Durísimas críticas de la SIP a Cristina