INSEGURIDAD

En China, la onda es una guardaespalda

Hace 4 años, los 639 atletas que defendieron los colores de China en los Juegos Olímpicos de Beijing parecían tener el futuro asegurado como profesores de educación física, entrenadores o modelos de conducta para los jóvenes talentos que el país produce en cantidades industriales. Sin embargo, en vísperas de los Juegos Olímpicos de Londres, muchos ex atletas o deportistas que no han podido integrar la escuadra china de 2012 descubrieron una veta profesional más duradera para sus habilidades físicas: los centros de formación para guardaespaldas que han surgido en China.

comentá

print mail A+ A-

IMAGENES DESTACADAS

Ver +
Ver +
Ver +
Ver +

 

S. PAULO (Piauí). Cliente es lo que no faltan. Una década atrás, el país no se había producido un solo millonario. Las celebridades internacionales rara vez se aventuraron a salir de sus fronteras y la percepción de corrupción política y empresarial en el territorio chino seguía siendo tímida. Hoy, según la lista publicada en marzo por la revista Forbes, el régimen aún formalmente comunista ostenta una marca extraordinaria: la producción de más de un millón de millonarios. Hay más: el país ocupa el tercer lugar en número de multimillonarios (son 95), sólo por detrás de Estados Unidos y Rusia.
 
Dado que un tercio de estos nuevos ricachones son mujeres, la demanda de guardaespaldas de sexo femenino fue la que creció más rápido, con lista de espera en casi todas las 3.000 empresas de seguridad personal que operan en el país. 
Formadas para noquear ladrones, incluso cuando están de taco alto y dentro de un trajecito discreto, las amazonas chinas han puesto en marcha la tarea. 
 
Para quien contrata, andar escoltada por una guardaespaldas femenina llama menos la atención, debido a que ella puede ser confundida con una asesora o secretaria ejecutiva. Además, se evitan los comentarios inevitables y eventuales escándalos y formulados por hombres de seguridad guapos y varoniles al servicio de señoras ricas.
 
 
Una de las academias visitadas por periodistas extranjeros, la Yun Hai Elite Security, ubicada en un galpón cerca del aeropuerto de Beijing, funciona 6 días a la semana desde las 6:00 hasta las 22:00, pero hasta las reclutas recién llegadas ya tienen trabajo garantizado. 
 
"Para muchos millonarios y celebridades chinas, tener un acompañamiento femenino se convirtió casi en una cuestión de prestigio", explica la gerente de Yun Hai.
 
El indiscutible pionero en la industria fue el dictador libio Muammar Gadafi, con su famoso harén de gladiadoras multinacionales. Pero, mientras Gadafi exigía de sus contratadas, entre otras cosas, voto de castidad, uso de esmalte, máscara de pestañas, uniforme de campaña y gel en el pelo, las guardaespaldas chinas tienen un perfil diferente. Casi todos tienen títulos universitarios. Además de conocer las técnicas anti-terroristas y artes marciales, aprenden etiqueta social (incluyendo el arte de elegir vinos y cigarros).
 
Es el caso de Xiao Li, una ex aspirante a atleta olímpica en lucha libre, tiene porte atlético (1,80 metro), sabe idiomas, podría ser secretaria y sabe noquear a un atacante armado en pocos segundos. El informe del Global Times, el diario inglés de mayor circulación en China, informa que ella cambió el sueño olímpico por la carrera de guardaespaldas y se declara feliz a los 27 años de edad. 
 
Contratada por la agencia Tianjiao Special Guard / Security Consultant Ltda. -N°1 en la formación de la fuerza de trabajo exclusivamente femenina-, Xiao ya pasó por las 4 semanas de entrenamiento más duro -incluyendo permanecer impasible al tener una botella de cristal hecha añicos en la cabeza y someterse a ejercicios de combate vistiendo sólo un bikini-. 
 
De tantas solicitudes, la Tianjiao tuvo que publicar un anuncio en Internet ofreciendo más de 1.200 puestos de trabajo para ex miembros de las fuerzas especiales chinas.
 
Los incentivos para las candidatas más prometedoras son grandes: formación complementaria en Israel y USA y remuneración de US$ 100 por día, en un país donde el salario mensual promedio, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), no excede los US$ 656. 
 
El aumento galopante de la desigualdad social en China -el 10% más rico tiene ingresos 65 veces superiores al 10% más pobres- alimenta el descontento de la población en contra de la nueva élite y explica sus temores. Ha crecido la tasa de secuestros y asesinatos en el país.
 
Hasta nuevo aviso, el gobierno ha preferido evitar el uso del término "guardaespaldas". Tal vez porque tener connotaciones demasiado decadentes capitalistas y evocar películas de Hollywood. En los círculos oficiales chinos prefieren hablar de "consultores de seguridad".
 
Por ahora, sólo el 5% de las fortunas individuales de los chinos se invierte fuera de las fronteras del país. Y el 60% de los millonarios chinos que se declaran dispuestos a vivir en el extranjero no lo han hecho todavía. Por eso, la demanda local de seguridad tiene futuro.
 
 

comentá

print mail A+ A-

Envia tu comentario!

IMPORTANTE: Este es un espacio de participación de usuarios.

Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los usuarios y no reflejan la opinión de Urgente24. Para garantizar el funcionamiento apropiado de los foros, que impida la usurpación de la identidad de los usuarios, le pedimos que complete estos datos.

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusion de comentarios no apropiados o insultos. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento