RÍO DE LA PLATA

Acerca del cristinismo de 'Pepe' Mujica

"El costo de bailar con Cristina", se titula una nota publicada por el diario El Observador, de Montevideo.

comentá(3)

print mail A+ A-
Cristina Fernández de Kirchner y José Mujica.

 

El diario El Observador, de Montevideo, afirma: "La agenda sigue congelada. El gobierno uruguayo tiene varios frentes abiertos con Argentina. Las rutas del puente aéreo Montevideo-Buenos Aires es uno de ellos. Ahí la Casa Rosada busca aprovechar la caída de Pluna para que la subsidiada Aerolíneas venda más pasajes. El hecho de que Argentina haya dejado en suspenso algunas rutas a BQB es una señal de lo que vendrá. Están las demoras al dragado del canal Martín García que va al puerto cerealero de Nueva Palmira y compite con puertos argentinos; la producción de la pastera UPM; la denuncia del embajador Francisco Bustillo de una presunta coima, la regasificadora de la que Argentina se bajó; el manejo del dólar que desestimula al turismo a venir a estas playas; las exigencias para importar y la caída de la inversión inmobiliaria. La administración Mujica entiende que el mejor camino es dialogar y dialogar."
 
 
 
Es verdad que el ex presidente Tabaré Vázquez fue uno de los principales responsables de las pésimas relaciones que Uruguay mantuvo con Argentina durante su mandato (2005-2010). No por nada, luego no dudó en reconocer que hasta pensó en pedirle ayuda a Estados Unidos en caso de que se desatara una escalada bélica por la instalación de la pastera de la ex Botnia.
 
Pero también es cierto que con aquella postura inflexible, Vázquez no solo encolumnó detrás de sí al Frente Amplio sino que también galvanizó a toda la oposición política en su pugna con el gobierno argentino.
 
En cambio, el actual presidente   José Mujica trata a su par Cristina Fernández de Kirchner con mano de seda esperando el mismo trato. Sin embargo, la respuesta que está llegando desde el otro lado del Río de la Plata no se condice con la flexibilidad de Mujica y, muy por el contrario, abundan las zancadillas y los empujones de todo tipo.
 
Y, para peor, y al contrario de Vázquez, Mujica tiene a todo el arco opositor blanco, colorado e independiente pidiéndole mayor firmeza en las relaciones internacionales.  Además, analistas políticos consultados por El Observador entienden que los uruguayos prefieren una actitud firme para repeler una agresión y desde el propio Frente Amplio advierten que todo tiene un límite.
 
Por lo pronto, el ministerio de Relaciones Exteriores ya decidió no contestar más comunicados, y no responder a través de los medios  de comunicación para bajar la tensión que se originó con las dilatorias a dragar el canal Martín García. Así se lo dijo Mujica a Cristina Fernández la semana pasada. Ni Presidencia ni el presidente responderán “por ahora” acotó Diego Cánepa, prosecretario de la Presidencia, luego que Mujica y el canciller Luis Almagro analizaron el escenario planteado.
 
El canciller apareció ayer en público y se dedicó a repetir varias veces la palabra “silencio”.
 
“El gobierno ha dicho que el silencio es la postura. Por lo tanto silencio quiere decir silencio, justamente”, dijo Almagro. Ante la insistencia de un periodista repitió: “Silencio quiere decir silencio”.
 
Endurecer
 
En la izquierda todos defienden la política dialoguista. De todas formas,  empiezan a reclamar un poco más de dureza en los planteos.
 
La presidenta del Frente Amplio, Mónica Xavier, consideró que con Argentina “hay que insistir en el tema del dialogo” pero precisó que “no hay chance de otra cosa que no sea reclamar cada vez con mayor firmeza que podamos tener mejor relacionamiento del punto de vista de las cuestiones comunes”.
 
“Ya han sufrido mucho algunos sectores de nuestra población y pensamos que es tiempo de que haya un mejor entendimiento sobre todo por parte de Argentina”, dijo el domingo, tras un plenario del partido de gobierno.
 
Por su parte, el diputado de Asamblea Uruguay, José Carlos Mahía, dijo que con Argentina “hay que tener containers de paciencia pero eso hay que equilibrarlo con una postura firme en la defensa de nuestros intereses”.
 
“El estilo del gobierno argentino no tiene mucho que ver con el del sistema político uruguayo y eso también hay que tenerlo en cuenta antes de entrar en dimes y diretes”, sostuvo. 
 
El gobierno de Vázquez, con los puentes cortados, endureció su postura ante Néstor Kirchner, se paró en la vereda de enfrente y dejó de negociar. Los puentes siguieron cortados pero la popularidad del ex presidente uruguayo se vio reforzada. En aquel momento la oposición política, sin excepciones, apoyó a Vázquez en su cruzada.
 
Mujica, con su estrategia de diálogo permanente y de aceptar tragarse “sapos”, está bastante más sólo que Vázquez. Los líderes de la oposición lo critican, interpelan al canciller y le reclaman una actitud más “digna”.
 
Incluso en el FA no están todos de acuerdo con ponerle la otra mejilla al gobierno K, pero la izquierda se modera en sus críticas para respaldar al Presidente.
 
Consecuencias
 
Analistas políticos consultados por El Observador afirmaron que la línea dura contra Argentina da más rédito político interno pero advirtieron que esta situación no tiene por qué incidir en las elecciones nacionales para las que faltan más de dos años.
 
Ignacio Zuaznábar, director de Opinión Pública de Equipos, comentó que “cuando Argentina toma medidas que los uruguayos sienten como una agresión, a la población le gusta tener un gobierno que se pare firme”.
 
Recordó que la postura dialoguista de Mujica le dio buenos  réditos al comienzo de su gestión y la opinión pública celebró el levantamiento del corte de los puentes sobre el Río Uruguay.
 
“Argentina ahora parece que no quiere dialogar ni tener una relación en buenos términos y eso lo nota la opinión pública y presiona al gobierno para que adopte una postura de firmeza”, agregó. Zuaznábar dijo que le parece “legítimo” el diálogo que impulsa Mujica para evitar males peores, pero acotó que eso “puede tener consecuencias internas en cómo la gente ve al gobierno”.
 
Las consecuencias internas de las que habla “no tienen relación con las elecciones porque falta mucho”, aclaró. Dijo también que “una parte de la ciudadanía comparte la vía dialoguista, pero cuando se siente agredida la mayoría expresa el descontento”.  “
 
Los niveles de apoyo a un gobierno no dependen de un único factor, en este caso Argentina. Pensar que su peso sea determinante es un error”, afirmó.
 
Por su parte, Adriana Raga, de la consultora Cifra, dijo que a los uruguayos “les encanta una buena pelea con Argentina; la actitud conciliadora hace años que no suma puntos. Puede ser razonable o no, pero a la opinión pública le gusta pararse duro frente a Argentina”.
 
La analista dijo a El Observador que falta mucho tiempo para saber si esta situación y la estrategia del gobierno repercutirá en las próximas elecciones. Sobre todo porque Mujica no será candidato presidencial y hay muchas posibilidades de que Vázquez sí lo sea.
 
En definitiva, habrá que esperar qué se recuerda de todo esto que está ocurriendo con Argentina cuando llegue la hora de votar en noviembre de 2014.

comentá(3)

print mail A+ A-

Envia tu comentario!

IMPORTANTE: Este es un espacio de participación de usuarios.

Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los usuarios y no reflejan la opinión de Urgente24. Para garantizar el funcionamiento apropiado de los foros, que impida la usurpación de la identidad de los usuarios, le pedimos que complete estos datos.

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusion de comentarios no apropiados o insultos. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento

Imagen de nnenina

INSISTO E INSISTIRE HASTA NO VER ALGO DISTINTO EN MUJICA, ES UN VIEJO CHOTO.

Imagen de brisa@

y en esta foto meloso!!

Imagen de nnenina

INSISTO E INSISTIRE HASTA NO VER ALGO DISTINTO EN MUJICA, ES UN VIEJO CHOTO.

Imagen de cotyna

Cristina se enoja si no se te para Mujica asi que a ver si empezas a tomar viagra o algo porque siempre perdes como decis vos ajajajja!