Leído

ODEBRECHT

La 'División Sobornos', en medio de la campaña electoral en Argentina, con al menos 64 'receptores'

Jue, 27/06/2019 - 12:41pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El Consorcio Internacional de Periodistas, que también lideró la investigación de los Panama Papers, reveló el contenido de más de 13.000 documentos sobre el mayor caso de corrupción de América Latina que, afirman, podría ser todavía más grande de lo que ya se suponía, Odebrecht. Allí, la "División Sobornos" registró al menos 64 receptores o intermediarios en transacciones ilegales vinculadas a sus negocios en la Argentina. Todos figuran con apodos, y sus verdaderas identidades son un misterio. Sin embargo, algunos de ellos arrojan algunos indicios, que en plena campaña electoral, para el kirchnerismo se presentan como una gran mancha, de la cual tampoco resulta ajeno el propio Mauricio Macri.

Contenido


El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) publicó el contenido de más de 13.000 documentos inéditos de la constructora brasileña Odebrecht, a través de fuentes de información que no quisieron ser identificadas y compartidos con más de 50 periodistas de 10 países de la región.

En estos documentos se hallaron registros de pagos, correos electrónicos, planillas contables y documentación bancaria de la División de Operaciones Estructuradas, un área de Odebrecht también conocida como el "departamento de coimas" y que se dedicaba a manejar la contabilidad paralela de la compañía, según reconoció la empresa ante las autoridades de los Estados Unidos y los fiscales del caso Lava Jato en Brasil.

Este departamento utilizaba un sistema informático secreto que le permitía mantener los registros ilegales de manera confidencial. Así lo detallaron los miembros de la compañía a la Justicia, según publicó la 'CNN'. En su confesión, la empresa dio detalles pormenorizados de los delitos cometidos para obtener contratos de obra pública en Brasil y otros 12 países y aceptó cooperar con fiscales de la región. 

La investigación de ICIJ sostiene que, sin embargo, Odebrecht no contó la historia completa y estos documentos aportarían nueva información a la que ya habían admitido los arrepentidos de Odebrecht ante las autoridades de Brasil, Suiza y Estados Unidos a fines de 2016. Además, esta filtración detalla pagos presuntamente ilegales por obras que los arrepentidos de Odebrecht no habrían explicado durante sus declaraciones.

Entre los nuevos hallazgos, se destacan pagos secretos por US$39 millones en República Dominicana; por US$3 millones por el Gasoducto Sur en Perú, y por US$18 millones al subterráneo de Panamá. 

En Argentina, los nuevos documentos muestran pagos presuntamente ilegales por casi US$15,7 millones sólo entre 2012 y 2014. 

Los gasoductos y la planta potabilizadora son las principales obras expuestas en los nuevos documentos de la "división de sobornos" de la constructora. Los montos oscilaban entre US$18 mil y 500.000 y se giraban siempre a través de las mismas sociedades offshore. Las autoridades que estuvieron a cargo de esas obras irán pronto a juicio. Los ex funcionarios, sin embargo, niegan irregularidades o pagos de sobornos.

Además, en las planillas de pagos ilegales aparece por primera vez mencionada la obra del soterramiento del ferrocarril Sarmiento. El destinatario del pago es identificado como 'De Niro'. Dos ex ejecutivos de Odebrecht, Marcio Faria y Luiz Antonio Mameri, admitieron en Brasil que Odebrecht pagó sobornos por estas tres obras en Argentina. Así consta en los videos y textos oficiales de las confesiones de ambos brasileños.

El soterramiento muestra los alcances políticos del caso Odebrecht en la Argentina: por esta obra, adjudicada durante el gobierno de Cristina Fernández , Odebrecht es investigada junto a su entonces socio, Angelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri. El empresario asegura ser ajeno a los supuestos sobornos. Pero también la ex presidenta y candidata a vicepresidente niega las acusaciones.

Los destinatarios de los pagos ilegales eran identificados con apodos. 'Robocop', 'Darth Vader', 'Stalin', 'Bambi', 'León', 'Insecto' y 'Caballo' son algunos de los sobrenombres que los ejecutivos le asignaban a quienes debían recibir el dinero ilegal. Esos apodos todavía hoy protegen a muchos de los receptores del dinero, de acuerdo a la filtración.

