CORRUPCIÓN

Previsible e inevitable: Lula investigado por tráfico de influencias

Urgente24 siempre sostuvo que la causa 'Lava Jato' (corrupción en Petrobras) iba por Luiz Inácio Lula da Silva, sobreviviente inexplicable de varios casos de corrupción que involucró a los principales dirigentes del gobernante Partido dos Trabalhadores, en Brasil. En su país, Lula goza de una notable popularidad. Quizá por esto, y porque el PT no tiene nuevos liderazgos, él deslizó la posibilidad de regresar al poder cuando concluya el mandato de Dilma Rousseff. Así fue como arrancó la nueva etapa de la investigación en un Brasil conmocionado por la corrupción de sus políticos y empresarios más representativos en el caso Petrobras. Dilma ha logrado escapar hasta ahora a ese tema pero no al derrumbe de popularidad (en su caso, por decisiones de política económica). La situación es tan compleja para la alianza en el poder que el principal aliado del PT, el PMDB ya deslizó que en la próxima elección irá por su cuenta.
2 x 1

Revés en el Senado para Dilma, que no tiene 'piso' pero zafó en Diputados

En Brasil, La popularidad de la presidenta Dilma Rousseff retrocedió aún más en junio, hasta un récord negativo de 9%, desde un 12% en marzo, mostró el miércoles una encuesta del Instituto Ibope divulgada por la Confederación Nacional de la Industria (CNI). Llueve sobre mojado: ocurrió una derrota oficialista en el Senado, donde fue aprobado un proyecto de ley, ya tratado por la Cámara de Diputados, que establece un reajuste escalonado de salarios de, en promedio, un 59,49% para los funcionarios del Poder Judicial, que no reciben aumentos desde el año 2006 y estaban presionando por aumentos. Al oficialismo le fue un poco mejor en Diputados: no consiguió la mayoría necesaria el proyecto para reducir la edad penal de 18 años a 16 años.
LA CORRUPCIÓN CONSUME AL PT

Durísimo testimonio pone en jaque al gobierno de Dilma

El semanario Veja publicó que el empresario de la construcción Ricardo Pessoa declaró a la Justicia que donó US$ 2,4 millones provenientes de la corrupción en Petrobras para la campaña proselitista de reelección de Dilma Rousseff. Pessoa también denunció haber donado US$ 800.000, con el mismo origen ilícito, para la campaña que llevó a la reelección a Luiz Inácio Lula da Silva en 2006. La declaración habría sido hecha en el marco de un proceso de colaboración judicial a cambio de una futura reducción de pena. Pessoa apuntó directamente contra los hoy día ministros de Justicia, José Eduardo Cardozo; y de Comunicación Social de la Presidencia de la República (Secom), Edinho Silva, quienes convocaron a una rueda de prensa para manifestar su “indignación” por los supuestos dichos de Pessoa. El ministro Silva fue tesorero de la campaña de Rousseff, y él admitió que la empresa de Pessoa contribuyó con el dinero informado por el empresario, pero aseguró que fueron donaciones legales y que el dinero se declaró ante las autoridades electorales, que “aprobaron en forma unánime las cuentas” de la hoy día Presidente de Brasil. Pero el asunto comienza a complicarse muchísimo para el PT cuyos periodistas aliados intentan involucrar también a los partidos políticos opositores para producir una suerte de 'reacción corporativa' y frenar toda la investigación. Sin duda, es un intento desesperado y condenado al fracaso. Más le vale al PT buscar otro enfoque.
"NO ES INVESTIGADO, PUEDE SERLO"

Lección para Cristina: Van por Lula da Silva

Lo peor que pudo hacer Luiz Inácio Lula da Silva fue permitir que se especule con su regreso al poder luego de Dilma Rousseff. Que lo tenga presente Cristina Fernández de Kirchner cuando se marche del Ejecutivo Nacional: para ensayar un 2do. retorno (el caso de Michelle Bachelet en Chile, a quien tampoco le está yendo bien) hay que tener el pasado en orden. Los muertos en el placard son peores que los zombies. Lula da Silva, sobreviviente del 'Mensalao', que le costó la libertad a sus colaboradores más cercanos y se cargó la conducción del Partido dos Trabalhadores, apostó a la impunidad. Ahora hay un tema que hace 'ruido' en USA (la investigación por la corrupción en la Federación Internacional de Fútbol Asociado, que incluye la adjudicación del Mundial Brasil 2014, que negoció Lula con Joseph Blatter y Julio Grondona) y en Brasil se agita nuevamente la corrupción en Petrobras. El fiscal Carlos Fernando dos Santos Lima, del Ministerio Público Federal (MPF), aseguró que el caso que conmueve a Brasil se extenderá hasta, al menos, 2017, 1 año antes de las elecciones presidenciales 2018. “Por ahora, el ex Presidente no es parte de la investigación”, dijo Santos Lima a la agencia Reuters. “Lo que nosotros tenemos hasta ahora (sobre Lula) son noticias de la prensa”, dijo el fiscal. "El hecho es que si encontramos elementos, investigaremos (a Lula) como a cualquier otro", agregó.
BRASIL SIGUE EN AJUSTE

Costo del crédito + impuestos: No cesa la caída de Dilma

La tasa de interés promedio que pagan las familias brasileñas subió en mayo al récord de 57,3% anual en mayo, y la morosidad, que considera atrasos superiores a 90 días, alcanzó a 5,4% de las personas físicas. La tasa de financiación con tarjeta de crédito subió 13,1 puntos porcentuales a 360,6% anual. Además, la presidenta Dilma Rousseff sancionó el martes la Ley Nº13.137/2015, que eleva las alícuotas de los impuestos PIS/Cofins sobre productos importados, incluyendo bebidas, productos farmacéuticos y cosméticos, una medida que forma parte del ajuste fiscal del gobierno. La ley fue publicada en el Diario Oficial. En la ley también se mantuvo la propuesta que exime a las iglesias de contribuir al instituto de seguridad social sobre valores adicionales pagos a sacerdotes y pastores (ayudas, mantenimiento, transporte y educación). En este escenario es casi lógico que Dilma Rousseff cayó en las encuestas. Y también irrumpieron versiones negativas para la Presidente. Por ejemplo, que estaría internada (en 2009 ella recibió el alta médica tras un tratamiento contra el cáncer). Ella le preguntó a los periodistas: "¿Ustedes creen que yo estaba (hospitalizada)?".
SOLICITADA MANIFESTANDO "INDIGNACIÓN"

Emilio Odebrecht al rescate de Marcelo

El grupo Odebrecht no se encuentra a la deriva: tiene cuadros gerenciales aguerridos y la 'manija' regresó a Emilio Odebrecht, de 70 años, padre de Marcelo Odebrecht, detenido en el marco del 'Operativo Lava Jato'. “No se dejen desmoralizar. Estaremos todos juntos en este momento de dificultad. Estaré más presente mientras dure esta fase", le dijo el patriarca a los empleados en un comunicado interno, luego de una reunión de directorio en la que pidió mantener el "estilo descentralizado” del grupo, y comprometió apoyo a las familias de los ejecutivos detenidos. Por eso no sorprende que el lunes 22/06, Odebrecht difundiera una solicitada en todos los principales medios de comunicación de Brasil, expresando su "indignación" con las detenciones de 5 de sus principales ejecutivos, incluyendo a Marcelo Odebrecht, a la vez que cargó contra Sergio Moro, el juez que ordenó detenciones preventivas "totalmente innecesarias y, por lo tanto, ilegales".
JOSÉ EDUARDO CARDOZO CONTRA SERGIO MORO

Ministro de Justicia cuestionó al juez anticorrupción

El ministro de Justicia de Brasil, José Eduardo Cardozo, negó este lunes que la detención de los presidentes de las constructoras Andrade Gutiérrez y Odebrecht, las mayores del país y vinculadas al escándalo de corrupción en Petrobras, vaya a afectar el plan de infraestructura impulsado por el Gobierno. "Ese plan de concesiones es fundamental para el desarrollo económico y social y será realizado con absoluta transparencia, lisura, y acompañado por todos los órganos de fiscalización", declaró Cardozo en entrevista publicada hoy por el diario O Estado de Sao Paulo. Cardozo, por primera vez desde el inicio del operativo 'Lava Jato', que alcanzó a casi todas las grandes empresas constructoras brasileñas, manifestó una posición contraria al juez federal Sergio Moro, quien ordenó la detención de los empresarios Otávio Azevedo y Marcelo Odebrecht, presidentes de Andrade Gutierrez y Odebrecht.
DEBATE EN BRASIL

Embestida de políticos y periodistas contra el juez Moro

La manera como el juez federal Sergio Moro conduce el 'Operativo Lava Jato', es motivo de debate en Brasil. El abogado Alexandre Lopes, defensor del ex director de Petrobras Renato Duque, que fue liberado por el Supremo Tribunal Federal (STF) pero después volvió a la cárcel, dijo que los "tribunales están amedrentados por el clamor de las calles" (contra los corruptos). Según el letrado, "la presión es tan grande que los ministros terminan violentando sus convicciones personales". En cuanto al muy sospechado Luis Inácio Lula da Silva, también hay un intento de preservarlo porque, de lo contrario, no prosperará su ambición de regresar al poder luego de Dilma Rousseff.
MARCELO ODEBRECHT Y OTÁVIO MARQUES DE AZEVEDO

Conmueve a Brasil la detención de 2 empresarios 'top'

Marcelo Odebrecht y Otávio Marques de Azevedo están en prisión preventiva acusados de haber sobornado a exdirectores de Petrobras usando cuentas en Suiza, Panamá y el Principado de Mónaco. Otros directivos (Márcio Faria, Alexandrino Alencar y Rogério Araújo, de Odebrecht; y el director de Andrade Gutierrez, Flávio Lúcio Magalhães), también han sido detenidos en la misma operación. Otro ejecutivo de Andrade Gutiérrez, César Ramos Rocha, se encuentra en paradero desconocido. Según la tesis del Ministerio Público brasilero, las 2 compañías formaban parte de un club de una veintena de constructoras que conseguían licitaciones de Petrobras de manera fraudulenta. La policía calcula el supuesto soborno pagado por Odebrecht y Andrade Gutierrez en 720 millones de reales (US$ 230 millones) en un supuesto 'sistema' en el que las empresas pagaban un 3% de cada contrato con la estatal, desde 2002 y abarcó los mandatos de Fernando Henrique Cardoso, del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB); Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, ambos del Partido de los Trabajadores (PT). Al menos 3 personas implicadas en el escándalo han confirmado los pagos y han presentado documentos como prueba, según fuentes de la investigación.
DENUNCIA Y DEBATE

Brasil quiere vender carne a Venezuela, ¿qué hará con opositores?

Senadores brasileños denunciaron que Venezuela no autoriza el aterrizaje de una aeronave de la Fuerza Aérea que los trasladaría el jueves 18/06 a Caracas para una anunciada misión que pretende verificar la situación política en ese país. El senador Ronaldo Caiado, del partido Demócratas (centroderecha), acusó al gobierno venezolano de impedir el aterrizaje. Pero el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, que visitó Brasil para acordar la importación de carnes, le había prometido a Eduardo Cuhna, presidente de la Cámara baja brasilera, considerar la posibilidad de autorizar la visita.