DÓLARES Y DEUDAS HIPOTECARIAS

"Esfuerzo compartido" las p... atillas de Moreno

Desde el caso “Rinaldi” y luego “Longobardi”, la Corte Suprema de la Nación desarrolló un criterio jurisprudencial en relación a contratos entre particulares ajenos al sistema financiero pactados en moneda extranjera, entendiendo, más allá de la diferencia de matices en las argumentaciones de los ministros, que el resultado económico derivado de la puesta en vigencia de cambios en el régimen monetario y cambiario implica una situación de excesiva onerosidad para los contratantes en divisa extranjera bajo el amparo del anterior régimen legal y que esa situación debe morigerarse en virtud de los mecanismos previstos por la propia normativa, buscando una solución que implique compartir el esfuerzo patrimonial derivado de la variación cambiaria. Pero ahora... ¿qué pasa?

comentá(3)

print mail A+ A-
¿Cómo se consiguen los dólares?

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente 24) Un ejemplo de esfuerzo compartido: En el fallo Cernadas de Galante, Mercedes Inés c/ San Martín, Alejandro Pablo s/ ejecutivo (C. 2322. XLI) del 23/3/2010 se resolvió por aplicación del principio del esfuerzo compartido que el importe en moneda extranjera correspondiente al crédito en cuestión, debe convertirse a pesos en razón de un peso por dólar estadounidense, más el 50% de la brecha que exista entre un peso y la cotización de la mencionada divisa extranjera en el mercado libre de cambio, tipo vendedor, salvo que la utilización del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) arroje un resultado superior, con más una tasa de interés del 7,5% anual no capitalizable, entre moratorios y punitorios desde la fecha de la mora hasta la de su efectivo pago.

 
Pero ¿cómo queda el esfuerzo compartido en el nuevo régimen cambiario?
 
 
La primera vez que se mencionó en un cuerpo legal la teoría o principio del “esfuerzo compartido” fue en la Ley 25. 561, llamada Ley de Emergencia Pública y Reforma del Régimen Cambiario, sancionada en enero de 2002.
 
"(…) En contratos celebrados entre particulares, sometidos a normas de derecho privado, pactados en dólares u otra moneda extranjera (...), su artículo 11° establecía que: “de no mediar acuerdo entre las partes, las mismas quedan facultadas para seguir los procedimientos de mediación vigentes en las respectivas jurisdicciones y ocurrir ante los tribunales competentes para dirimir sus diferencias. En este caso, la parte deudora no podrá suspender los pagos a cuenta ni la acreedora negarse a recibirlos. El P.E. queda facultado a dictar disposiciones aclaratorias y reglamentarias sobre situaciones específicas, sustentadas en la doctrina del artículo 1198 del Código Civil y el principio del esfuerzo compartido” (...)".
 
Luego de largos años, y dilatas controversias judiciales, en septiembre de 2007, la Corte Suprema consagró el concepto, al establecer que quienes dieron en garantía su vivienda única, por montos menores a US$ 100.000, cancelarán su deuda por la teoría del “esfuerzo compartido”.
 
Los jueces sostuvieron en el fallo que “la inmediata aplicación del principio del esfuerzo compartido se ve corroborada con la promulgación de la ley 26.167 que, al interpretar la ley 25.561 y sus normas modificatorias, complementarias y aclaratorias, previó el reajuste equitativo de las prestaciones a los efectos de determinar el monto de la deuda, sustentándolo en pautas propias del derecho civil tales como la imprevisión, el enriquecimiento indebido, el desequilibrio de las obligaciones, el abuso del derecho, la usura y el anatocismo, los límites impuestos por la moral y las buenas costumbres, el orden público y la lesión”.
 
En aquel momento, la Corte interpretó que el legislador optó por proteger en mayor medida a los deudores hipotecarios cuyos hogares estuviesen con riesgo de ser ejecutados como consecuencia de las graves implicancias sociales que produjo la crisis. En sus fundamentos, los magistrados sostuvieron que  “Ni los derechos de propiedad ni los derechos contractuales son absolutos”.
 
La situación actual de deudores y acreedores en moneda extranjera, es más inquietante que la derivada de la crisis del 2002, dado que, en la solución de aquella, mal o bien, tomaron parte los poderes Legislativo y el Judicial. Esto no ocurre ahora, cuando, por directivas de organismos de rango incomparablemente inferior, el acceso libre al mercado de moneda extrajera, simplemente ha desaparecido.
 
 

comentá(3)

print mail A+ A-

Envia tu comentario!

IMPORTANTE: Este es un espacio de participación de usuarios.

Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los usuarios y no reflejan la opinión de Urgente24. Para garantizar el funcionamiento apropiado de los foros, que impida la usurpación de la identidad de los usuarios, le pedimos que complete estos datos.

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusion de comentarios no apropiados o insultos. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento

Imagen de cotyna

Y si ya no teemos derecho a nada salvo si tenes una empresa o producis en l campo pero uns imple ciudadano no tiene acceso a la compra de dolares nos quitaron todo como ciudadana hablo no como productora de tabaco
Slds!
Cotyna

Imagen de cotyna

Y si ya no teemos derecho a nada salvo si tenes una empresa o producis en l campo pero uns imple ciudadano no tiene acceso a la compra de dolares nos quitaron todo como ciudadana hablo no como productora de tabaco
Slds!
Cotyna

Imagen de Horizonte 814

Y nadie dice nada,nada,nada,....