Camaño a Monzó: "Tienen más peso Balcarce 50 y Peña que Usted" (texto completo)

Leído

CONGRESO

Camaño a Monzó: "Tienen más peso Balcarce 50 y Peña que Usted" (texto completo)

Vie, 05/04/2019 - 10:49am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Este jueves (4/4) en el marco de una sesión especial pedida por los bloques de la oposición para debatir unos 78 proyectos, en su mayoría vinculados a poner un freno al aumento de las tarifas de los servicios públicos, sobresalió el fuerte discurso de la diputada massista Graciela Camaño. La legisladora, que preside el bloque de diputados de Sergio Massa en la Cámara baja, cuestionó el accionar el Presidente del cuerpo Emilio Monzó y reclamó al oficialismo que deje trabajar al Congreso, que intentó sesionar por primera vez en más de un mes de iniciado el período de sesiones ordinarias. “¡Usted, señor presidente, no puede seguir mostrándonos a nosotros cobrando ingentes sumas de dinero mientras no hacemos un carajo!”, exclamó la legisladora en una de sus dos intervenciones, que fueron lo más saliente de la jornada. Pero aún hay más.

Contenido

La Cámara de Diputados de la Nación intentó sesionar por primera vez este jueves (4/4), desde que Mauricio Macri inauguró el período de sesiones ordinarias en el Congreso.

Los bloques opositores se pusieron de acuerdo para convocar a una sesión especial con 78 proyectos. Entre los más importantes estaban los que buscan poner un freno a los aumentos en las tarifas de los servicios públicos. También había en el temario una iniciativa para declarar la emergencia tarifaria, para declarar la emergencia pública por violencia de género en todo el país, la modificación de la ley de Ganancias para eximir a los jubilados de ese tributo, etc.

La oposición logró quorum, pero al no tener ninguno de los proyectos dictamen de comisión, necesitaba del voto afirmativo de los dos tercios para habilitar las discusiones. Por eso, Cambiemos bajó al recinto e impidió el tratamiento. Sin embargo, los legisladores pudieron hacer uso de la palabra bajo al figura parlamentaria de las “expresiones en minoría”, y de esas intervenciones se destacaron los dos discursos de Graciela Camaño, líder del bloque del Frente Renovador en la Cámara baja, que cuestionó con dureza al titular del cuerpo Emilio Monzó y al oficialismo por presuntamente obstruir el funcionamiento del Legislativo, al que se destinan ingentes recursos en dietas y gastos.

“Lamento profundamente lo que está ocurriendo en esta sesión. Se trata de no entender que somos un poder del Estado, de creer que porque se es oficialismo se es lacayo del Poder Ejecutivo nacional. Lo que están haciendo en estos 4 años de Gobierno, yo no lo he visto jamás. Y he visto humillaciones en esta casa. Pero que lisa y llanamente usted se siente sobre la llave de esta casa y no la abra, no lo he visto jamás, con ningún presidente”, expresó Camaño en una de sus alocuciones.

Y en otro tramo, añadió: “El país no está en condiciones para que ustedes se den el lujo de tomar esta actitud antirrepublicana. ¿Saben lo que es la República? La división de poderes, eso es lo que distingue a una República. Y en situaciones sumamente adversas, todos los gobiernos desde la democracia hasta acá han abierto las puertas de este recinto para que se discuta, se vote,  se gane o se pierda”.

A continuación, la versión taquigráfica con las dos intervenciones completas de Camaño durante la sesión del 4/4:

CUESTIÓN DE PRIVILEGIO

Sr. Presidente (Monzó).- Tiene la palabra la señora diputada Camaño, por Buenos Aires.

Sra. Camaño.- Señor presidente: la cuestión de privilegio está dirigida hacia su persona.

          Lamento profundamente lo que está ocurriendo en esta sesión. Lo lamento porque no se está entendiendo que somos un poder del Estado, porque se cree que, por formar parte del oficialismo, se es lacayo del Poder Ejecutivo nacional. Lo que vienen haciendo en estos cuatro años de gobierno, no lo he visto jamás. (Aplausos.)

          En esta casa, en otras oportunidades he presenciado actitudes humillantes hacia la investidura de los diputados. Que lisa y llanamente alguien se siente sobre las llaves de esta casa y no abra sus puertas, no lo he visto jamás con ningún presidente. Se lo hemos dicho al momento de elegirlo presidente: lo único que le pedimos es que abra el Congreso. Lo único que le dijimos es que, más allá de sus cualidades personales, usted tenía una obligación con todos nosotros. Más que con nosotros, su obligación es con el pueblo de la Nación que nos puso en estas bancas. (Aplausos.) No estamos acá porque publicamos un aviso clasificado y aparecimos sentados. Lo que usted está haciendo es vulnerar lo que el pueblo quiere, porque en cada una de nuestras bocas, en nuestras pequeñas o grandes representatividades, están los votos que nos sentaron acá.

          El país no está en condiciones como para que ustedes se den el lujo de tomar esta actitud antirrepublicana. ¡Y después van a los programas de televisión y se llenan la boca hablando de república! ¿Saben lo que es la república? ¡La división de poderes! Eso es lo que distingue a una república, en situaciones sumamente adversas y aguantándose cualquier discurso. Todos los gobiernos, desde la recuperación de la democracia hasta la fecha, han abierto las puertas de este recinto para que se discuta, se vote, se gane y se pierda.

          ¡Usted, señor presidente, no puede seguir mostrándonos a nosotros cobrando ingentes sumas de dinero mientras no hacemos un carajo! (Aplausos.) El pueblo está con problemas, por si no se dieron cuenta. Tenemos algunos “problemitas”, que quizás, si quiere, los podríamos empezar a desandar en esta casa.

          ¿Sabe lo único que nos está faltando, señor presidente, además de esta historia humillante de que la política económica de este país esté signada por la revisión y las instrucciones del Fondo Monetario Internacional? Esto que están haciendo ustedes hoy, esto que vienen haciendo desde hace tiempo, que es no permitir que el Congreso funcione.

          Ustedes han obturado todas las comisiones. ¿No les da un poco de vergüenza? ¿No tienen algún pariente que les dice lo bien que viven sin laburar? ¿Nadie les reclama nada?

          A mí sí me da vergüenza. A mí nunca me pasó que me avergonzara mi salario, porque venía acá, trabajaba y trataba de honrarlo, desde cualquier lado, aun desde un lugar criticable, pero estaba trabajando. ¡No podemos seguir sin trabajar! ¡No podemos seguir cobrando lo que cobramos! ¡El país está en crisis! Nuestros maestros, nuestros obreros, nuestros pequeños y medianos empresarios, nuestros comerciantes, no se merecen que este Congreso tenga el presupuesto que tiene.

          ¡Damos vergüenza, a pesar de la sonrisa socarrona de los que creen que la política se maneja por las redes diciendo estupideces! ¡Damos vergüenza! ¡Dan vergüenza! Porque los que se llevaron la llave a Balcarce 50 son ustedes. (Aplausos.)

          Además, señor presidente, yo lamento presenciar la manera en la cual su palabra se ha devaluado. Lo lamento profundamente porque lo considero un dirigente político de valía, y lo que está pasando hoy aquí es que indudablemente tienen más peso Balcarce 50 y el señor Peña que quien nos representa ahí sentado, que es el presidente de todos nosotros, quien ha acordado con los bloques de la oposición. Lo lamento profundamente, señor presidente, por usted en lo personal, pero fundamentalmente por la democracia. (Aplausos.)

SEGUNDA INTERVENCIÓN

Sra. Camaño.- Señor presidente: por ahí alguien dijo “que no se use este tema como herramienta política”. A partir de la reflexión de esa reflexión quiero encarar el tema y plantear mi discurso, porque se me vienen a la cabeza muchas preguntas con respecto a este tema.

          En principio, para contestarle a quien piensa que esto puede ser utilizado como herramienta política, quiero decir que probablemente sea utilizado como tal. Pero hay algo muy seguro: que esto es el motor de la economía de un país. Hablar de energía es hablar de las arterias y la sangre del cuerpo humano traducidas en términos de país. No existe la posibilidad de que nosotros pensemos en prosperidad inclusiva si seguimos suponiendo que la energía tiene que ser una cuestión de sumas y restas cuando no de negocios, como voy a tratar de demostrar.

          Me pregunto qué creen los argentinos, es decir, qué creemos nosotros, acerca del motivo por el cual el presidente no advierte el error que ha cometido en este tema. ¿Por qué el presidente no advierte este error? ¿Por qué no advierte que ha deprimido y comprimido a su máxima expresión al país con este tema?

