SINOPEC, LA ESPERANZA BRASILERA

Petrobras busca socios extranjeros porque le falta dinero

En la Argentina se dice que YPF tendrá como espejo a Petrobras pero en Brasil se debate cómo lograr que la petrolera estatal consiga recursos para su plan de inversiones. Entonces, el Planalto (sede del Ejecutivo) considera que la participación extranjera es crucial.

comentá

print mail A+ A-
Sinopec, la petrolera china en quien confía Petrobras.

 

RIO DE JANEIRO (O Globo). Preocupado por el retraso en el calendario de las obras de las refinerías de Petrobras, que forman parte del Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC, un plan de infraestructura que financia el Estado federal), el gobierno de Dilma Rousseff le concedió 'luz verde' a Petrobras para que la empresa acelere la negociación de sociedades con empresas extranjeras. 
 
Es una alternativa que se venía intentando evitar, con el argumento de que sin socios extranjeros se preservaría la autonomía de Brasil en el procesamiento del petróleo extraído de la plataforma submarina pre-sal. Sin embargo, ahora, la sociedad con extranjeros es una salida para mantener los plazos de realización y funcionamiento de esos emprendimientos, después de la decisión de Petrobras de reducir el ritmo de las inversiones en refinación en su Plan de Negocios 2012/2016.
 
Entre las empresas extranjeras interesadas se encuentra la gigantesca Sinopec (China Petrochemical Corporation Group), que actualmente opera en Brasil en consorcios para la explotación de yacimientos de petróleo. Otras multinacionales del área de refino han expresado su interés en asociarse con Petrobras, pero las sociedades no prosperaron. La excepción es la venezolana PDVSA, que participa en la construcción de la refinería Abreu e Lima.
 
Petrobras no confirma las negociaciones, pero, según fuentes gubernamentales, la elección del capital extranjero es resultado de la conclusión a que llegaron sus directivos, de que postergar plazos para la refinación significa aumentar peligrosamente la dependencia del país de combustibles derivados del petróleo importado. 
 
Para las autoridades del área, sin las 4 refinerías previstas en el PAC -Comperj, Abreu e Lima, Premium I y Premium II- esa dependencia crecería tanto que en el año 2020 podría poner en peligro la autonomía y el crecimiento de Brasil. Las importaciones de petróleo se dispararon en los últimos meses debido al aumento del consumo. En abril, por ejemplo, el país alcanzó el volumen de importación de diesel previsto para diciembre.
 
De acuerdo con la propia Petrobras, si no se construyen las 4 nuevas unidades de refinación de PAC, la empresa se vería obligada a importar en el año 2020, el 40% de los derivados de petróleo que se consumen en Brasil. En el caso del combustible diesel, sin las nuevas refinerías sería necesario importar, también en 2020, alrededor de 1 millón de barriles por día, en comparación con la importación actual de alrededor de 160.000 bpd, según un comunicado publicado el 28/06 por la empresa en su blog corporativo.
 
China dice que tener bajo costo y tecnología
 
El consumo de productos derivados del petróleo en Brasil ha crecido a un ritmo que sorprende a la propia empresa. En marzo, la estimación de Petrobras era que, a finales de 2012, las importaciones de combustibles llegarían a 80.000 barriles por día, lo que significa un aumento de un tercio en comparación con el año pasado y record de importación del combustible. Pero el país ya alcanzó este nivel de compras desde el exterior al mes de abril.
 
Tras el anuncio del nuevo Plan de Negocios para el año 2016, sólo el proyecto Abreu e Lima tiene plazo para entrar en operación en noviembre de 2014. Sin embargo, esta fecha implica retraso de 3 años, y el valor final de la refinería es 8 veces mayor de lo inicialmente previsto. Por el plan de Petrobras, las refinerías Premium I y II, cuya construcción ni siquiera ha comenzado, no estarán listas antes de 2017. Para el proyecto Comperj, no hay plazo para el inicio de la operación de la primera fase.
 
Con la entrada de extranjeros en el negocio, sería posible reanudar el cronograma de culminación de las obras previsto en el PAC o incluso anticiparlo, según fuentes, con la posible aceleración de los desembolsos por parte de los socios.
 
El gobierno cree que mantener la participación mínima del 51% de la Petrobras en las refinerías, se preservaría el carácter nacional y la estrategia brasileña para el financiamiento del petróleo del pre-sal. Este es el caso de la refinería Abreu e Lima, que tiene la PDVSA como socia.
 
La sociedad con extranjeros reduciría los costos de la empresa en un sector que no es tan rentable como la exploración y producción de petróleo crudo. Eso volvería las inversiones más realistas, como defendió la semana pasada la presidente de la estatal, María das Graças Foster.
 
Charles Tang, presidente de la Cámara Brasil-China (CCIBC), afirma que China tiene capacidad para producir refinerías con tecnología de punta y a costos muy competitivos. Esto, según él, acreditaría al país a participar de los emprendimientos.
 
"Además, China tiene los recursos para financiar estas refinerías. Sería natural que una compañía como Sinopec fuera invitada a dialogar", dijo Tang.
 
 

comentá

print mail A+ A-

Envia tu comentario!

IMPORTANTE: Este es un espacio de participación de usuarios.

Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los usuarios y no reflejan la opinión de Urgente24. Para garantizar el funcionamiento apropiado de los foros, que impida la usurpación de la identidad de los usuarios, le pedimos que complete estos datos.

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusion de comentarios no apropiados o insultos. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento