presidente de USA, Richard Nixon, "el hombre más peligroso de Estados Unidos."
 
Leary fue el principal defensor de los usos medicinales y recreativa del alucinógeno LSD en la década de 1960. Cuando la droga fue prohibida por el gobierno de USA, en 1970, incluso para la investigación científica, Leary decidió seguir su campaña como un proscripto. La imagen de Leary se mezcló con la del ácido: socialmente aceptado en los años 1950 y 1960, maldito en la década de 1970, y en la actualidad en proceso de redención. Hay alrededor de 20 estudios en curso en el mundo sobre LSD, un resurgimiento del uso terapéutico de la droga.
 
Leary se contactó con el LSD como investigador en la Universidad de Harvard en 1960. Se unió a los esfuerzos para explorar el potencial del LSD-25 (25ª variación descubierta del Lysergsäurediethylamid  de variación, que en alemán significa "dietilamida del ácido lisérgico"), una droga sintetizada por el científico suizo Albert Hoffman en 1938. En 1943, Hoffman ingirió algunos cristales de la sustancia y descubrió sus propiedades alucinógenas. "Me maree", dijo. "Con los ojos cerrados, vi un torrente de colores, como un caleidoscopio". Dueño de la patente de la sustancia, el laboratorio suizo Sandoz distribuyó la droga a los investigadores, como Leary, en busca de utilidades que motivaron su comercio. 
 
No había nada subversivo en ello. A finales de 1960, más de 700 investigaciones en todo el mundo evaluaron el uso de alucinógenos como el LSD en terapias para la esquizofrenia y la depresión, además del aumento de la creatividad. Sólo el Servicio Secreto de Inteligencia de USA (CIA) llevó a cabo más de 400 proyectos con drogas, sobre todo el LSD, en un costo estimado de US$ 25 millones, según un artículo de 1977 de la revista Psichology Today.
 
En forma de cápsulas y ampollas, llamado Delysid, el ácido llegó a las farmacias. Como hoy en día con fármacos como el Rivotril, el requisito de prescripción era una mera formalidad. Los psicólogos y los pacientes estaban ansiosos por probar la droga de abrir las "puertas de la percepción" - un término asociado con el efecto de los alucinógenos bautizado en un libro del escritor Aldous Huxley, y que inspiró el nombre de la banda The Doors. Los actores Jack Nicholson y Cary Grant se ofrecieron como voluntarios para la investigación. Grant dijo que él se convirtió en una persona nueva gracias al LSD."Me di cuenta quien estaba detrás de todos los disfraces, las hipocresías y vanidades. Me deshice de ellos, capa por capa."
 
De acuerdo con la revista estadounidense Vanity Fair , alrededor de 40.000 personas en todo el mundo probaron el LSD entre 1950 y 1965.
 
Leary se convirtió en un apóstol del LSD después de un viaje a México en 1960. "Fue la experiencia religiosa más profunda de mi vida", dijo. "Vi el potencial de los fármacos en la curación de las personas y de la sociedad."
 
Para la Universidad, él investigó la droga en los internos de una colonia penal y en un grupo de seminaristas. Los estudios de Leary fueron interrumpidos en 1963, cuando la junta directiva de la Universidad de Harvard encontró que los estudiantes consumieron el stock de medicamentos destinados a la investigación. Leary fue expulsado. Fuera de la academia, comenzó a defender  abiertamente el uso recreativo de la droga, circulando entre las celebridades de la contracultura, como escritores Aldous Huxley, Jack Kerouac y Allen Ginsberg.
 
La predicación de Leary influenció a The Beatles, que deben algunas de las canciones al LSD. "'Day Tripper' es una de ellos", dijo Paul McCartney, en 2004. "'Lucy in the sky es otra, obviamente". Autor de "Lucy in the sky with diamonds" ("Lucy en el cielo con diamantes"), John Lennon, en vida, negó que el título de la canción fuera una referencia a las iniciales de LSD. "Lucy era una amiga de mi hijo Julian", dijo. 

comentá

print mail A+ A-

Envia tu comentario!

IMPORTANTE: Este es un espacio de participación de usuarios.

Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los usuarios y no reflejan la opinión de Urgente24. Para garantizar el funcionamiento apropiado de los foros, que impida la usurpación de la identidad de los usuarios, le pedimos que complete estos datos.

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusion de comentarios no apropiados o insultos. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento