CONTROVERSIAS SOBRE INSEGURIDAD

Pandillas, muertes y treguas

Urgente24 ha mencionado la mala tregua (en verdad, pésima porque el Estado no puede ni debe pactar con pandilleros y en eso se discrepa con quienes proponen ese caso como una solución a extrapolar) que se vive en la insegura República de El Salvador, que preside Mauricio Funes. Además, ser pandillero es una elección y no una obligación. Y como toda decisión, tiene consecuencias. Es cierto que la desesperación y cierta ineficiencia en la lucha contra el crimen obliga a innovar pero el Estado no puede renunciar a sus competencias ya que, en ese caso, es preferible que se disuelva por incompetente. De todos modos, es interesante conocer ese caso de inseguridad pública. El siguiente relato ha provocado mucha polémica, tal como lo dejan en claro las opiniones de los lectores salvadoreños que también se incluyen abajo.

comentá(1)

print mail A+ A-
Velatorio y dolor. Foto: Pau Coll (El Faro).

IMAGENES DESTACADAS

Ver +
Ver +

 

por ROBERTO VALENCIA y CARLOS MARTÍNEZ
 
SAN SALVADOR (El Faro). Para él no hay otra verdad: a su amigo, su homeboy, lo mató un maje de la jura (la Policía Nacional Civil, PNC) hace dos tardes. Se lo echó porque sí, por puro odio; no hubo balacera porque solo el policía estaba armado, ni fue la consecuencia de una pelea o de una discusión. Para él, se trata de un homicidio en toda regla.
 
―Yo sé quién es –dice–. Si me lo ponen así, con un vergo de majes, yo lo conozco. Mil veces, sin equivocarme. Esa cara no se me va a olvidar… ¡cómo se me va a olvidar la cara de ese maje! Lo reconozco cabal…
 
La rabia modula cada una de las palabras. A tres metros, flanqueado por dos cirios encendidos, un ataúd gris con el cadáver de un pandillero llamado Carlos Alfredo. Él es el homeboy muerto, el amigo, el bróder.
 
***
 
Desde el 8 de marzo, El Salvador está inmerso en un inédito proceso de reducción de la violencia que involucra al Gobierno de la República y a las pandillas Mara Salvatrucha-13 y Barrio 18, una iniciativa que ha entrado de lleno en el radar de instituciones como la Organización de Estados Americanos (OEA). Según las cifras oficiales, como consecuencia directa de esta tregua –algunos la llaman negociación; otros, proceso de paz– hay un descenso en casi todos los indicadores delictivos, siendo el de los homicidios el que presenta una baja más acentuada: 60% menos de asesinatos entre lo que sucedía antes y después del 8 de marzo.
 
***
 
Pero aún sigue muriendo asesinada mucha gente, demasiada.
 
Para mantener bajo control a los pandilleros que están en la libre, los líderes encarcelados han señalado en reiteradas ocasiones que muertes como la de Carlos Alfredo –consecuencia del disparo de un agente policial– suponen un torpedo en la línea de flotación del proceso, que desde un inicio incluyó de parte de las pandillas el compromiso de respetar las vidas de policías, soldados y custodios de la Dirección General de Centros Penales, y las de sus familiares.
 
El viernes 27 de julio, unas horas antes de la muerte del pandillero, El Faro entrevistó a varios líderes del Barrio 18 en el Centro Penal de Izalco, en Sonsonate. “Nosotros estamos diciendo: cálmense, cálmense; pero hay policías que están como tratando que tal vez los homeboys se desesperen y empiecen a hacer desórdenes”, dijo Carlos Alberto Rivas Barahona, (a) Chino Tres Colas. “Hay personas interesadas en que no termine la guerra entre las pandillas”, dijo José Teodoro Cruz Gómez, (a) Guasón, el palabrero responsable de las canchas de Delgado.
Los ánimos se caldean cuando sucede algo así. Incluso cuando, como en este caso, no se sabe por qué disparó el agente.
 
***
 
En la tarde del viernes, Carlos Alfredo Sorto Ramírez –19 años, dieciochero, facción R del Barrio 18– y tres pandilleros más estaban sentados en la entrada de la comunidad El Progreso I, uno de esos asentamientos que supuran podredumbre, de esos a los que las etiquetas precario y marginal les quedan cortas. El Progreso I pertenece al municipio de Delgado, departamento de San Salvador, y para llegar desde la capital hay que ir primero hasta el kilómetro 5½ de la carretera Troncal del Norte, salirse en el desvío de la colonia Montecarlo y caminar unos 400 metros junto al ferrocarril, dirección a Apopa.
 
El tren –los policías que lo custodian– tiene un papel protagónico en este relato.
 
Desde hace cinco años, de lunes a viernes un tren recorre lentamente los 13 kilómetros que separan Apopa del mercado La Tiendona, en San Salvador. En su viaje de la tarde, la máquina pasa siempre por El Progreso I a las 4:45, con sorprendente puntualidad. El viernes 27 de julio no fue excepción.
 
Como tantos días, el grupito de pandilleros descansaba-maquinaba-fumaba junto a los rieles cuando el estruendo los alertó. La rutina: los cuatro se levantaron con parsimonia, se adentraron en el pasaje –uno de ellos incluso aprovechó para comprar una charamusca– y vieron pasar la locomotora y los vagones. Sin embargo, esta vez la máquina se detuvo por completo porque una señora que vendía empanadas pidió subir. Al detenerse, el último vagón quedó apenas unos metros delante de los jóvenes, y sobre el balconcito que hay en el extremo final, un agente joven de la PNC. Siempre viaja ahí uno.
 
Los cuatro pandilleros regresaron a la línea y aseguran que, sin provocación alguna, el agente desenfundó su arma y apuntó al grupo, creyeron que para intimidar. Apenas unos metros los separaban. No era la primera vez que ese mismo agente los encañonaba, por eso los jóvenes en principio no se inmutaron. Lo hicieron cuando oyeron el bombazo.
 
―Era una 9 mm. –coinciden dos de los testigos.

comentá(1)

print mail A+ A-

Envia tu comentario!

IMPORTANTE: Este es un espacio de participación de usuarios.

Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los usuarios y no reflejan la opinión de Urgente24. Para garantizar el funcionamiento apropiado de los foros, que impida la usurpación de la identidad de los usuarios, le pedimos que complete estos datos.

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusion de comentarios no apropiados o insultos. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento

Imagen de cordobesa

Hablemos de ARGENTINA
Créen, piensan que el Gobierno va a hacer algo para cuidarnos.
Un ejemplo de lo que hace este gobierno Nacional, despilfarra dineros con un personaje como MILAGRO SALAS, quién fuera preparada y ADOCTRINADA por PALOMINO FLORES, cuñado de ABIMAEL GUZMÁN, JEFE DE SENDERO LUMINOSO.
O que piensan que va a hacer los vagos integrantes del ejército de MILAGRO SLAS.
Que piensan que hacen los integrantes del CÍRCULO BOLIVARIANO con base en el Hotel Bauen de Buenos Aires.
Y nosotros mirando Tv y preocupados por el dólar.