El mensaje 'político' a Comodoro Py detrás de la polémica decisión de la Corte

Leído

"BOMBA NUCLEAR"

El mensaje 'político' a Comodoro Py detrás de la polémica decisión de la Corte

Mie, 15/05/2019 - 6:30pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Cristina Kirchner iba a ser juzgada junto a Julio De Vido, José López, Carlos Kirchner y Lázaro Báez, entre otros que iban a compartir el banquillo de los acusados, una foto que la expresidenta no estaba dispuesta a tolerar en un año electoral. Pero sobrevino la decisión de la Corte muy funcional a sus propósitos. Por ello no esquiva la polémica, pese a que la intención declarada fuese evitar que el juicio sea desestimado en el futuro. Sin embargo, hay detrás de esta jugada de la Corte otro mensaje: fuerte y directo al interior del Poder Judicial.

Contenido


Conocido es que Cristina Fernández de Kirchner iba a ser juzgada en los próximos días junto a Julio De Vido, José López, Carlos Kirchner y Lázaro Báez, en el banquillo de los acusados, otorgando una foto poco tolerable en un año electoral.

Por ello, la decisión de la Corte Suprema de Justicia que retrasa el juicio a la exmandataria no deja de sonar muy funcional a sus intenciones. Polémica, a la vez. 

El abogado Roberto Gargarella llegó a hablar de la misma como "un horror, un pacto de impunidad". 

La intención del máximo tribunal, más allá de las especulaciones, sería anticiparse a nulidades como ocurrió en las causas contra Fernando De la Rúa y Carlos Menem, cuando tuvo que anular sentencias por nulidades de procedimientos. Sin embargo, hay también otro fuerte mensaje hacia el interior del poder judicial, al deja a la intemperie a los jueces que intervinieron.

Pues, admite una serie de recursos que incluían quejas de los imputados por medidas de prueba que habían sido rechazadas en instancias anteriores bajo el argumento de denegación de justicia.

En efecto, la resolución se hizo pública dos horas más tarde que la sala 4 de la Cámara de Casación Penal rechazara los reclamos del abogado defensor de la ex presidenta, Carlos Beraldi, respecto de la nulidad de las pericias realizadas sobre una muestra de 5 de las 51 obras públicas por las que se denunció a Cristina. El abogado se quejó además porque más del 90% de los elementos probatorios que acercó fueron rechazos por el tribunal.

El macrismo domina la Cámara de Casación y los fiscales de la causa son las sospechas de la investigación Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, considerados en la justicia como cercanos al gobierno. El pasado 21 de diciembre habían pedido la elevación a juicio oral y público de esta causa que investiga un supuesto fraude al estado por un total de 46.000 millones de pesos.

Beraldi aseguró a los medios de comunicación una vez conocido el pedido de elevación a juicio, solicitó a la Corte Suprema "que tome parte en una causa de gravedad institucional" porque consideraba que se le estaba negando a la ex presidenta el debido acceso a la justicia al no revisar el estudio pericial que se había realizado sobre menos del 10% de las obras por las que está procesada.

En la Corte no ignoran que habrá polémica. Saben que "la mitad se va a enojar y la otra mitad se va a poner contenta, pero acá lo importante es evitar condenas que luego hay que anular por errores de procedimiento", afirman fuentes judiciales.

El diario 'Ambito Finaciero' publicó sobre la decisión que "se remonta al lunes de la semana pasada": 

"Los ministros iniciaron conversaciones informales para mensurar la relevancia de los planteos y concluyeron en que aproximadamente un 80% de los pedidos de prueba solicitados por las defensas habían sido rechazados durante la instrucción y por el trámite que el caso tuvo ante la Cámara y ante Casación. Algunos de los escritos de los abogados de los imputados sostenían fundamentos atendibles. Con distintos argumentos por parte de cada uno de los jueces, la decisión se trasladó a sobre si debían actuar antes o después, como era costumbre de la Corte cuando los casos escalaban luego de un juicio. Sobrevolaron antecedentes históricos de dos expresidentes sentados en el banquillo y del resultado final de las causas: Carlos Menem (Armas) y Fernando de la Rúa (Sobornos del Senado). Ambos, por distintas vías, terminaron en resultados absolutorios. (...) amortiguarían el “costo” de “pisar” el expediente y frenar el inicio del juicio ante la chance de que hubiese habido irregularidades en el trámite de la causa"

Y allí es donde el mensaje cruzó el cuarto piso del Palacio de Tribunales hacia a Comodoro Py: "las eventuales irregularidades": "la Corte, esta vez, se anticiparía a verificar que no haya habido apresuramientos y desprolijidades que pudiesen derivar en futuras nulidades una vez que el juicio comenzara. En el fondo, es el talón de Aquiles de las causas que involucran a los máximos estamentos políticos en Argentina, algo bien sabido dentro del Poder Judicial que suele reincidir en los mismos yerros". 

La decisión de la Corte podría dejar en un tembladeral el resto de las causas judiciales de alto voltaje político. Sin dudas, como concluye el mencionado matutino, es un mensaje que tendrá repercusiones en múltiples "mesas de entrada".

Mientras tanto, el diario 'Clarín' transmite el enojo desde la Casa Rosada "porque consideran que se trata de una maniobra política en año electoral".

Aunque menciona algunos matices: "Hay algunas causas que van más lento, pero en el caso de las que involucran a Cristina fueron en tiempo razonable", argumentaba otros de las espadas judiciales del Gobierno, que al conocer la resolución de la Corte se llamó a silencio.

"Si querían show, bueno no van a tener show", afirmó al sitio 'La Política Online' una fuente del máximo tribunal, que recordó las causas contra De la Rúa y Menem, y aclaró que ahora "preferimos ver antes si hay problemas y pedir -si existen- que se solucionen".

El diario 'La Nación' habló de ""bomba nuclear" en los tribunales federales de Comodoro Py 2002, donde ya se estaban extrañando ante la tensa calma de estas semanas mientras se acercaba la fecha del juicio".

Según publicó ese matutino, "es inédito que la Corte elija meterse en un tema de fondo en vísperas del inicio del juicio. Fuentes de la Corte dijeron que la presión del kirchnerismo sobre el máximo tribunal terminó de convencer a los jueces".

Y para concluir afirmó que "no pasó inadvertida en Tribunales la presencia de Alberto Fernández, uno de los operadores del kirchnerismo en tribunales desde sus tiempos de funcionario cuando supo pulsear con la Corte por los temas que le interesaban al Gobierno. La foto de este martes de Cristina Kirchner junto al PJ se recreó en Tribunales".

"Es una escandalosa resolución con olor a Alberto Fernández en busca de impunidad para la ex Presidenta, la Corte Suprema toma una inédita medida. Esperamos que el Tribunal Oral INICIE el juicio la semana próxima porque NO hay fundamento para que no lo haga #ObraPública", escribió la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, en las redes sociales.