US$ 2.300 MILLONES

Cristina podrá espiar a los ahorristas argentinos en Uruguay

La Cámara de Diputados convirtió en ley proyecto que da vía libre a un acuerdo firmado con la República Oriental del Uruguay para el intercambio de información tributaria que permitirá que las autoridades argentinas puedan recabar información sobre depósitos de argentinos en el vecino país y viceversa.

comentá(5)

print mail A+ A-
La 99 y el 86, listos para que la Afip los envíe a Uruguay.

 

La Cámara de Diputados aprobó, este miércoles 08/08  por 130 votos a favor y 2 abstenciones,  y convirtió en ley el proyecto que da vía libre a un acuerdo firmado con la República Oriental del Uruguay para el intercambio de información tributaria y la implementación de un mecanismo que evite la doble imposición de gravámenes.
 
El oficialismo logró aprobar el texto que ya había sido avalado en el Senado el pasado 04/07.
 
De la sesión no participaron los legisladores de la oposición, que habían abandonado el recinto por estar en desacuerdo con el inicio del debate y tildarlo de "ilegal".
 
El convenio con Uruguay fue suscripto el 23 de abril último entre el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, y el ministro de Economía oriental, Fernando Lorenzo.
 
El texto está en línea con los postulados sugeridos por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en materia de transparencia financiera, y posibilitar a Uruguay mejorar su estatus internacional para captar inversores internacionales.
 
A la vez, permitirá que las autoridades argentinas puedan recabar información sobre depósitos de argentinos en el vecino país y viceversa.
 
La norma prevé que las partes brindarán un marco para la cooperación y el intercambio de información tributaria y, adicionalmente, contempla el método de crédito ordinario como herramienta para evitar la doble imposición.
 
La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) había buscado durante años un acuerdo tributario con Uruguay para detectar casos de evasión impositiva. Uruguay se vio obligado recientemente a firmar varios acuerdos sobre intercambio de información tributaria y reformar su ley de secreto bancario para salir de la "lista gris" de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)
 
El Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información Tributaria de la OCDE observó a Uruguay por su legislación de sociedades anónimas que no identifica a los accionistas, y porque los acuerdos que había hecho para intercambiar datos impositivos era con países lejanos y no con los "relevantes", o sea, Brasil y la Argentina.
 
En estos meses, el gobierno de José Mujica está cumpliendo con esos "deberes". El Parlamento analiza un proyecto de ley que permite identificar accionistas, pero con ciertas reservas, para no desnaturalizar el instrumento de las sociedades anónimas.
 
El tratado entrará en vigor cuando sea sancionado por los parlamentos de Uruguay y Argentina. En ningún caso será retroactivo. Esto refiere a la información que se pueda pedir de uno u otro país, que es la originada a partir de la vigencia del tratado. Eso no significa que los activos comprados tiempo atrás queden fuera del intercambio de información porque, por ejemplo, al informar sobre una liquidación de impuesto al patrimonio, se incluirán ahí todos los bienes del contribuyente. Lo que sí no se podrá informar es sobre declaraciones juradas previas a este tratado. 
 
Uruguay es desde hace décadas un refugio para los ahorristas argentinos debido a su secreto bancario. Inversores de nuestro país también tienen fuerte presencia en los mercados agrícolas y de bienes raíces uruguayos.
 
Para el caso del secreto bancario, solo la Justicia uruguaya puede ordenar su levantamiento tras la solicitud de la oficina impositiva local, para lo que debe presentar los fundamentos de presunción de evasión correspondientes.
 
A finales del año pasado, ahorristas argentinos mantenían depositados casi u$s2.300 millones en bancos uruguayos, según cifras del Banco Central de Uruguay.

comentá(5)

print mail A+ A-

Envia tu comentario!

IMPORTANTE: Este es un espacio de participación de usuarios.

Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los usuarios y no reflejan la opinión de Urgente24. Para garantizar el funcionamiento apropiado de los foros, que impida la usurpación de la identidad de los usuarios, le pedimos que complete estos datos.

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusion de comentarios no apropiados o insultos. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento

Imagen de Pepino

LOS AHORRISTAS DEBEMOS ESPIAR A CRISTINA

Cristina y la millonaria cuenta suiza que "se olvidó" de declarar
UN PATRIMONIO MÁS VOLUMINOSO QUE LO QUE SE CREÍA
Cristina y la millonaria cuenta suiza que

Esta semana, la sociedad se mostró sorprendida por la declaración jurada presentada por Cristina Kirchner. Es que allí se reveló que heredó de su fallecido marido la friolera de 31.637.916 de pesos.

