Leído

TERRIBLE FINAL

Mataron a un argentino en Estados Unidos: Alcohol, puños y embestida

Jue, 18/07/2019 - 6:40pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Un argentino oriundo de Mar del Plata fue asesinado en Estados Unidos tras protagonizar una pelea en un estacionamiento de un hotel de la localidad de Manchester, condado de Hartford, en el estado de Connecticut. El acusado alegó que todo se originó tras una discusión, donde el alcohol y la violencia predominó y terminó en tragedia.

Contenido

Un marplatense de 27 años murió en Estados Unidos tras protagonizar una pelea callejera en donde predominó la violencia y el alcohol. 

La víctima quedó identificada como Ramiro Francisco Onorato, quien fue declarada muerta en el Hospital y Centro Médico Saint Francis, en Manchester, condado de Hartford, en el estado de Connecticut.

El argentino murió atropellado por una camioneta en medio de una pelea. Fue en el estacionamiento de un hotel de esa localidad y según reseñan los medios locales el cuerpo del chico quedó tendido en el asfalto. Cuando llegó la policía fue trasladado al hospital pero ya estaba muerto. 

Por la muerte del marplatense quedó detenido un hombre de 30 años identificado como Octavio Barron, que fue acusado de homicidio negligente con un vehículo motorizado, manejo imprudente de segundo grado y violación de la paz. 

Ese hombre contó cómo se suscitó la muerte: Barron dijo que trabajaba para un contratista eléctrico y que junto a varios compañeros había viajado a Manchester desde Carolina del Norte para reunirse con miembros de otro equipo de empleados que se alojaban en el hotel.

Según dijo, los trabajadores de Manchester estaban borrachos (en ese grupo estaba el Argentino), y comenzó una pelea entre ambos grupos. 

Posteriormente, Barron y sus compañeros se subieron a su camioneta pick up para escapar y según testigos, el marplatense se puso a golpear las ventanas del automóvil. Fue entonces cuando se cayó y la camioneta le pasó encima.

Barron fue luego detenido en una estación de servicio y dijo que no se había dado cuenta de que había atropellado a alguien . Los agentes encontraron sangre y pelos en los neumáticos del vehículo. Lo sometieron a una prueba de alcoholemia y el resultado dio negativo.