Leído

SANTIAGO DEL ESTERO

Estaba en una fiesta religiosa y desapareció: la hallaron muerta y abusada sexualmente

Mie, 21/08/2019 - 10:01pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Una fiesta religiosa terminó con trágico final en Santiago del Estero, y es que una joven de 19 años asistió a la reunión con su mamá pero posteriormente, desapareció. Luego de 2 meses de intensa búsqueda, la chica fue encontrada muerta y con signos de abuso sexual. La madre admitió que la chica tenía un además un retraso madurativo pero "nunca la llevó al médico para confirmarlo". Los detalles a continuación:

Contenido

Un nuevo caso insólito ocurrió en Santiago del Estero, esta vez en la localidad de Suncho Corral, cuando una joven desapareció luego de asistir a una fiesta religiosa. Tiempo después, fue encontrada ayer 20/08 muerta y con signos de abuso sexual. Los investigadores creen que la asesinaron para tapar la violación. 

Malena Cisneros tenía 19 años y la buscaban desde el 24 de junio pasado, cuando fue junto a su mamá a una fiesta religiosa. Su mamá decidió retirarse antes del lugar y la chica prometió que volviá en unas horas, pero nunca más volvió

El cuerpo presentaba signos de abuso sexual y además estaba comido por animales. En un primer momento se dijo que que el cadáver había sido devorado por chanchos, pero el informe del antropólogo del Poder Judicial que intervino en la causa determinó que la mayoría de las mordeduras que presentaban los huesos eran de perros quienes comieron los tejidos blandos.

Por el crimen de Malena quedó detenido con prisión preventiva Iván Concha, más conocido como "Gordo Ñoño", otro adolescente de la zona sospechado de haberla violado y después asesinado para ocultar el abuso.

El dato macabro, según la reconstrucción que hicieron los investigadores, es que el acusado violó a Malena delante de su novia menor de edad y que después abandonó el cuerpo para que los animales se ocuparan de que no quedaran rastros. 

La reconstrucción:


El domingo 23 de junio Malena había viajado con su mamá y sus hermanas al pueblo donde para esa fecha llegan miles de personas de todo el país para participar de una celebración religiosa. "Vete, yo vuelvo después", le dijo a su mamá. Pero no volvió.

El padre de la joven se convirtió en el primer sospechoso del caso por las denuncias de la madre de Malena. “Algo tiene que ver", repetía la mujer, mientras buscaba a su hija desaparecida. Sin embargo, la investigación avanzó en otra dirección.

La hipótesis más fuerte es que el acusado usó a su novia de señuelo para atraer a la víctima. Fue la chica, que ahora está internada en un centro de guarda para menores, la primera en hablar con Malena y la llevó con él.

El sujeto llevó por la fuerza a Malena hasta un lugar a unos 4 kilómetros de donde estaban, conocido como “La Fortaleza”. Se trata de una zona montuosa donde habría abusado sexualmente de ella con su novia de testigo para después abandonar su cuerpo.