El diario 'La Nación' que integra también el ICIJ' publicó:

"Los nuevos documentos confirman que Odebrecht pagó sobornos en los tres grandes proyectos que manejó en la Argentina durante el kirchnerismo: la extensión de las redes troncales de gasoductos, el soterramiento del tren Sarmiento y la construcción para AySA de una planta potabilizadora de agua en Paraná de las Palmas. Pero también exponen que colaboró en la evasión y fuga de millones de dólares de empresarios como el titular del Grupo Albanesi, Armando Losón.

(...)algunos de esos documentos también revelan nuevos receptores de fondos ilícitos vinculados a la Argentina.

(...) El segundo dato que surge de los documentos y de las confesiones de algunos "delatores" de Odebrecht ante la Justicia brasileña es que cada proyecto en los que pagaron coimas se manejó por separado, por lo que un mismo receptor o intermediario pudo recibir uno o más apodos -"codinomes" en la jerga-. Es decir, un alias distinto por cada negociado. Sin embargo, la verdadera identidad de esos receptores e intermediarios continúa en las sombras, escondida detrás de los "codinomes" que usaron los ejecutivos de Odebrecht para esconderlos. Entre ellos el exnúmero uno de la compañía en la Argentina, Flavio Bento e Faría, quien ahora se desempeña como miembro del directorio de Odebrecht en su casa matriz de Brasil.

Aun así, algunos de los "codinomes" utilizados resultan indiciarios. Entre ellos, Rolha, que en portugués significa "corcho". Acaso en alusión al lobista Jorge Rodríguez, al que los exejecutivos de Odebrecht devenidos en arrepentidos ante la Justicia brasileña, Luiz Antonio Mameri y Marcio Faria da Silva, señalaron como "intermediario" de los sobornos con Roberto Baratta , el lugarteniente de Julio De Vido en el Ministerio de Planificación.

Procesado por el juez federal Sebastián Casanello por su presunta intermediación en el pago de sobornos en el proyecto AySA,  Rodríguez siempre negó su participación en el capítulo argentino (...).

Sin embargo, algunos de los 13.000 documentos del área de Operaciones Estructuradas muestran que otras dos sociedades que podrían vincularse con Corcho Rodríguez también recibieron millones de dólares para el presunto pago de sobornos y colaborar con la evasión tributaria y la fuga de divisas: Latin Financial LP, que ya se encuentra bajo la mira de la Justicia argentina, y Capital Investment Enterprise LP, cuyo rostro visible es uruguayo Martín Molinolo, quien también aparece en Sabrimol Trading y Latin Financial. 

(...) Otros apodos o "codinomes" resultan, en cambio, un misterio. Como Cisne, que cobró US$150.000 vinculados al Gasoducto San Martín; De Niro, que embolsó US$193.500 por el soterramiento del tren Sarmiento, o Raúl Seixas -en alusión a un cantante brasileño que murió en 1989-, que cobró USS$222.356 en el proyecto de AySA, según surge de una planilla de Excel que consolidó todas las transferencias delictivas de 2014.

Sin embargo, dos de los más grandes receptores de fondos durante ese año fueron Inseto -"insecto", en portugués-, con US$2,55 millones-, y Cuca -acaso en alusión a la palabra "cucaracha"-, con otros US$884.200. ¿Cuál es la palabra portuguesa para "cucaracha"? Barata".


El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) llegó a estas conclusiones gracias a documentos de la división de Odebrecth "creada primordialmente para administrar los sobornos de la compañía".

La firma, fundada en 1944 en Salvador de Bahía, es un conglomerado de negocios que incluyen ingeniería, construcción, químicos y petroquímicos, y desde 2015 ha estado en el centro de escándalos por corrupción tanto en Brasil como en otros países.

"Cuando en diciembre de 2016 la empresa constructora brasileña Odebrecth S.A. admitió su papel en una trama de corrupción descrito por el Departamento de Justicia de EE.UU. como 'el mayor caso de sobornos en el extranjero en la historia' se inició una oleada de escándalos políticos en toda América Latina", escribió el reportero de ICIJ Sasha Chavkin.

Pero Odebrecht "no contó toda la historia. Una nueva investigación de ICIJ revela que la operación fue mucho más grande que lo admitido por la firma, y que involucró a figuras prominentes y enormes proyectos de obras públicas no mencionados en los casos criminales o las investigaciones oficiales hasta la fecha", agregó.