UNA PERDIÓ EL BEBÉ

En 48 horas, 2 embarazadas baleadas

El pasado fin de semana dos mujeres embarazadas fueron víctimas de la delincuencia. Una de ellas, que cursaba el 5to. mes de embarazo, fue baleada en un pulmón, perdió a su bebé y se encuentra internada en "estado crítico". Los hechos ocurrieron en Castelar Sur, partido de Morón, y en Ciudad Evita, partido de La Matanza.

comentá

print mail A+ A-
Dos embarazadas fueron baleadas por delincuentes el fin de semana.

VALOR AGREGADO

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Una joven embarazada fue herida de un balazo en una pierna durante un intento de asalto registrado en las últimas horas en la localidad bonaerense de Castelar Sur, partido de Morón. La víctima, identificada a DyN por la policía como Geraldine Benítez, de 27 años, fue trasladada al Hospital de Morón, donde se informó que ella y su bebé no corrían peligro.
 
El primer informe oficial dio cuenta que la joven fue atacada a balazos por dos delincuentes que intentaron robarle el auto cerca de su casa.
 
Un jefe policial indicó a dicha agencia que el hecho se produjo anoche, alrededor de las 23, cuando la víctima bajó de su coche frente a su vivienda de la calle Casacuberta 1627, en la zona oeste del conurbano, y fue sorprendida por dos ladrones que intentaron ingresar a la vivienda por la fuerza.
 
Ante la resistencia puesta por la mujer, uno de los delincuentes le efectuó un disparo y luego ambos escaparon en un auto Chevrolet Corsa, color gris, que los esperaba a pocos metros con otro cómplice al volante, destacó el informante.
 
Este episodio se suma al registrado el viernes pasado en Ciudad Evita, partido de La Matanza, cuando María Guarachi fue baleada en un pulmón cuando iba en su pareja en un Audi A4, lo que le causó la pérdida del embarazo de 22 meses de gestación y la mantenía internada en grave estado en el Hospital Paroissien.
 
La mujer de 34 años que fue baleada durante un presunto asalto mientras cursaba el quinto mes de embarazo, en un hecho ocurrido en la localidad bonaerense de Ciudad Evita, perdió el bebé que esperaba y permanece internada en "estado crítico".
 
Así lo señaló esta mañana el director del Hospital Diego Paroissien de Isidro Casanova, el médico Alejandro Royo, quien indicó que en las próximas horas la mujer será sometida a una cesárea para extraerle el feto fallecido.
 
El profesional dijo que "la paciente cursa con feto muerto" y permanece internada en la unidad de cuidados críticos, con asistencia respiratoria por una "lesión en ambos pulmones y columna dorsal por la trayectoria del proyectil".
 
"La paciente está en estado muy crítico y con riesgo de vida", explicó Royo, quien confirmó que Guarachi ingresó al hospital en la madrugada del sábado con un embarazo de 22 semanas y perdió el feto "producto del shock".
 
El parte médico del hospital provincial agrega que "se le practicaron múltiples maniobras de salvataje y una cirugía de urgencia en el tórax".
 
"La paciente está internada en la Unidad de Cuidados Críticos con asistencia respiratoria mecánica e inestabilidad persistente", concluye el parte al que tuvo acceso Infobae.com.
 
María Guarachi había recibido uno de los nueve disparos realizados por delincuentes contra el auto, un Audi A4  en el que llegaba a su casa junto a su esposo, en el barrio Democracia, de Ciudad Evita.
 
Los investigadores de la DDI de La Matanza intentan precisar los móviles del hecho. Una de las principales hipótesis que barajan es que la pareja se habría resistido a un robo en su modalidad "entradera", aunque no descartan otras teorías.

comentá

print mail A+ A-

Envia tu comentario!

IMPORTANTE: Este es un espacio de participación de usuarios.

Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los usuarios y no reflejan la opinión de Urgente24. Para garantizar el funcionamiento apropiado de los foros, que impida la usurpación de la identidad de los usuarios, le pedimos que complete estos datos.

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusion de comentarios no apropiados o insultos. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento