Leído

DÍA D

YPF: Recordando a De Vido-Kicillof, el Gobierno denunciará fraude en la venta de acciones

Mie, 10/07/2019 - 10:45am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

La Gobierno argentino intentará este jueves 11/7 desactivar el juicio por la estatización de YPF que los fondos Burford y Eton mantienen contra nuestro país con el argumento de que la compra de las acciones por parte del Grupo Petersen avalada por Néstor Kirchner fue de "legalidad nula'' y por lo tanto no hay nada que reclamar. Así, intentarán revertir el fallo negativo de la Corte Suprema de USA, donde se rechazó el primer planteo de la Argentina de mudar el caso al país. La estrategia se completa con supuestas vinculaciones con hechos de corrupción en Argentina. Ponen como ejemplo el encarcelamiento de Julio De Vido y agregarán la versión taquigráfica de un discurso del ex ministro de Economía Axel Kicillof cuando anunció que no se respetarían los estatutos de YPF ante los reclamos de los accionistas.

Contenido

Como adelantamos en Urgente24 el 5/7, los abogados que representan a la Argentina pedirán en los tribunales de la jueza Loretta Preska en USA, que se aplique el "Discovery Process", para mostrar supuestas vinculaciones de la nacionalización de YPF con causas locales de corrupción, alguna de las cuales tienen al exministro de Planificación Julio De Vido y uno de los responsables de la operatoria, encarcelado. Además, le reclamaría a la magistrada que la causa debe continuar en Buenos Aires, lo que ya había sido rechazado por Corte Suprema de Estados Unidos.

En concreto, los abogados del Gobierno argentino argumentarán que compra del 25% de las acciones de YPF por parte del Grupo Petersen fue de “legalidad nula” y por lo tanto los fondos Burford y Eton no tienen derecho a reclamar nada.

Pero primero, la Argentina intentará el cambio de jurisdicción del juicio.

Si Preska rechaza ese pedido, el juicio proseguirá en su tribunal y allí la estrategia argentina será "demostrar el procedimiento fraudulento" en la compra de 25% de las acciones del Grupo Petersen entre 2008 y 2011, con la participación de Julio De Vido y con el aval de Néstor Kirchner.

La Argentina intentará demostrar que "Petersen, empresa ficticia española formada y controlada por ciudadanos argentinos, entró en un conjunto muy dudoso de acuerdos evidentemente falsos para adquirir sus acciones de YPF".

La operatoria consistió en que las empresas de Petersen adquirieran en 2008 a Repsol 15% de las acciones de la compañía y 10% adicional en 2011, por US$ 3.500 millones, pero "sin desembolsar un centavo" ya que se le permitía "hacer uso de los futuros dividendos de YPF para comprar sus propias acciones", según consta en un escrito.

"Dada la naturaleza impropia, estos acuerdos son nulas ab initio, privando a Petersen de estar en condiciones para demandar" a la Argentina y a YPF por incumplimiento de contrato alguno, sigue el planteo oficial.

De ser necesario, el país reclamará abordar "numerosos fundamentos legales" entre los que se plantean "la doctrina de forum non conveniens, los principios jurídicos de la comunidad internacional; y la falta de reclamos contractuales directos entre accionistas hasta la falta de legitimidad”.

También se podrá apuntar, en caso de llegar a la instancia de alegatos, a la incapacidad de Petersen para la demanda porque ya no era un accionista de YPF cuando ocurrió la nacionalización de acciones en 2012; y al hecho de que el incumplimiento anticipado del contrato y el incumplimiento del deber implícito de buena fe y trato justo no son reclamos reconocibles bajo la ley argentina.

Según Ámbito Financiero, el fondo Burford Capital dirá que el reclamo argentino es extemporáneo y una actitud "desesperada" del país. Reclamará que la jueza habilite rápidamente una negociación y acelere los tiempos de pago.

El escrito redactado en el estudio Skkaden que defiende a la Argentina incluye, además, como argumentos para que la jueza mude la causa, la política energética del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, incluyendo la necesidad de Preska de tomar contacto con la Justicia local para conocer la situación procesal de varios exfuncionarios. Menciona también al exministro de Economía, Axel Kicillof, como temporario interventor de la petrolera, y el principal artífice de la reestatización, y sus declaraciones sobre la operación. En este capítulo se produce una curiosidad: tanto los abogados argentinos como los de Burford y Eton cuestionan la tareas del exministro de Economía en la petrolera y mencionan diversas frases utilizadas por el ahora candidato durante el proceso reestatizador.

Según Clarín, los voceros del grupo Petersen afirmaron que “el grupo no tiene nada que ver con el juicio en Nueva York. Además, el derecho de litigio lo vendió un síndico español a Burford”.  En cuanto a la adquisición de las acciones en el 2008, los voceros de la empresa argentina aseguraron que “la compra fue aprobada por la bolsa de España y varios organismos internacionales. Así que investiguen todo lo que quieran”.