Leído

MANOTAZO DE AHOGADO

Debate imposible: Tras una campaña repleta de errores, el Gobierno pretende que CFK lo salve

Mie, 11/09/2019 - 10:56am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner decidió viajar repentinamente a Cuba, donde se encuentra su hija. Mientras arma la valija, el oficialismo trabaja desesperadamente en el Congreso, redactando proyectos de ley para obligar a la candidata a vicepresidenta a enfrentarse en un debate político contra Miguel Ángel Pichetto. "Marquitos" activó los trolls y logró que el hashtag #CristinaSeCagó (¡qué elegante!) llegue a la tendencia número uno en Twitter. Con las PASO en el bolsillo y una campaña estratégicamente organizada (con viajes por el país y ejemplares de su libro), ¿a quién se le ocurre que CFK concurra por voluntad propia a inmolarse en un debate para salvar a Juntos por el Cambio de sus propios errores?

Contenido

Este martes 10/9 Cristina Fernández de Kirchner sorprendió a todos al solicitar permiso para viajar nuevamente a Cuba, donde su hija, Florencia, se encuentra bajo tratamiento médico. Tenía previsto un acto de presentación de su libro Sinceramente en La Matanza el próximo 14/09, pero lo canceló.

Mientras tanto, desde el oficialismo intentan que la senadora y candidata a vicepresidente por el Frente de Todos debata públicamente ante su par, el senador y también candidato a vice por Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto al igual que lo harán los candidatos presidenciales.

Desde el Gobierno, quieren que el Congreso fuerce a CFK a concurrir al debate. Pero las elecciones son el mes que viene y las chances de que la norma surja del debate legislativo son escasas. Mientras tanto, Pichetto habla en los medios del tema: "Mañana presentaré en la Cámara Electoral una nota solicitando se habilite el debate público preelectoral entre los candidatos a Vicepresidente. Todo régimen representativo y democrático debe otorgar la oportunidad de exponer ideas y proyectos ante la ciudadanía", publicó en Twitter.

Además pidió en la pantalla de TN que desde el canal que "armen un escenario" (¡en tierra macrista!). Dijo que en Estados Unidos y en los "países importantes" los candidatos a vice "debaten". Curioso que, siendo tan obvia la necesidad de un debate entre candidatos a la vicepresidencia, no se les haya ocurrido hasta 50 días antes de las elecciones generales. 

Al mismo tiempo, Marcos Peña activó sus trolls en Twitter. #CristinaSeCagó fue tendencia durante varias horas de la tarde y noche de este martes 10/9. Los bots de las redes sociales terminaron por perder todo decoro a la hora de redactar los hashtags. Un ejemplo perfecto para ilustrar la desesperación de Juntos por el Cambio, que parece dar manotazos de ahogado con cada una de las medidas que toma (tanto en su rol de Gobierno como en el de partido).

En los tuits sobre la tendencia, sostienen que Cristina Fernández no se anima a debatir, que "se escapó" a Cuba. Desde el macrismo dicen que la campaña de ella es silenciosa, deslizan que en el Frente de Todos prefieren que no haga declaraciones públicas porque el rechazo al kirchnerismo es más grande que el rechazo al macrismo.

Sin embargo, Cristina Fernández de Kirchner no está nada oculta. Desde que su libro Sinceramente salió a la venta en mayo de este año, la expresidenta recorre el país presentándolo y hablando sobre el contenido del mismo y/o su propia vida. La candidata a vice no está callada ni oculta, pero no está tampoco donde la quiere el macrismo.

Y es que resulta insólito el reclamo de Juntos por el Cambio: luego de 4 años en el poder supuestamente les parece urgente sacar una ley de debate de candidatos a vice. De no lograr sacarlo, pretenden que CFK (que no se presentó en el debate presidencial de 2015) se siente a discutir con Pichetto voluntariamente y en la pantalla de TN.

Juntos por el Cambio no vio venir Sinceramente, un best seller que desparramó por el país la imagen más humana y, si se quiere, legendaria de CFK. Desde el Gobierno se enteraron de la existencia del libro una vez que este estuvo en la calle y en las manos de miles de personas. Tampoco vieron venir el paso al costado de la ex mandataria, que eligió como presidenciable a Alberto Fernández, un factor sorpresa que dejó recalculando a Cambiemos por mucho tiempo. Los errores fueron demasiados, fueron grandes y siguen siendo recurrentes: insólito que algunos crean que CFK va a concurrir a un debate a contrarrestarlos.

El Frente de Todos tiene una victoria prácticamente asegurada en octubre, no solo gracias a una mala gestión de Cambiemos sino a una pésima campaña del oficialismo, que cometió errores garrafales. Desde el triunfo de las PASO, el peronismo mantiene un tono moderado para no perder ni un punto de los que ya ganó, pero el macrismo, desesperado, pretende que CFK se inmole sola en un debate para salvarlos del fracaso. Insólito.