Venezuela y Microsoft: Buenos amigos a pesar de todo