CIENCIA FICCIÓN

Nanofibras: Tecnología que se autoreplica y cicatriza heridas

Los avances en nanotecnología parecen estar superando cualquier relato de ficción. Al reciente descubrimiento de científicos franceses de una fibra que se "autoreplica", se suma otra inventada por científicos rusos que tiene la capacidad de cerrar heridas en la piel.

comentá

print mail A+ A-

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - Los científicos rusos han desarrollado una sustancia universal denominada ´nanomembrana´, que cicatriza las heridas graves y quemaduras de diferentes grados sin causar sensaciones dolorosas y después se deshace fácilmente sin dejar marcas. Pero esta nueva materia tiene aún más ventajas. 
 
Los investigadores de la Universidad Estatal de Sarátov (Rusia) junto con  los especialistas de la empresa Rusmarko han logrado obtener una nanofibra especial tras tratar los hilos de biopolímero quitosano con un campo eléctrico. En resultado produjo una forma de quitosano que permite utilizar sus cualidades naturales al máximo.  
 
Los hilos, que son 200 veces más finos que el cabello humano, pueden ser empleados en diferentes ámbitos. Se pueden hacer vendajes que reducirán el plazo de cicatrización de las heridas más graves, dado que la célula expuesta a la ´nanomembrana´ se aclimata y empieza a crecer. Además la biomateria se deshace fácilmente, sin causar sensaciones dolorosas al paciente.
 
A partir de este elemento, que goza de casi un 100% de protección antimicrobiana, se puede producir ropa especial para los médicos. Además la nanofibra puesta en los filtros de cigarrillos reduce unas 28 veces el contenido de las sustancias dañinas en el humo de tabaco, mientras que los aparatos respiratorios dotados con ella funcionan unos 15 minutos más que los ordinarios. 
 
La ´nanomembrana´, que empezará a ser producida en el parque tecnológico de Moscú (Strogino),  ya ha sido considerada como un verdadero descubrimiento revolucionario en el campo de medicina y las tecnologías modernas.
 
Los avances en nanotecnología son algo reamente sorprendente.
 
En abril pasado, dos equipos de investigadores franceses lograron crear nano-fibras orgánicas con múltiples usos en el campo de la microelectrónica capaces de construirse por sí mismas, lo que permite reducir los costos para su producción, según anunció el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS).
 
El experimento, realizado por expertos del CNRS y de la Universidad de Estrasburgo, muestra que las fibras, de pocos nanómetros de espesor, se reproducen simplemente aplicándoles un flash luminoso, proceso mucho más sencillo y barato que el empleado para fabricar otros materiales con usos en el campo de la microelectrónica, como los nanotubos de carbono.
 
Uno de los autores del estudio asegura que estos nuevos filamentos son mejores conductores, más ligeros y flexibles
"La ventaja de estos nuevos filamentos es que aúnan lo bueno de los dos materiales conductores de electricidad (los polímeros orgánicos plásticos y los metales): son ligeros y flexibles como los primeros, y conducen la electricidad casi como los segundos", explicó a Efe uno de los autores del estudio, Nicolas Giuseppone.
 
El equipo del CNRS que dirige Giuseppone ya había logrado obtener en 2010 este tipo de nano-fibras al modificar químicamente moléculas de síntesis, las llamadas triaryl-aminas, utilizadas desde hace décadas para producir un tipo de fotocopias.
 
Pero las propiedades conductoras de los nuevos filamentos no se habían evidenciado hasta ahora.
 
El estudio ha revelado que las fibras se construían "por sí solas"
Junto a Bernad Doudin y a su grupo de investigadores de la Universidad de Estrasburgo, pusieron las nuevas moléculas en contacto con un microcircuito electrónico compuesto por electrodos de oro y aplicaron un campo eléctrico entre ellas.
 
El experimento reveló, por un lado, que las fibras se construían "por sí solas en el lugar correcto" entre los electrodos, lo que permitía ahorrarse la manipulación de los componentes, algo "muy complicado a tan pequeña escala", según Giuseppone.
 
Además, mostró que los filamentos eran capaces de transmitir densidades de corriente "extraordinarias", muy similares a las del cobre, algo "extremadamente importante y raro", indicó el científico, dada la mala conductividad general de los componentes orgánicos.
 
Ahora, los investigadores buscan comprador para este nuevo material, que podría integrarse a escala industrial en aparatos electrónicos como pantallas flexibles, células solares, transistores y nano-circuitos impresos, entre otros, con un coste y un peso inferior a los habituales.
 
 

comentá

print mail A+ A-

Envia tu comentario!

IMPORTANTE: Este es un espacio de participación de usuarios.

Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los usuarios y no reflejan la opinión de Urgente24. Para garantizar el funcionamiento apropiado de los foros, que impida la usurpación de la identidad de los usuarios, le pedimos que complete estos datos.

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusion de comentarios no apropiados o insultos. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento