RIESGO Y ACEPTACIÓN

Pros y contras de una amante

Convertirse en amante de un hombre casado es siempre un asunto delicado. Sin embargo, impulsados ​​por motivos diversos -amor, pasión, carencia, sexo, comodidad-, este tipo de relación es más común de lo que se imagina y siempre se topa con los límites de la razón. A muchas mujeres no les gusta ser llamadas de amantes, porque la palabra tiene una connotación peyorativa. Prefieren el título de novia, más respetuoso y romántico.

comentá(4)

print mail A+ A-
Él pendiente de 'la otra'.

 

"Hay mujeres que se sienten cómodas en el papel de 'la otra', y disfrutan, sin culpa, de la condición. Los expertos dicen que, sin embargo, que ser amante es alternar todo el tiempo el dolor y el placer. "Las ventajas son el riesgo constante e la intensa emoción inherentes al  descubrimiento, la sensación de novedad por la escasez o la dificultad de encuentros y ausencia de rutinas, la falta de responsabilidad o compromiso con los problemas típicos de pareja o de una relación conyugal", dice la psicóloga cognitivo-conductual Mara Lúcia Madureira, introdujo un informe de la web paulista UOL.
 
Las desventajas van desde el poco (o ningún) momentos agradables en público, la imposibilidad de planificar y llevar a cabo programas juntos, como viajes largos o vacaciones, no poder contar con el ser amado en tiempos difíciles, restricciones de llamadas telefónicas y encima las dificultades de lidiar con los celos de la mujer oficial. Otro factor negativo es que la participación no siempre establece lazos emocionales entre la pareja. "como los encuentros son limitados y por lo general, cuando los dos se encuentran terminan en sexo, ese tipo de relación queda relacionada al sexo", explica la psicoterapeuta Carmen Cerqueira Cesar. 
 
Incluso con toda la evidencia de que la relación no tiene futuro, muchos amantes no desisten, de acuerdo con Carmen, por el espíritu de competencia femenino. "Algunas piensan que va a ganarle a la oficial, porque se consideran mejores y serán capaces de conquistar al sujeto. Y aquellas que quieren hacer feliz y luchar por el hombre que sufre por un" matrimonio malo y fracasado", por lo menos en palabras de él", dice .Sea cual fuere la motivación en este triángulo amoroso, la culpa nunca será de la "otra", al menos en su cabeza. "La amante tiende a colocarse como la víctima de la historia, como si ella no fuera la protagonista de su propia vida", dice la psicoterapeuta.
 
Libertad y placer por encima de todo
 
Ellas son raras, pero existen: las mujeres que prefieren salir con hombres casados ​​sólo por diversión, conscientes de su elección. Reclamos y compromiso no son parte de su vocabulario, a diferencia de sexo por placer. Este comportamiento ha existido siempre, pero ha ido ganando una mayor visibilidad, porque las mujeres son más independientes y, al igual que los hombres, asumen  lo que quieren y lo que les gusta. 
 
Para Mara Lúcia Madureira, relaciones serias requieren de mucho esfuerzo emocional y habilidades para hacer frente a problemas conyugales y familiares. "En las relaciones de amantes, la cuestión carnal es priorizada y, al menos en teoría, las exigencias psíquicas para afrontar los retos de la vida cotidiana, tales como los gastos del hogar, educación de niños y problemas profesionales, entre otros, son menores o ni siquiera se contemplan", dice . 
 
Miedo al compromiso 
 
Algunas personas sólo se sienten atraídas por hombres comprometidos o encaran una relación tras otra, con personas "no disponibles".
 
"La repetición caracteriza una forma de protección emocional a la experiencia concreta. Estas mujeres eligen pares comprometidos para no experimentar los riesgos de las relaciones reales , dijo Mara Lúcia Madureira. El supuesto de no poder administrar  un matrimonio y el temor de ser traicionada las llevan a asumir el papel contrario. 
      
La terapeuta Maria Luiza Cruvinel Cree que el involucramiento con hombres casados ​también sucede ​porque muchas mujeres también aprenden a relacionarse amor y dolor desde la infancia, es decir, en su experiencia con los adultos significativos en su vida (padres, abuelos) son despreciadas, ignoradas y exigidas a hacer siempre se hacer lo que otros esperan de ellas. "Con eso crecen con baja autoestima e inconscientemente eligen sujetos no disponibles, ya que no se sienten dignas de afecto o atención", dice.
 
Futuro incierto
 
Según las expertas, difícilmente los hombres casados que mantienen relaciones extramaritales se separan. ¿La razón? Aunque la vida sexual con la oficial está desgastada o es inexistente, valoran sus familias y aman a sus esposas e hijos. "Para los hombres, el sexo es sólo una parte del amor, el amor erótico. El matrimonio puede ser sostenido por el amor de la amistad, el compañerismo, un proyecto de vida común, etc.", dice María Luisa. 
 
Parece irónico, pero cuando un hombre decide separarse de la "matriz", rara vez se asume la "filial". La "otra" a menudo representa para el individuo la sensación de libertad y cuando se separa, el hombre prefiere vivir nuevas y diversas experiencias, sin la obligación de estar vinculado a alguien. "En algunas pocas ocasiones se quedan con la amante cuando es un amor es grande y verdadero. Sin embargo, muchos hombres se buscan un relación extramatrimonial para aliviar los problemas de su matrimonio, o incluso para darle calor. Y luego, cuando se separan, la amante ya no tienen esa función, por eso ya no la necesita", dice Carmen.

comentá(4)

print mail A+ A-

Envia tu comentario!

IMPORTANTE: Este es un espacio de participación de usuarios.

Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los usuarios y no reflejan la opinión de Urgente24. Para garantizar el funcionamiento apropiado de los foros, que impida la usurpación de la identidad de los usuarios, le pedimos que complete estos datos.

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusion de comentarios no apropiados o insultos. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento

Imagen de teve

Cuando una mina no quiere compromiso se mete con un tipo casado, simple.

Imagen de miguel angel prodolliet

El tema de las amantes es todo un estudio sociológico. En algunos lugares del planeta se usan las “esposas sustitutas” en caso de embarazo o enfermedad de la conyugue .El hombre es polígamo por naturaleza, Asi somos, ¿Quién no se acostó con alguna en su vida de casado? . El asunto de tener una amante siempre es más complicado,siempre comparé a las amantes como el que tiene una c asa de fin de semana, como la ve de tanto en tanto cuando llega tiene que cortar el césped, limpiarla de arriba a abajo para que en pocas horas la tenga que abandonar nuevamente. La amante , insume dinero,exije atenciones, trae otros problemas que en la mayoría de las veces interfiere con el normal desenvolvimiento de la familia del hombre. Cuando he preguntado por ahí que motivó a fulano “saltar” el cerco fue las mismas excusas que escuche muchas veces.”el amor no es lo mismo que al principio” “ se murió la pasión” “ Después que tuve relaciones, no soporto que me toque” ( Es lo mas grave ). Siempre he sostenido y seguiré haciéndolo, en estas “anormalidades” la mujer siempre pierde, una amante quiere “formalizar” Es mujer,y la mujer quiere seguridad afectiva, el hombre como lo dije al comienzo de este comentario ,es polígamo y.”si a esta le entra la locura , hay muchas disponibles para que me “ensoquete” con un problema. Cuando alguien me pidió consejo le sugerí que trate de recrear la relación con la mujer que prometió estar a su lado mientras vivieran, Sino es posible y hay una seria disfunción sexual, que busque de tener aventuras ocacionales pero nunca una mujer exclusiva, Es salir de “Guatemala para caer en guatepeor”, Si hay hijos , la responsabilidad del hombre es mayor. Se que la institución matrimonial suena a esta altura de la sociedad a una quimera,y hoy se casan traen hijos al mundo para que sufran el desamor de los padres llenándolos de inseguridad afectiva, a veces convirtiéndolos en rehenes de los caprichos en pugna
. Hoy todo es superficialidad, el engaño, la mentira, el exigirle al otro/a sin que haya voluntad de una de las partes a compartir responsabilidades seguirán destruyéndose
mutuamente buena gente.

Miguel angel prodolliet

Imagen de Pepe Argento

cuantas amantes, tenes viejo?.

no cuentan las pajas!.

Imagen de Pepe Argento

SE DIERON CUENTA QUE EN LA FOTO PONEN UN MOROCHO Y UNA RUBIA?.