          Este fue un tema de desaciertos desde el principio. El primer desacierto fue colonizar el Ministerio de Energía y Minería con los empresarios o con los CEO de los empresarios que tenían que ver con el sector energético; incluso con un empresario que tenía acciones en una empresa, al que le tuvieron que cuestionar la ética, y aun así siguió. ¿Por qué se sostuvo a este empresario? ¿Por qué se siguió sosteniendo a este funcionario como ministro de Energía hasta que cumplió su función, que es la reforma tarifaria integral que están sufriendo hoy los argentinos?

          Yo tengo alguna teoría, señor presidente. Este tipo de compromisos habitualmente se toman en las campañas y están vinculados con el financiamiento de estas últimas. Yo creo que el presidente pagó su campaña con el Ministerio de Energía a la empresa Shell y a los señores empresarios del sector energético. (Aplausos.) Esto no lo digo yo solamente, sino que también lo dijo un distinguido y notable periodista de un prestigioso medio de comunicación.

          Se construyó un relato, el relato de que el subsidio era la perversidad de Barrio Parque, donde entre paréntesis vivían el presidente y muchos de sus funcionarios. Pero nadie decía que el subsidio lo pagábamos todos los argentinos con nuestros impuestos, que era una política en materia energética que no era gratis. Los empresarios no nos regalaron la energía en la época de los subsidios sino que la cobraron. La cobraron con el impuesto de todos los argentinos.

          Ahora bien, señor presidente; se llevaron por delante todos los trámites que se tienen que realizar en materia de revisión integral de tarifas, empezando por la audiencia pública; una insignificancia, porque ni siquiera tenía un valor palmario a la hora de replantear la negociación. Es una aspiración la sociedad. Ni siquiera eso respetaron. Hubo que llegar a la Corte, perdiendo tiempo, para que esta última les dijera o les recordara –y está bien que lo haya hecho, porque creo que esos funcionarios estaban lejos de saberlo cómo se tenía que componer la tarifa de los servicios públicos.

          En febrero de 2016 la presidenta de la Comisión de Defensa del Consumidor, del Usuario y de la Competencia hizo saber por nota al señor Aranguren lo que estaba pasando. El 28 de junio Sergio Massa, que en ese momento era diputado nacional, le escribe y le reafirma la nota de Liliana Schwindt en el sentido de lo que estaba pasando con la renegociación que se venía llevando adelante. El 9 de julio, señor presidente, en San Fernando, Sergio Massa entrega a usted, al ministro Frigerio y al diputado Massot la carta para que el presidente se entere –mire qué ingenuos que somos de los desaciertos del funcionario.

          Hubo un fallo de la Corte, una sesión en mayo y una ley por la cual mayoritariamente los argentinos representados en esta Cámara, y en la Cámara de al lado, donde están las voluntades de las provincias les hicimos saber a ustedes, es decir, al oficialismo y al Poder Ejecutivo, que la negociación que venían llevando adelante estaba viciada de nulidades y que debían tomar determinadas medidas. Revisen las versiones taquigráficas. Las denuncias fueron serias en ese momento. Como seguía su derrotero la estrategia en materia energética, junto con un grupo de señores diputados de mi bloque me presenté a denunciar al señor Iguacel y al Enargas. Lo hicimos porque de manera absolutamente arbitraria, contraviniendo no solamente el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación sino la totalidad de las sentencias de dicho tribunal en materia de defensa del consumidor y fundamentalmente la legislación marco que establecía la reglamentación para la revisión integral de las tarifas, nos enteramos, porque tenían la intención de cobrarles también a los usuarios, que le habían fijado un seguro de cambio al sector energético.

          Los señores empresarios, que liquidan dividendos como nadie en la Argentina -luego daré lectura de las ganancias registradas entre el año pasado y el corriente en el sector del gas-, tienen además la posibilidad que no tiene ningún argentino, ni el más humilde ni el más encumbrado, que es la de que ante un aumento de la cotización del dólar se produzca un incremento de sus utilidades. ¿A costa de quiénes? De los consumidores, que son los ciudadanos argentinos -aun los empobrecidos-, el pequeño y mediano empresariado, los comercios, los clubes de barrio y las instituciones sociales, que a veces vienen a cubrir la ausencia del Estado. Todos los argentinos les pagamos el seguro de cambio a los señores empresarios, que son amigos del señor presidente de la Nación.

          Como todos sabemos, en el sector energético la tarifa se fija dividiendo en tres la actividad. La primera cuestión está vinculada con la forma de extracción. En la Argentina, a diferencia de los Estados Unidos, existe la concesión porque las provincias son las dueñas del pozo. ¿Cómo renegociaron el presidente de la Nación y el señor Aranguren las tarifas en esa parte de la producción?

          Si bien es cierto que la resolución 212 del Ministerio de Energía y Minería estableció un precio para el gas en boca de pozo, dicha norma tiene varias falencias que hemos denunciado y que queremos señalar aquí públicamente, porque de lo contrario parecería que seguimos defendiendo los privilegios de los que viven en Barrio Parque, lo que es una falacia.

          La energía es un gran negocio y aquí, en el país de las carencias y las ausencias, hay un sector de empresarios que se están beneficiando enormemente con el silencio de la dirigencia política y los negocios que se hicieron a nivel presidencial.

          La producción se cartelizó. ¿Por qué digo esto? Porque cada cuenca tenía un mismo precio, no hay programas de inversión en la resolución y tampoco ninguna exigencia o compromiso en esa materia contemplados en dicha norma.

          En ese sector les otorgaron un aumento que, en promedio, ascendió al 400 por ciento, pero no hubo ninguna inversión.

          De manera tal que es mentira que están tirando cimientos. Por el contrario, lo que están haciendo es llevarse la crema de los negocios de la Argentina a la casa o, mejor dicho, a las cuentas que tienen en el exterior y que todavía tienen que explicar ante la Justicia.

          Se estableció un diferencial de precio del gas para cada cuenca en general, sin observar que cada productor tiene distinta metodología de extracción. No es lo mismo sacar el petróleo del mar que hacerlo de una abundante cuenca neuquina. Pero como esto es una cartelización lo pusieron en el Excel e hicieron lo que más les convenía.

          ¿Qué fue lo que hicieron con las distribuidoras y las productoras? En otra oportunidad me quedé con ganas de decirlo y me parece que esta vez ocurrirá lo mismo. Lo que hicieron fue más o menos lo mismo porque a ellas les dieron el famoso seguro de cambio.

          Lo que les voy a contar a continuación es lo que las empresas ganaron con ese seguro de cambio y cuáles fueron las utilidades registradas en la Bolsa entre 2017 y 2018 por parte de las dos empresas que monopolizan el transporte de gas en la Argentina. Me refiero a Transportadora Gas del Sur y Transportadora Gas del Norte.

          Estas compañías están estrechamente ligadas al señor presidente de la Nación y su familia. En Transportadora Gas del Sur está Marcelo Mindlin y en Transportadora Gas del Norte está Nicolás Caputo. ¿Le suenan estos nombres, señor presidente? Seguramente los debe encontrar en muchas reuniones en la Casa de Gobierno.

          Entre 2017 y 2018 las utilidades de Transportadora Gas del Sur se incrementaron en un ciento por ciento. ¿Escucharon? ¿Escucharon lo que se han llevado a la casa estos señores? Mientras tanto, las pymes, nuestros emprendedores, que son los que tienen que estar tutelados para seguir generando fuentes de trabajo, se ven obligados a estar en las calles luchando codo a codo con los trabajadores frente a este tipo de arbitrariedades.

          ¿Saben cuál fue la utilidad de Transportadora Gas del Norte entre 2017 y 2018? Fue del 72,23 por ciento.

          Si bien quería pronunciar un largo discurso para verificar mis dichos, creo que lamentablemente otra vez me voy a quedar con las ganas de hacerlo. Por eso voy a solicitar su inserción en el Diario de Sesiones.

          Los otros negocios son el de las distribuidoras, el de la exportación de gas a Chile y el de pagarle a Bolivia mucho más que lo que se le paga a YPF. Los compañeros correligionarios radicales saben mucho de este tema y conocen perfectamente por qué estamos teniendo las tarifas que tenemos. Saben perfectamente que hay un grupo empresarial ligado al presidente de la Nación y su familia que se está llevando la gran tajada. Acá no están tirando cimientos. Por el contrario, lo que están haciendo es tirarle una cuerda a cada de uno los argentinos que tienen vocación y ganas de seguir adelante.

          No sigan con el relato y el discurso, no sigan haciéndose los enojados, no sigan diciendo que la Argentina les duele. Si la Argentina le doliera tanto al señor presidente de la Nación abandonaría esta actitud avarienta de llevarse todos los negocios a la casa.