"ERROR DE ETIQUETADO"

Nestlé en el escándalo de la carne de caballo

El grupo alimentario suizo Nestlé ha comunicado la retirada de los productos refrigerados tortellini y raviolis de carne de la marca 'Buitoni', a la venta en España e Italia, así como de la lasaña a la boloñesa 'Gourmand', producida en Francia y dirigida a la hostelería, tras encontrar trazas de ADN de caballo en niveles superiores al umbral del 1%.

comentá(2)

print mail A+ A-
"Este hecho no supone ningún riesgo para la salud de nuestros consumidores, pero el error en el etiquetado hace que los productos no cumplan con lo que los consumidores esperan de nosotros", indicó la multinacional Nestlé, que ha procedido a retirar estos productos y a reemplazarlos por otros que hayan pasado el test que determina que se trata 100% de ADN de carne de ternera.

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El hallazgo de carne de caballo en productos etiquetados como vacuno se ha extendido rápidamente por Europa desde el mes pasado, motivando la retirada de productos, molestia entre los consumidores e investigaciones de los gobiernos sobre las complejas cadenas de procesamiento de alimentos del continente.
 
Nestlé, que la semana pasada dijo que los productos con su marca no habían visto afectados por el escándalo, reveló ahora que sus pruebas habían hallado más de un uno por ciento de ADN de caballo en dos productos.
 
Nestlé ha ordenado a su canal de venta la retirada voluntaria de Tortelini Carne Guisada y Ravioli Carne al Brasato, según fuentes de la empresa.
 
La retirada se ha producido por un "etiquetado incorrecto", no por la existencia de algún problema sanitario con los productos, según el comunicado de Nestlé. La compañía de alimentos suspendió la entrega de todos los productos elaborados que utilizan carne de un subcontratista alemán a uno de sus proveedores, dijo la empresa.
 
"Este hecho no supone ningún riesgo para la salud de nuestros consumidores, pero el error en el etiquetado hace que los productos no cumplan con lo que los consumidores esperan de nosotros", indicó la multinacional, que ha procedido a retirar estos productos y a reemplazarlos por otros que hayan pasado el test que determina que se trata 100% de ADN de carne de ternera.
 
Asimismo, la compañía helvética señala que, después de la aparición en Reino Unido de las primeras informaciones relacionadas con un etiquetado fraudulento de carne de ternera, ha profundizado en los análisis que lleva a cabo en sus productos y en las materias primas que utiliza en Europa.
 
"En estos momentos, hemos procedido a inmovilizar todo nuestro producto terminado elaborado con carne de ternera suministrada por la firma alemana H.J. Schypke, subcontratada por uno de nuestros proveedores, JBS Toledo", indicó la compañía, después de detectar trazas de ADN de caballo en dos productos fabricados con carne de ternera suministrada por H.J. Schypke.
 
Nestlé registró un beneficio neto atribuido de 10.611 millones de francos suizos (unos 8.620 millones de euros) en 2012, lo que representa una mejora del 11,5% respecto a los 9.487 millones de francos que ganó en 2011.
 
“Los resultados no han sido todo lo buenos que nosotros esperábamos y de los que ha dado muestras la compañía en los últimos años”, afirmó Andrew Wood, analista de Sanford C. Bernstein. 
 
Los analistas esperaban un rebote después de que Nestlé afirmara en octubre que el 3er. trimestre se había visto afectado por factores extraordinarios como las inundaciones de Filipinas. 
 
“El rebote esperado no se ha materializado”, añadió Warren Ackerman, analista de Société Général.
 
Nestlé ha presentado el menor crecimiento en 3 años por la caída de la demanda en los mercados emergentes y el bajo consumo en Europa: la facturación avanzó 5,9%, por debajo del 6% que vaticinaban los analistas encuestados por Bloomberg. 
 
Y ahora... la carne de caballo...
 
Alemania
 
El grupo suizo de alimentación Nestlé apuntó a Alemania. Después de realizar pruebas genéticas en los 2 productos de pasta precocinados, en los que se detectó más de un 1% de presencia fraudulenta de carne de caballo en lugar del componente etiquetado, que era ternera, ha hecho público que el proveedor que sirvió la carne para su fabricación es una empresa alemana con la que ha paralizado todos los pedidos.
 
No ha hecho público el nombre del proveedor, pero sí ha informado que los productos afectados, 'Buitoni Beef Ravioli' y 'Beef Tortellini', fueron distribuidos en Italia y en España, de donde están siendo retirados a toda prisa del mercado. También una lasaña congelada y distribuida en Francia habría resultado parcialmente afectada, pero solo en una cantidad muy pequeña.

comentá(2)

print mail A+ A-

Envia tu comentario!

IMPORTANTE: Este es un espacio de participación de usuarios.

Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los usuarios y no reflejan la opinión de Urgente24. Para garantizar el funcionamiento apropiado de los foros, que impida la usurpación de la identidad de los usuarios, le pedimos que complete estos datos.

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusion de comentarios no apropiados o insultos. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento

Imagen de Curly2011

SI ESTOS LES VENDEN A LOS EUROPEOS PRODUCTOS CON CARNE DE CABALLO, NO QUIERO PENSAR LO QUE METEN POR ESTOS LADOS.

CON QUE HARAN EL NESKUYK, CON NEGRO RAYADO?

Imagen de Duczan

"etiquetado incorrecto"......
Estoy asombrado de la rápida manera en que los suizos aprendieron de nosotros.