Muchos se sorprendieron por ello, pero no pusieron el foco en lo realmente importante: la mandataria abultó su patrimonio en más del 3.500% en apenas 9 años. También dejaron escapar los medios el hecho de que, gracias a un oportuno y estudiado ardid, Cristina no pagó el pertinente impuesto sucesorio.

En ese contexto, hay un tercer tópico que parece haber pasado desapercibido: la Presidenta solo declaró sus bienes "en blanco". Si bien existen especulaciones de diversa índole respecto al dinero y los bienes que esta tendría dentro y fuera del país —los cuales incluyen onerosas propiedades en Nueva York—, son muy pocas las certezas a ese respecto.

Sin embargo, existe un dato que, de trascender, traería más de un dolor de cabeza en la Casa Rosada. Se trata de una cuenta suiza que fue descubierta por el periodista argentino residente en Suiza Juan Gasparini, y que jamás fue declarada ni por Néstor, ni por Cristina. Los detalles de esos ahorros aparecen en el libro titulado "El pacto Menem-Kirchner" donde, sobre la base del testimonio de un broker francés arrepentido llamado Lionel Queudot, el colega revela que el otrora matrimonio presidencial, no solo tiene dinero no declarado en ese país, sino que detuvo todas las investigaciones suizas sobre el menemismo como parte del mismo acuerdo que desnuda la obra.

"En el 2004, el presidente Néstor Kirchner cesó al ministro (de Justicia, Gustavo) Beliz y anuló un viaje a Suiza. El gobierno argentino resolvió asimismo no firmar un tratado de asistencia penal con Suiza para luchar contra la corrupción, el blanqueo de dinero y el terrorismo. De inmediato, Kirchner decidió no apelar en Ginebra contra la devolución de 7 millones de dólares depositados en cuentas de ese país por Menem y su secretario privado, Ramón Hernández, confirmando el desapego para profundizar la persecución de la corrupción. A su vez, los 520 millones de dólares de los fondos errantes de Santa Cruz, llegaron a Zurich. Volvieron al país sólo 390 millones de dólares, pero recién en marzo de 2008 y bajo amenaza de confiscación de la justicia de Estados Unidos", según la descomunal investigación de Gasparini.

Parte de los fondos que tanto Menem como los Kirchner guardaban en Suiza son parte de "dineros del cohecho" abonados por las empresas Thales, Siemens y Alstom, "todas firmas europeas con múltiples contratos denunciados en la justicia argentina, por un valor que ronda los 20 mil millones de dólares". ¿Por qué nadie jamás pidió explicaciones a Néstor Kirchner por esos fondos, a pesar de la irrefutable documentación mostrada por Gasparini? ¿Por qué aún hoy sigue sin hablarse de esos dineros que, dicho sea de paso, deberían haber aparecido en la declaración jurada de Cristina?

Como es usual, no habrá funcionario alguno que responda a esas preguntas; tampoco existirá juez o fiscal que se atreva a indagar de oficio sobre la misma cuestión.

No obstante ello, será un buen puntapié inicial para que la sociedad ponga sobre el tapete una cuestión que desnuda la matriz de corrupción que corroe a la Argentina desde los últimos 25 años.

No casualmente, el libro de Gasparini asegura que esa investigación "evoca todo lo que pasó dentro y fuera del país en derredor de los estallidos políticos y judiciales provocados por las coimas de Thales. Da seguimiento a un escándalo de corrupción ocurrido en épocas de la presidencia de Carlos Menem sin resolver en los tribunales durante los gobiernos de los Kirchner".

No es poco.

Christian Sanz
Twitter: @cesanz1

ENLACE AL LIBRO EL PACTO MENEM-KIRCHNER
http://www.scribd.com/doc/53591634/PDF-El-Pacto-Menem-Kirchner

Imagen de locolindo0

Ya que aqui, en Uruguay se copia casi todo; solo falta que muy pronto se diga," viva el Peso Uruguayo, adios al Dolar". No va ha estrañar a nadie que si se lo "mandan" el Presi lo haga. Ha hecho casi todos los deberes que le han mandado........

Imagen de marucca

No contenta con joder a los argentinos ahora se puso entre ojos la "economía" uruguaya. Que linda figurita tenemos.

