BOCA 2 - RACING 1

Boca celebra el 1er. título de la era 'Post-Riquelme'

Boca se quedó con la Copa Argentina gracias a los goles del uruguayo Santiago Silva a los 21' de la primera parte y de Lucas Viatri a los 17' del complemento, mientras que para Racing descontó el chico Agustín Viola también en el segundo tiempo. Boca pudo haber cerrado con goleada pero estuvo impreciso y por eso Racing cayó decorosamente. Con este resultado, el equipo de la Ribera, logra oxígeno y se queda con un premio 'consuelo' que, a su vez, le da la posibilidad de clasificarse a la Copa Sudamericana.

comentá

print mail A+ A-

VALOR AGREGADO

Por FABIO MARIO TALARICO

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Tal como en 1969 en la única definición, Boca retiene el Titulo de la Copa Argentina, certamen que por ahora es sólo de su propiedad. Finalmente Boca hizo lo que debía y debe agradecer porque desde los medios se lo iban a hacer pagar caro si no sucedía. Usted sabe a lo que vamos.

La verdad, algo injusto porque cada vez que Boca ganaba sin Riquelme nadie decía ni 'mu'. Pero claro, como son 'jodidos', cuando perdía, a Julio Falcioni se lo facturaban como si fuera el malo de la película. Dejemos esta polémica que forma parte de la historia. Ya está. Demos vuelta la página.

La cara de la derrota es Racing,  equipo que se reforzó con la intención de lograr este título en el comienzo del semestre para encarar con fe lo que resta del año. No fue bueno el debut en el Inicial de la 'Academia' y ahora le suma que perdió una final con Boca.

Si bien Racing comenzó mejor que su rival, la buena imagen se deshizo enseguida. El otro día ante Rafaela en el estreno de este nuevo Racing marcamos dos aspectos notorios que volvieron a repetirse: el primero, el hecho de volcar casi todos los ataques por el lado derecho, hoy ocupado por Agustín Viola y Diego Villar.

Y el segundo, que Racing cubre mal los espacios en el medio y no sabe como retroceder. Esto último fue muy marcado cada vez que Boca intentó avanzar con pelota al pie. Diga que Boca no está fino porque de lo contrario hubiera sido peor para el equipo de Luis Zubeldía.

En los primeros minutos, y antes del gol de Santiago Silva a los 20', Racing llegó dos veces con chances por esa zona pero José Sand otra vez volvió a demostrar que todavía no esta fino para el gol.

Con el correr de los minutos Boca se fue acomodando al partido, y lejos de brillar, empezó a manejar el partido de la mano de Chávez y la peligrosidad de Silva. No fue bueno el aporte de Erviti ni de Ledesma, que en el caso de haber tenido un mejor nivel el juego de Boca hubiese ganado en profundidad.

No olvidamos tampoco, lejos de entrar en la locura de muchos, que este es el segundo partido de Boca y Racing en este semestre y que aún están lejos de soltarse. Algo que lo lograrán a medida que logren rodar, sabiendo de las secuelas que quedan si no se gana.

Boca pudo estirar cifras a los 35' pero esta vez Saja le tapó el remate a Silva, algo que no consiguió antes a los 21' cuando el mismo Silva se la tocó de emboquillada con gran categoría para anotar la ventaja parcial en el resultado. Un resultado que se fue justicando a partir de los 21', instante en el que Boca sacó la ventaja parcial.

El complemento estuvo atractivo por los goles y la cantidad que erró Boca, que decidió sufrir hasta el final por su impericia que hizo que Racing viva hasta el último instantes del partido. Por momentos, el cansancio de los dos equipos hizo del partido algo parecido a un 'solteros contra casados'.

Los equipos iban pero no volvían, pero dentro de este contexto Boca mostró mejores atributos, salvo para definir a pesar de haber ganado la Copa. Algo fue fundamental y que jugó en favor de Boca. La salida de Erviti por lesión le dio la posibilidad a Sánchez Miño de ingresar y de participar activamente en el juego de ataque de Boca en materia de gestación.

Tras un comienzo en los primeros minutos en los que mucho no sucedió, Boca armó una jugada con Sánchez Miño de la que participó Clemente y la definió de zurda Viatri. Boca se puso 2-0 a los 17' y pareció el golpe de muerte de Racing, que no lo fue porque le perdonó la vida de manera poco vista.

A los 2' del gol de Vatri, otra vez el mismo jugador falló un cabezazo sólo que dio en el travesaño con Saja vencido. Racing era un desastre en defensa porque a esa altura ya estaba totalmente desacomodado.

Tras cartón se lo perdieron Silva y Chávez en la misma jugada, con la salvedad que lo del 'Pochi' fue vergonzante. Un blooper para un jugador de primera de la dimensión de Chávez. Después se lo tragó Sánchez Miño y Ledesma. Increíble los goles que falló Boca que le dio oxígeno hasta el final a pesar de estar liquidado y sin respuestas.

Boca ganó justamente esta Copa, aunque quedó claro que los equipos están lejos de estar a punto caramelo. Se siente el parate pero ya tienen que comenzar a jugar y decidir su futuro. En este caso, Boca respira. En cambio Racing, suma frustraciones.

 

 
 

comentá

print mail A+ A-

Envia tu comentario!

IMPORTANTE: Este es un espacio de participación de usuarios.

Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los usuarios y no reflejan la opinión de Urgente24. Para garantizar el funcionamiento apropiado de los foros, que impida la usurpación de la identidad de los usuarios, le pedimos que complete estos datos.

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusion de comentarios no apropiados o insultos. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento