“¡Haga algo!”: Muestra para Durán Barba de que la inflación sube y los Cuadernos caen

Leído

CAMPAÑA ELECTORAL

“¡Haga algo!”: Muestra para Durán Barba de que la inflación sube y los Cuadernos caen

Mie, 27/02/2019 - 11:40am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El Gobierno nacional imaginó un 2019 electoral con eje en la corrupción K para tapar los problemas económicos. Pero esa estrategia ideada por Durán Barba funcionó apenas por lo que duró enero, ayudado por un dólar relativamente calmo. Hasta que se conoció la inflación oficial del primer mes del año, casi en el 3% y con una proyección que indica que ése será su piso. Con los precios en aumento por encima de lo esperado, en buena medida impulsados por los incrementos en los servicios públicos que autoriza la propia Administración Macri, y sin una baja inflacionaria, al menos moderada, toda la estrategia duranbarbiana se cae como ya lo demostró el episodio del obrero que increpó a Macri pidiéndole que “haga algo”.

Contenido

Durán Barba tuvo una muestra gratis de lo que está ocurriendo con la estrategia electoral de hablar de la corrupción K mientras la inflación y la economía siguen sin mostrar mejoras, o peor, siguen deteriorándose: fue este martes (27/2) cuando un obreros se acercó a Mauricio Macri para reclamarle por la difícil situación que viven él y sus compañeros. “Soy un laburante, vivo día a día, todos los días a las 5 de la mañana me levanto”, se lamentó el obrero que le increpó: “Sabe que estamos decayendo, la gente está decayendo”. “No me importa el gobierno pasado, haga algo usted ahora”, le pidió el trabajador, mientras el Presidente repetía como única respuesta “lo sé, lo sé” e intentaba abrazarlo.

El trabajador siguió: “No entiendo, tratemos de hacer rápido las cosas. Estamos peor, haga algo” y se retiró con un insulto: “Hagan algo, la concha de mi hermana”.

El hecho, viralizado en las redes sociales ocurrió cuando Macri recorrió la obra de viviendas Estación Buenos Aires, ubicada en los barrios porteños de Parque Patricios y Barracas junto con el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y otros funcionarios.

La estrategia para la campaña electoral que imaginó Cambiemos para 2019 empezó a andar en enero pasado, cuando Macri emitió un DNU para imponer la extinción de dominio trabada en el Congreso y se empezó a dar mayor visibilidad a Patricia Bullrich con el uso de las pistolas Tazer y el protocolo de Seguridad. Se sumaron las iniciativas sobre baja de la edad de imputabilidad e incluso María Eugenia Vidal se sumó con la inauguración de una cárcel para jóvenes. Todo apoyado en un frente económico adverso pero que mostraba un dólar calmo y la falta de la medición de la inflación del primer mes del año ayudaban a instalar la Corrupción y la Seguridad.

Pero el dato de la suba del índice de precios del 2,9% el mes pasado dinamitó la estrategia duranbarbiana a pesar de las revelaciones de la causa de los Cuadernos y las nuevas indagatorias a Cristina Kirchner. Se suma que las proyecciones inflacionarias hablan de un piso de 3% mensual de suba de precios potenciado en gran parte por los incrementos tarifarios que avala el propio Gobierno y que tuvieron su mayor impacto en el caso del transporte.

Para febrero no se espera que la inflación se modere y sin este dato imponer temas como la corrupción y la seguridad será infructuoso.

Ya se espera que para marzo aumenten otra vez  los combustibles y afecten a la cadena de costos. Ocurre por las variaciones en el precio del dólar y del precio internacional del petróleo (Brent).

Desde Federación de Expendedores de Combustibles dicen que la caída del consumo de enero de 2018 a enero de 2019 fue de un 4,3 por ciento en Córdoba.

La Dirección Nacional de Información Energética de la Secretaría de Energía de la Nación había confirmado este martes que en enero siguió la tendencia a la baja en el consumo de combustibles líquidos, tanto en Córdoba como en todo el país.

También se espera el aumento en el gas. El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, había estimado hace dos semanas que el aumento que permitirá el Gobierno será inferior al 30% pero las distribuidoras pidieron subas de hasta 35,6%.

Por caso, la compañía Metrogas, que brinda el servicio a unos 2,4 millones de usuarios en la zona metropolitana de Buenos Aires, pidió que las tarifas suban 32%, para recuperar la rentabilidad perdida desde el 1 de octubre a consecuencia de la inflación.

El tema preocupa en la Casa Rosada y se planteó en la última reunión de gabinete. Sin embargo, Macri tiene pensado abrir el año legislativo en el Congreso con un mensaje que haría hincapié en la seguridad con el proyecto para bajar la edad de imputabilidad y obras públicas.