Moyano se preparó para disputarle a Cristina el peronismo y la clase media