Lunes 24 Noviembre 2014

Bendito Benjamín “US$ 100″ Franklin

    por EDGAR MAINHARD   El dólar estadounidense es la moneda de curso legal en United States of America, Caribe Neerlandés (Aruba y Curacao), Ecuador, El Salvador, Puerto …

primer billete US$ 100

1861: Estas notas no fueron diseñados principalmente paracircular, y se abona al comprador original del billete de un dólar. En el anverso del billeteaparece un retrato del general Winfield Scott.

segundo US$ 100

1862: Los primeros $ 100 Estados Unidos Nota se emitió. Las variaciones de esta nota que se publicó que dio lugar a una redacción ligeramente distinta (obligaciones) en el reverso,la nota se publicó de nuevo en la serie de 1863.

tercer US$ 100

1875: El reverso de la serie de 1869, Nota de Estados Unidos fue rediseñado. Además, las palabras NOTA DEL TESORO se cambió a Nota de Estados Unidos en el anverso. Esta nota se publicó de nuevo en la serie de 1878 y 1880.

cuarto US$ 100

1882: Una nueva y revisada $ 100 de Oro Certificado fue emitida. El anverso fue parcialmente el mismo que el Certificado Serie de Oro 1870; la cara frontal el diseño del retrato de Thomas H. Benton, y GOLD palabra grande, y la tinta de color dorado detrás de los números de serie se mantuvieron todos. En el reverso aparece un águila calva y el número romano para 100, C.

quinto US$ 100

1914: El primer billete de US$ 100 de la Reserva Federal se emitió con un retrato de Benjamin Franklin en las cifras del anverso y alegóricas que representan la mano de obra, la abundancia, los Estados Unidos, la paz y el comercio en el reverso.

 

 

por EDGAR MAINHARD

 

El dólar estadounidense es la moneda de curso legal en United States of America, Caribe Neerlandés (Aruba y Curacao), Ecuador, El Salvador, Puerto Rico, Panamá, Islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes Británicas, Islas Vírgenes estadounidenses, Guam, Islas Marshall, Estados Federados de Micronesia, Islas Marianas del Norte, Palaos, Samoa Americana, Timor Oriental, Territorio Británico del Océano Índico, y en el área insular de Estados Unidos. También en Zimbabwe (la dolarización fue la respuesta a la hiperinflación que conmovía a ese país africano).

En la Argentina ocurre una situación muy particular: la moneda de curso legal es el peso pero los argentinos prefieren ahorrar en dólares estadounidenses. Sin embargo, desde que hay escasez de dólares, y pese a que no interesó la fuga de divisas que existió en todos los años desde 2003, excepto 2005, la presidente Cristina Fernández de Kirchner intenta consolidar un discurso público pro-pesificación, y anti-dolarización, sin importarle que la mandataria incurre en una contradicción: la dolarización es consecuencia de la inflación que castiga al peso.

El código ISO 4217 para esta moneda es USD.

Pero la mayoría prefiere denominarlo US$.

Existen varias versiones sobre el origen del símbolo $. Una de ella afirma que la Oficina de Grabado e Impresión de USA, a causa de la abreviatura novohispana y española Ps (para pesos, piastras, o piezas de a 8), pasó gradualmente a escribir la S sobre la P, desarrollando un equivalente próximo a $.

Durante años, el dólar fue la base para los tipos de cambio y cotizaciones mundiales. Hoy día existe, al respecto, una intensa competencia con el euro, solo limitada por las dificultades que atraviesan algunos países de la llamada Eurozona.

El premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, denunció que el sistema de reservas en dólares estadounidenses es parte de la crisis, ya que provoca que gran parte del efectivo llegue a USA. Él sugirió que se creara un nuevo sistema global de reservas. Zhou Xiaochuan —gobernador del Banco Central chino— propuso una medida similar, y pidió la creación de una nueva moneda, emitida por el FMI.

Pero Stiglitz es más influyente hoy día en la Argentina que en USA… y la realidad incontrastable es que el dólar sigue siendo la moneda internacional de referencia, aun cuando los inversores ya no le tengan la misma fe que en el pasado. Algunos países exportadores de petróleo, como Irán, incluso, tienen previsto cobrar el crudo en euros, por razones económicas pero también políticas.

Sin embargo, al euro le va peor.

Además, tal como destaca José Carlos Díez, economista jefe de la española Intermoney, USA “necesita en estos momentos un dólar a la baja para salir del paso. Pero no va a dejar de ser la moneda de referencia mientras siga liderando las ganancias mundiales de competitividad”.

En la Argentina no es un concepto relevante la competitividad, ¿cómo, entonces, se puede hablar de pesificación?

Volviendo al dólar, hasta ahora pierde valor con respecto al euro, el yen y la libra esterlina, pero no con relación a las divisas de las economías emergentes, en parte por su rol como divisa de referencia. Sin embargo, para Paul Donovan, del suizo UBS, ese papel del dólar como moneda en la que se acumulan reservas “está en franco declive. Al dólar le va a suceder algo parecido a lo que le pasó a la libra hace 90 años”.

Muchos son escépticos sobre el dicho de Donovan. En la Argentina pareciera más bien una locura.

El personaje

El billete de US$ 100 es el más falsificado fuera de USA. La mayor falsificación de alta calidad, según investigaciones, se haría en Corea del Norte. Estos billetes falsos son denominados “súper billetes” y son prácticamente indetectables, incluso para los expertos.

Por eso el actual billete de US$ 100, presentado el 21/04/2010, contiene muchas herramientas de seguridad para combatir la falsificación: contiene una cinta de seguridad tridimensional con imágenes alternadas de campanas y el número de 100 que cambia cuando se inclina el ángulo de visión. Además, tiene la imagen de una campana en el frente que cambia del color cobre al verde cuando se lo inclina.

Los viejos billetes siguieron en circulación aun cuando los nuevos comenzaron a circular en febrero de 2011. Hay razones para ello: el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo que, a diferencia del pasado, cuando la mayoría de los billetes de dólares circulaban dentro de USA, actualmente casi 66% de los US$ 890.000 millones en billetes circulan fuera del país.

El rostro del billete de US$ 100 es Benjamin Franklin, político, científico e inventor estadounidense, uno de los Padres Fundadores de USA. Inventó el pararrayos, el llamado horno de Franklin o chimenea de Pensilvania, las lentes bifocales, para su propio uso; un humidificador para estufas y chimeneas; uno de los primeros catéteres urinarios flexibles, para tratar los cálculos urinarios de su hermano John; el cuentakilómetros, en su etapa de trabajo en la Oficina Postal; las aletas de nadador, estudió las corrientes oceánicas calientes de la costa Este de Norteamérica, siendo el pionero en describir la Corriente del Golfo…

Sin embargo, él estudió en el sistema escolar de la época sólo hasta los 10 años, y luego tuvo que ayudar a su padre en la fábrica de velas y jabones de su propiedad. Por supuesto que la evolución del autodidacta solo lo explica la inquietud y la perserverancia. También probó suerte en otros oficios (marino, carpintero, albañil, tornero), pero a los 12 años empezó a trabajar como aprendiz en la imprenta de su hermano, James. Por indicación de éste, escribió sus 2 únicas poesías, “La tragedia del faro” y “Canto de un marino”, cuando se apresó a Edward Teach, también conocido como “Barbanegra”.

Su padre le criticó tanto que abandonó el género. Luego, cuando tenía 15 años, su hermano fundó el New England Courant, considerado como el primer periódico independiente en las colonias británicas, donde firmaba con el pseudónimo de Silence Dogood (entrometido silencioso), de tono crítico con las autoridades de la época.

Hubo una mudanza de la Boston natal a Filadelfia, y un viaje a Inglaterra para completar y acabar su formación como impresor. Pero cuando regresó a USA trabajó como administrativo para Denham hasta que, junto a su socio Meredith, comenzó con una imprenta propia. En septiembre de 1729 compró el periódico La Gaceta de Pensilvania, que publicó hasta 1748.

En ese período publicó el Almanaque del pobre Richard y fue el encargado de la emisión de papel moneda en las colonias británicas de América. También fue elegido miembro de la Asamblea General de Filadelfia (1736), y en 1747 organizó la 1ra. milicia de voluntarios para defender Pensilvania, siendo uno de los negociadores con los indios nativos.

Más tarde participó en el proceso de independencia de USA (de hecho, influyó en la redacción de la Declaración de Independencia, de 1776), y viajó a París en busca de apoyo para continuar la campaña contra las tropas británicas (fue nombrado representante oficial estadounidense, firmó un tratado de comercio y cooperación, y alcanzó el cargo de Ministro para Francia); y a Londres, como representante encargado de abogar los intereses de Pensilvania.

En el interín adhirió a la masonería, creó el 1er. cuerpo de bomberos de Filadelfia, co-fundó la Universidad de Pensilvania y el 1er. hospital de la ciudad, fue elegido gobernador de Pensilvania, y plantó la bandera abolicionista, siendo elegido presidente de la Sociedad para Promover la Abolición de la Esclavitud.

