MÁLAGA CF

Narcos & lavado acechan a un club en derrumbe

El jeque Abdullah bin Nasser Al-Thani había comprado el club español Málaga porque iba a concretar negocios en España. Pero todo ha cambiado en el país europeo y ahora Al-Thani quiere vender el Málaga. ¿A quién? ahí comienza esta historia.

comentá

print mail A+ A-
Martín Demichelis, un argentino en el Málaga FC.

IMAGENES DESTACADAS

Ver +
Ver +

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Lo avisó Luis Rubiales, presidente de AFE (Asociación de Futbolistas Españoles): "Hay futbolistas del Málaga a los que se les debe una cantidad importante de su contrato y hasta el día 15/08 tienen la vía de la AFE para reclamar el pago de las cantidades adeudadas". 
 
4 jugadores del equipo malagueño han denunciado a su club ante la AFE: Ruud Van Nistelrooy, desvinculado ya del club andaluz, el venezolano Salomón Rondón, con ofertas de la Premier League, el central holandés Joris Mathijsen y el internacional español Santi Cazorla.
 
A causa de un impago por el jugador Diego Buonanotte, el club River Plate ya presentó un reclamo a la FIFA por 1.675.000 euros (el 33,5% del pase), y puso a Julio Grondona al tanto de la situación. El presidente de la AFA, a su vez, se la comunicó a Ángel María Villar, el presidente de la Federación Española.
 
Una vez que 4 futbolistas le han denunciado, el Málaga tiene hasta el día 25/08 para dar explicaciones. Después se celebrará una comisión mixta con la AFE (representando al denunciante) y la Liga de Fútbol Profesional (defendiendo los intereses del Málaga). El club andaluz debe cumplir los pagos antes del 31/08 o llegar a acuerdo de pago. Es la fecha límite y en caso de que no cumpla con el pago o que no llegue a un acuerdo con el jugador, la Liga expulsará al conjunto blanquiazul y descendería a 2da B.
 
El dueño del club todavía es el jeque catarí Abdullah bin Nasser Al Thani, pariente del emir de Catar, Hamad Al Thani y, por lo tanto, miembro de la familia real, egresado de Gestión y Administración de Empresas y Derecho en Egipto, accionista del Banco de Doha, la empresa de telefonía móvil PhoneSat, las tiendas de electrónica de consumo Nasir Ben Abdullah and Sons Trading, dueño del stud Al Naif Stud; etc.
 
Pero ha abandonado el club. El "caso Al Thani" recuerda el de Ali Syed en el Racing de Santander. El empresario indio llegó al conjunto cántabro con la promesa de convertir a la entidad en uno de los referentes del fútbol español, pero poco tiempo después su proyecto se desvaneció. Ahora, con el Racing en 2da. División y destrozado desde el punto de vista institucional, el equipo lucha por su supervivencia tras una gestión demoledora.
 
Apenas 19 jugadores son con los que cuenta Manuel Pellegrini para la próxima temporada que para él comenzará con la fase previa de la Champions League que el Málaga disputará ante el Panathinaikos griego, los días 22/08 y 28/08.
 
"El plantel llega tocado anímicamente", dijo Pellegrini en alusión a que los jugadores llevan "muchos meses sin cobrar".
 
El Málaga se ha dirigido al París Sant Germain para que le ceda “los jugadores que le sobren”: el todavía propetario del Málaga, y Tamin bin Hamad Al Thani, dueño del PSG, son primos. Pero ya se cierra la fecha para presentación de listas de buena fe ante la UEFA.
 
En Marbella, el jeque Abdullah ganó el concurso público para la ampliación del puerto deportivo de La Bajadilla en una sociedad con una empresa pública del propio Ayuntamiento que tiene una participación del 3%. La inversión estimada de este proyecto, la primera obra pública ensayada por la Junta mediante el sistema de cofinanciación, es de 109 millones de euros. El proyecto acumula retrasos porque el otro licitador, un consorcio de empresas locales, presentó un recurso que fue desestimado. Un concejal de Marbella niega la versión popular de que el enfado del jeque por las trabas a su proyecto para La Bajadilla sea el motivo de sus recortes en el Málaga...
 
Se teme que Al Thani haya decidido dar portazo a la Costa del Sol, aunque los Ayuntamientos de Málaga y de Marbella, donde tiene sus intereses económicos, insisten en que no han recibido ninguna señal al respecto.
 
Moayad Shatat se llama el ejecutivo que se ha hecho cargo del club, enviado por el jeque. Se supone que es quien debe realizar la venta ¿o destrabar lo del puerto?
 
Pero, todavía, eso no es lo más grave...
 
 
por ÓSCAR LÓPEZ-FONSECA
 
MADRID (Voz Populi). Las negociaciones que desde hace semanas mantienen el actual propietario del Málaga CF, el jeque Abdullah bin Nasser Al-Thani, para la venta del club tienen en la sombra a un polémico protagonista: el abogado español Roberto Rodríguez Casas
 
Este letrado, que ha actuado en las mismas en nombre del magnate albanés del petroleo Razart Taçi y, en los últimos días de un holding ruso-ucraniano, es un viejo conocido de la Policía. Sus agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) lo detuvieron el 7 de enero de 2011 dentro de la Operación Colapso-Edén, el mayor golpe dado a las mafias de la noche madrileña, al considerarle el presunto máximo responsable de la trama empresarial montada por varios capos para blanquear los beneficios de la droga. 
 
Rodríguez Casas, que en estos momentos se encuentra en libertad provisional a la espera de juicio por esta causa, está acusado en el sumario de media docena de delitos, entre ellos los de integración en organización criminal, colaboración para intento de asesinato, blanqueo de dinero y estafa. 
 
Pese al historial, en las últimas semanas ha sido una activa pieza en la negociación para salvar a un club acuciado por una deuda cercana a los 70 millones de euros precisamente cuando se encuentra en el mejor momento deportivo de su historia: a punto de jugar la Liga de Campeones.
 
 

comentá

print mail A+ A-

Envia tu comentario!

IMPORTANTE: Este es un espacio de participación de usuarios.

Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los usuarios y no reflejan la opinión de Urgente24. Para garantizar el funcionamiento apropiado de los foros, que impida la usurpación de la identidad de los usuarios, le pedimos que complete estos datos.

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusion de comentarios no apropiados o insultos. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento