Leído

ELECCIONES 2019

A horas del cierre de listas, al futuro Congreso aún le faltan candidatos

Vie, 21/06/2019 - 12:41pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El Congreso de la Nación renueva a fin de año 130 bancas en Diputados y 24 senadores, correspondientes a 8 distritos, para lo cual este sábado a la noche concluye el plazo para presentar las listas de candidatos y si bien hay muchas que ya fueron reveladas, aún faltan resolver algunas 'situaciones' en distintos frentes. Aquí algunas incógnitas.

Contenido

El sábado por la noche deberán estar inscriptas las candidaturas para el Congreso de la Nación, pues se vence el plazo y si bien muchas candidaturas ya están resueltas, todavía quedan algunas dudas en algunos frentes.

En 'Río Negro', el oficialismo encaminó ayer sus postulaciones. El gobernador Alberto Weretilneck anunció por la tarde, vía 'Twitter' que Pedro Pesatti será candidato al municipio de Viedma, destacando que es "el dirigente mejor preparado" y es el "líder de diálogo y respeto". Este pronunciamiento se enmarca en la urgencia de resolver candidaturas nacionales, considerando el ofrecimiento a Pesatti para encabezar el tramo de Diputados. Frente a la elección del viedmense, el ministro Luis Di Giácomo será el primer candidato de Juntos a la Cámara Baja.

Pero el Frente Todos convive con sus dudas. El intendente de Roca, Martín Soria, confirmó públicamente que aspira a una banca en el Senado, pero también destacó los atractivos que encuentra para el rol de diputado nacional. 

Esa dualidad evidenció que el debate no está cerrado y recién entre hoy y mañana se resolverá -con fuerte influencia desde Buenos Aires- quiénes serán los tres candidatos a senadores y tres a diputados que irán debajo de la fórmula Fernández-Fernández en la boleta.

"Me encantaría estar en el Senado por lo que representa para el Alto Valle, para los rionegrinos. El último senador importante que tuvimos fue el 'Gringo' Verani y Pichetto más que un senador fue un operador", expresó en diálogo con el diario 'Río Negro' ayer.

Sin embargo, el excandidato a gobernador agregó que siempre desde la política le gustó más la Cámara de Diputados "porque se da otro roce, no como en el Senado".

El jefe comunal roquense señaló que el sábado a las 24 horas recién se conocerán las listas que presentará el Frente Todos y mencionó que la definición no depende sólo de la alianza en Río Negro.

"La decisión depende del peronismo de Río Negro, del Frente de Todos que estamos conformando y de lo que le conviene a Alberto Fernández y a Cristina. Hay distintos perfiles para distintos lugares", expresó.

Sin embargo, la mayor incertidumbre reina en Cambiemos Río Negro. "La cúpula macrista evalúa no presentar candidatos al Senado, sumando otro gesto a Weretilneck en el intento de lograr su acompañamiento a la fórmula presidencial", publicó el mencionado matutino provincial.

En Viedma, la dirigencia de esa alianza se reunió ayer y repasó compromisos. La UCR se apuntala para encabezar el tramo al Senado después de que Sergio Wisky, por el PRO, quedara primero en Diputados.

La alternativa final -que defendió la legisladora Lorena Matzen- fue la del exintendente barilochense Marcelo Cascón. Esa definición profundizó la crisis interna del partido.

En cambio, en Buenos Aires existe otra idea para la boleta de Juntos por el Cambio. El senador Miguel Pichetto no se resigna al apartamiento del mandatario provincial. Por eso, el candidato a vicepresidente propuso en Casa Rosada que el oficialismo no inscriba a candidatos al Senado. Plantea una boleta encabezada por la fórmula presidencial y que sólo sume el tramo de Diputados.

Esa autoexclusión despejaría el camino al Senado para Weretilneck. De los tres lugares en la Cámara Alta, la mayoría se queda con dos y la primera minoría -cualquiera sea su porcentaje- mantiene una banca.

Pero el gobernador escuchó esa oferta y, tampoco, habría garantizado ningún apoyo público presidencial. En efecto, cuenta el matutino, volvió a liberarse de las acciones fijadas por los estrategas nacionales y, en todo caso, un corte favorable al presidente sería producto del trabajo con la militancia.