Hay mucha información sobre la vida y los puntos de vista de Franklin porque a los 40 años comenzó a escribir su autobiografía (supuestamente para su hijo)… y murió a los 84.
Se le recuerdan expresiones tales como:

> “La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con
pequeñas cosas que ocurren todos los días.”

> “Tómate tiempo en escoger un amigo, pero sé más lento aún en cambiarlo.”

> “Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.”

> “Presta dinero a tu enemigo y lo ganarás a él; préstalo a tu amigo y lo perderás.”

2012

En la Argentina 2012, Benjamín Franklin ha devenido en un personaje muy popular: abunda la demanda pero prevalece la escasez de los billetes con su rostro.

Es interesante destacar que es el billete de mayor valor en circulación entre los ciudadanos de USA: si bien existen denominaciones de mayor valor, son de uso exclusivo entre las entidades federales y bancos y entes que controlan o manejan circulante en grandes cantidades en USA.

Es decir que el Gobierno estadounidense ha sido bastante eficiente, más allá de las críticas, en la defensa de su moneda. Por ejemplo, el billete de $ 100 en circulación en la Argentina, ha perdido notablemente su poder de compra y es mucho más nuevo que el billete de US$ 100.

La inflación, subestimada en estos tiempos argentinos, ha resultado de efectos demoledores para con el billete de $ 100. No hay soberanía con inflación. No hay calidad de vida con inflación. La atracción que genera el billete de US$ 100 es el resultado de la decepción que provoca el billete de $ 100 a causa de la inflación.

Sin duda que, para apuntalar el rol del billete de US$ 100, y sostener la dolarización en la sociedad estadounidense, fue fundamental la bancarización, que también es el resultado de cierta estabilidad en las normas, contratos y políticas.

Son conceptos que deberían estar fijos en todos los líderes sociales ya que de entre ellos surgen los gobernantes. Solamente así se lograría que algunas cuestiones no permanezcan en constante redefinición durante décadas, verdadero motivo del  atraso argentino.

US$ 100 Franklin

1928: En la serie de 1928, todas las monedas deUSA se cambió a su tamaño actual y comenzó a realizar un diseño estandarizado. Todas las variaciones del billete de $ 100 que llevan el mismo retrato de Benjamin Franklin, diseño de la frontera misma en el anverso y el reverso mismo con una viñeta del Salón de la Independencia. El billete de $ 100 se publicó una nota de la Reserva Federal con un sello verde y números de serie y, como un certificado de oro con un sello de oro y número de serie.

US$ 100 en la Gran Depresión

1933: Como una respuesta de emergencia a la Gran Depresión, el dinero adicional se inyectó en la economía estadounidense a través de la Reserva Federal deL Banco de los Billetes emitidos en la serie de 1929. Esta fue la única de tamaño pequeño billete de $ 100 que tenía un diseño de la frontera un poco diferente en el anverso. Los números de serie y el sello en ella eran de color marrón.

 

US$ 100 parecido

1950: Muchos aspectos de menor importancia en el anverso del billete de 100 dólares de la Reserva Federal se han cambiado. Lo más notable, el sello del Tesoro, el número de grises de 100, y la Reserva Federal de Seal se hicieron más pequeños, también, el sello de la Reserva Federal había picos añadido a su alrededor.

US$ 100 antifalsificación

1991: Los primeros billetes de la nueva era contra la falsificación de las medidas se introdujeron en la serie de 1990 con la impresión microscópica que rodeaban el retrato de Franklin, y una franja de seguridad metálica en el lado izquierdo de la factura.

US$ 100

1996: Se emitió nuevos billetes de US$ 100, US$ 50 y US$ 20. Estos billetes con nuevo diseño tienen elementos adicionales de seguridad, el primer cambio de diseño más importantes desde el año 1929 se llevó a cabo con la adopción de un diseño de estilo contemporáneo. El objetivo principal del nuevo diseño era para disuadir la falsificación. Las nuevas características de seguridad incluyen una marca de agua de Franklin en el lado derecho de la factura, la tinta ópticamente variable(OVI), que cambia de verde a negro cuando se ve desde diferentes ángulos, una mayor calidad y ampliada retrato de Franklin, y difíciles de reproducir bien línea de impresiónque rodeaban el retrato de Franklin y el Independence Hall. Mayores características de seguridad tales como el rojo entrelazado y fibras de seda azul, microimpresión, y un hilo de seguridad de plástico (que ahora brilla bajo una luz roja negro) se mantuvieron. El individuo de la Reserva Federal Sello fue cambiado a un sistema unificado sello de la Reserva Federal, junto con una carta de prefijo adicional que se añade al número de serie. Las anteriores emisiones siguen siendo válidas.

Urgente24 | Beapp