Leído

MAR DEL PLATA

Nadie quiere a Arroyo: Lavagna también lo descartó y le queda la boleta corta o bajarse

Vie, 14/06/2019 - 2:58pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Tras el cierre de las alianzas electorales el pasado miércoles (12/6), al intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, lo dejaron afuera del flamante frente oficialista Juntos por el Cambio. Intentó refugiarse en Roberto Lavagna para buscar su reelección, pero el economista optó por llevar de candidato al concejal Santiago Bonifatti. En el vidalismo esperan que Arroyo se baje o se sume a la lista de candidatos a legisladores mientras la gobernadora apoya la postulación del diputado nacional Guillermo Montenegro.

El polémico intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo.
Contenido

Como ya explicamos en Urgente24 este jueves (13/6), tras el cierre de alianzas el actual intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, se quedó afuera de Juntos por el Cambio, el rebautizado Cambiemos tras la incorporación de Miguel Pichetto. Él pretendía ir a una PASO contra la concejala radical Vilma Baragiola y el diputado nacional Guillermo Montenegro, favorito de la gobernadora María Eugenia Vidal.

Sin lugar en el exCambiemos, Arroyo soñó con ser el candidato de Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey, pero el economista lo vetó y eligió al concejal Santiago Bonifatti como su postulante a la intendencia.

"De ninguna manera Arroyo será nuestro candidato", sentenció ante medios locales al mostrarse con Bonifatti durante una visita a Mar del Plata este jueves, donde dejó en claro que siguen en busca de postulantes para su espacio.

En ese aspecto, pidió por la diputada Graciela Camaño como posible nombre para la gobernación bonaerense y negó que el actual intendente Arroyo, represente a su sello en los comicios locales.

"Nos mantenemos en lo que hemos sido desde el principio, cuando empezamos el año pasado", dijo Lavagna, y reiteró que el camino elegido es "una línea del medio que trata de evitar la polarización y darle a los argentinos la posibilidad de votar algo distinto que no sea lo malo o lo peor".

Según Política y Medios, Arroyo intentó presionar a María Eugenia Vidal con pegar el portazo y aterrizar en el espacio del ex ministro de Economía porque desde Gobernación le ofrecieron un lugar en la lista de diputados nacionales a cambio de que decline su candidatura.

Vidal puja porque el candidato del oficialismo en el distrito salga del consenso o de una contienda interna entre Guillermo Montenegro y alguno de los aspirantes del radicalismo: el diputado provincial Maximiliano Abad o la concejal local, Vilma Baragiola.

Ahora Arroyo se quedó sin esa herramienta de presión y deberá optar entre aceptar un lugar en la lista de diputados nacionales del frente Juntos por el Cambio o competir por su reelección con una boleta vecinalista, mediante su agrupación local Agrupación Atlántica.

El jueves, Arroyo no quiso hablar de su candidatura en diálogo con el noticiero de Canal 8 de Mar del Plata. Se limitó a decir que su hijo (el concejal Guillermo Arroyo) es quien se está ocupando del tema y que llegado el caso no tendría inconvenientes de ir “con boleta corta”, es decir sin ningún candidato provincial y nacional teniendo en cuenta que su partido, Agrupación Atlántica, no fue anotado en la alianza oficialista “Juntos por el Cambio”.