Imagen de norchav

Las gallinas en el corral comen, se agitan y cacarean. Es su programa de vida, hasta que les toque el degolle, como tributo al amo. Son frívolas espectadoras de lo que sucede más allá del alambrado. Así somos los argentinos. Así mansitos somos. No nos animamos a saltar del corral y echar a patadas a los depredadores de nuestro futuro. Baja gratis este libro: http://www.mediafire.com/?jfu53aj7tbiq103 (lee Cap. "VIDA & PODER")

Imagen de Pepino

LOS AHORRISTAS DEBEMOS ESPIAR A CRISTINA

Cristina y la millonaria cuenta suiza que "se olvidó" de declarar
UN PATRIMONIO MÁS VOLUMINOSO QUE LO QUE SE CREÍA
Cristina y la millonaria cuenta suiza que

Esta semana, la sociedad se mostró sorprendida por la declaración jurada presentada por Cristina Kirchner. Es que allí se reveló que heredó de su fallecido marido la friolera de 31.637.916 de pesos.

Muchos se sorprendieron por ello, pero no pusieron el foco en lo realmente importante: la mandataria abultó su patrimonio en más del 3.500% en apenas 9 años. También dejaron escapar los medios el hecho de que, gracias a un oportuno y estudiado ardid, Cristina no pagó el pertinente impuesto sucesorio.

En ese contexto, hay un tercer tópico que parece haber pasado desapercibido: la Presidenta solo declaró sus bienes "en blanco". Si bien existen especulaciones de diversa índole respecto al dinero y los bienes que esta tendría dentro y fuera del país —los cuales incluyen onerosas propiedades en Nueva York—, son muy pocas las certezas a ese respecto.

Sin embargo, existe un dato que, de trascender, traería más de un dolor de cabeza en la Casa Rosada. Se trata de una cuenta suiza que fue descubierta por el periodista argentino residente en Suiza Juan Gasparini, y que jamás fue declarada ni por Néstor, ni por Cristina. Los detalles de esos ahorros aparecen en el libro titulado "El pacto Menem-Kirchner" donde, sobre la base del testimonio de un broker francés arrepentido llamado Lionel Queudot, el colega revela que el otrora matrimonio presidencial, no solo tiene dinero no declarado en ese país, sino que detuvo todas las investigaciones suizas sobre el menemismo como parte del mismo acuerdo que desnuda la obra.

"En el 2004, el presidente Néstor Kirchner cesó al ministro (de Justicia, Gustavo) Beliz y anuló un viaje a Suiza. El gobierno argentino resolvió asimismo no firmar un tratado de asistencia penal con Suiza para luchar contra la corrupción, el blanqueo de dinero y el terrorismo. De inmediato, Kirchner decidió no apelar en Ginebra contra la devolución de 7 millones de dólares depositados en cuentas de ese país por Menem y su secretario privado, Ramón Hernández, confirmando el desapego para profundizar la persecución de la corrupción. A su vez, los 520 millones de dólares de los fondos errantes de Santa Cruz, llegaron a Zurich. Volvieron al país sólo 390 millones de dólares, pero recién en marzo de 2008 y bajo amenaza de confiscación de la justicia de Estados Unidos", según la descomunal investigación de Gasparini.

Parte de los fondos que tanto Menem como los Kirchner guardaban en Suiza son parte de "dineros del cohecho" abonados por las empresas Thales, Siemens y Alstom, "todas firmas europeas con múltiples contratos denunciados en la justicia argentina, por un valor que ronda los 20 mil millones de dólares". ¿Por qué nadie jamás pidió explicaciones a Néstor Kirchner por esos fondos, a pesar de la irrefutable documentación mostrada por Gasparini? ¿Por qué aún hoy sigue sin hablarse de esos dineros que, dicho sea de paso, deberían haber aparecido en la declaración jurada de Cristina?

Como es usual, no habrá funcionario alguno que responda a esas preguntas; tampoco existirá juez o fiscal que se atreva a indagar de oficio sobre la misma cuestión.

No obstante ello, será un buen puntapié inicial para que la sociedad ponga sobre el tapete una cuestión que desnuda la matriz de corrupción que corroe a la Argentina desde los últimos 25 años.

No casualmente, el libro de Gasparini asegura que esa investigación "evoca todo lo que pasó dentro y fuera del país en derredor de los estallidos políticos y judiciales provocados por las coimas de Thales. Da seguimiento a un escándalo de corrupción ocurrido en épocas de la presidencia de Carlos Menem sin resolver en los tribunales durante los gobiernos de los Kirchner".

No es poco.

Christian Sanz
Twitter: @cesanz1

ENLACE AL LIBRO EL PACTO MENEM-KIRCHNER
http://www.scribd.com/doc/53591634/PDF-El-Pacto-Menem-Kirchner

Imagen de cuarzo60

esta ladrona nos quiere vigilar que se deje de joder y que se vaya