Esa respuesta descomprometida disgusta a la Rosada, pero se pondera también que no existen opciones. Pichetto no encuentra alternativas. El legislador Ariel Rivero negó su postulación y la del hijo del senador, Juan Manuel Pichetto.

En tanto, en la provincia de Buenos Aires, el massismo se aseguró 4 bancas, mientras La Cámpora, aseguró a Máximo.

La Cámpora se enlista detrás de Sergio Massa, que se reservó el primer lugar del tramo de la boleta de la fórmula Fernández-Fernández.

El tercer lugar es para Máximo Kirchner, y para el resto de los quince lugares "entrables" del Frente de Todos por Buenos Aires en la provincia con más electores, suenan varios nombres.

Por el massismo, tienen ticket de regreso Cecilia Moreau, Raúl Pérez y Marcela Passo, y todo el resto del dispositivo del peronismo K deberá amontarse en las 11 restantes, de las cuales 3 ó 4 serán para La Cámpora.

Además de Máximo, volverá Eduardo "Wado" De Pedro y, según circula en el Instituto Patria, también habría lugar garantizado para Rodrigo "Rodra" Rodríguez, Andrés "Cuervo" Larroque y Luana Volnovich.

"Nuestros se van ocho y vuelven cuatro", lamentó al diario 'Clarín' un camporista que pone en la cuenta a Máximo y a Larroque que tienen bancas por Santa Cruz y CABA.

Según la foto, no repetirán Mayra Mendoza, que peleará la intendencia de Quilmes ni Fernanda Raverta, que pujará en Mar del Plata. Queda expectante Rodolfo Tailhade. Finaliza el mandato de Julio De Vido. 

En Córdoba, Juan Schiaretti, al confirmar que iría con 'boleta corta', insistió en que tienen que mantener sus dos diputados nacionales "con una lista corta de defensa de los intereses de Córdoba. Hay que decirle a la gente que elija el presidente que quiere, pero que vote a los diputados que defenderán Córdoba".

Así cerró el gobernador cordobés su discurso con el que terminó el Congreso Provincial del PJ, que ayer eligió a los nueve integrantes de la lista de diputados nacionales de Hacemos por Córdoba. La boleta estará encabezada por el legislador riocuartense Carlos Gutiérrez y la secretaria de Lucha contra la Violencia de Género, Claudia Martínez. El tercero será el presidente provisorio de la Legislatura de Córdoba, Oscar González.

Los demás candidatos serán Carolina Basualdo, Facundo Torres, Nora Bedano, Gustavo Tévez, Paula Córdoba y Cayetano Canto. No obstante, ayer en reiteradas oportunidades desde el escenario del Quórum se repitió que tanto en las Paso y en la elección del 27 de octubre el gran desafío del oficialismo provincial será conservar las dos bancas que dejarán libres Adriana Nazario y Juan Brügge.

Mientras, la lista de diputados nacionales de 'Juntos por el Cambio' en Córdoba y Santa Fe también sigue abierta a negociaciones y peleas por los lugares "entrables".

En Corrientes, tras la flamante incorporación del ex olímpico y senador pichettista Carlos 'Camau' Espínola, podría haber interna o un sacrificio del PRO para darle lugar a un peronista.

En Neuquén, un sector del PRO pretende que el radical Horacio Pechi Quiroga sea finalmente el candidato a diputado y que Lucila Crexell, otra incorporación de Pichetto, sea la primera candidata en el Senado.

En Chaco hay otra disputa importante. El mandatario peronista Domingo Peppo quiere renovar y el intendente de Resistencia, Daniel "Coqui" Capitanich pretende volver a competir por la gobernación. Suspendidas las PASO en esa provincia, no pueden competir y si bien tienen tiempo para definir la elección provincial, deben cerrar ahora el acuerdo por las listas de legisladores nacionales, donde irían los "heridos" de la elección ejecutiva provincial.

El miércoles ambos habían llegado a un acuerdo: que Capitanich vaya como primer candidato a senador nacional y Peppo como primer senador suplente para que, en caso que no haya acuerdo por la candidatura a gobernador y Capitanich y Peppo se enfrenten, quede un atajo para que el perdedor de esa pelea tenga asegurada la banca en el Congreso.

Pero si bien Alberto Fernández habría avalado la movida, Cristina bajó el pulgar y el conflicto sigue abierto.