La Corte confirma que "el juicio arranca el martes", pero el Gobierno ya ventiló los trapitos

Leído

COMUNICADO SUPREMO

La Corte confirma que "el juicio arranca el martes", pero el Gobierno ya ventiló los trapitos

Jue, 16/05/2019 - 1:09pm
Enviado en:
1 comentario
Por Urgente24

"Como estamos al día de hoy, la fecha de inicio se mantiene y no habría inconvenientes para que el juicio inicie", afirmó esta mañana el juez Jorge Gorini, presidente del Tribunal Oral 2 (TOF 2), que juzgará a Cristina Fernández de Kirchner por corrupción en la obra pública, y confirmó hace instantes la propia Corte en un comunicado. El mayor inconveniente hasta el momento, es para el Gobierno de Mauricio Macri, por la nueva señal de debilidad que dejó expuesta en medio de la sorpresiva decisión de la Corte.

Contenido

La Corte Suprema en un comunicado confirmó que el juicio contra Cristina Fernández de Kirchner arrancará el próximo martes. Aseguraron que el pedido del expediente para analizar los recursos no interrumpe las audiencias.

"Dicho pedido no suspende el juicio oral en trámite, ni hubo decisión alguna del Tribunal Oral en ese sentido. La medida es al solo efecto de examinar la causa que, una vez extraídas y certificadas las copias pertinentes, será devuelta al tribunal, en tiempo oportuno", expresaron en un comunicado. 

Poco antes, el juez Jorge Gorini, presidente del Tribunal Oral 2 (TOF 2), que juzgará a Cristina Fernández de Kirchner por corrupción en la obra pública, aclaraba que el juicio previsto para el próximo 21 de mayo no estaba suspendido, aunque aclaraba que el inicio dependía de la Corte Suprema.

"El juicio tiene fecha de inicio para el 21 de mayo, no fue suspendido", aseguró en diálogo con radio 'La Red', aunque aclaró que "está condicionado el inicio a lo que la Corte resuelva en la materia". "Como estamos al día de hoy, la fecha de inicio se mantiene y no habría inconvenientes para que el juicio inicie", afirmó.

"Estamos en contacto con la secretaría penal de la Corte, trabajando para garantizar los derechos de las partes y ofrecer las condiciones de debido proceso y agilidad de la Justicia, por eso es que el juicio hoy no está levantado", añadió más temprano el magistrado. 

La decisión de la Corte de este martes tomó por sorpresa al Gobierno de Mauricio Macri, que como respuesta política, evalúa el envío de un proyecto al Senado para ampliar la Corte a siete, nueve o más miembros, aún cuando se descuenta que no se concretará en lo inmediato.

¿Por qué hacerlo entonces? Según publicó el diario 'Clarín', en la mesa judicial evaluaron que "el solo hecho de presentarlo ya los intranquiliza". ¿Pero acaso no sería una muestra más de debilidad de un gobierno de responder a una decisión concreta con algo imposible de concretar, al menos, en tiempos "útiles", por llamarlos de alguna manera?

Según el matutino, hace un tiempo hubo conversaciones con referentes del peronismo, dispuestos a negociar aunque no para avanzar antes de que quede definida la disputa electoral. Incluso menciona que la idea ya estaba dando vueltas en la Casa Rosada desde que se desató la interna en la Corte Suprema y la llamada mayoría "peronista" encadenó fallos que pusieron en alerta a Macri por su impacto económico: miembros de la mesa judicial del Gobierno sostenían la necesidad pendiente de impulsar una ampliación del máximo Tribunal, para licuar el poder Lorenzetti, Rosatti y Maqueda.

Anoche, en diálogo con 'A Dos Voces', los abogados Andrés Gil Domínguez y Jorge Rizzo analizaron el tema, llegando a una conclusión contundente. 

 


Gil Domínguez dijo que "la Corte al tomar este caso está dando un mensaje político: que no quiere contaminar el proceso político con la tramitación de esta causa. Hay que tener cuidado cuando uno habla de "impunidad", porque la impunidad implica la imposibilidad de que se juzgue a un persona o de que se haga justicia. Pero la Corte solo está suspendiendo por un tiempo el juicio oral y pública que se va a hacer en un tiempo".

Rizzo, por su parte, aclaró en principio que "acá hay un desarrollo y determinadas cuestiones que pasaron en el expediente que hicieron que la defensa de Fernández de Kirchner en la causa de 'Vialidad' vaya presentando recursos de apelación que pasaron por todas las instancias y ahora llegaron a la Corte. Los que dicen que la Corte no debió haber intervenido dicen que no se hace habitualmente en todos los casos, pero el tema se basa en la gravedad institucional, y si existe, no se está juzgando a un ciudadano común, es una persona que fue dos veces presidente de la Nación. Se basa en el caso Penjerek. Y no hubo votación, esto no se vota, con que uno solo de los ministros pida el expediente, el expediente debe ir a la Corte. Lo que se hace en estos casos, se le indica al secretario letrado de la Corte que le pida el expediente al juzgado o tribunal donde está la causa en ese momento porque las apelaciones se hacen en base a un "memorial", breve, en donde se cuenta cuáles son las causas por las cuales les piden a la Corte que intervenga. Si la Corte decide intervenir, suspende los plazos y pide el expediente. En este caso, la Corte no resolvió esto todavía, dijo: con los elementos que cuento, no puedo resolver las nulidades y ampliaciones de prueba que está pidiendo la defensa de Fernández de Kirhcner. Para evitar esto hubiera estado bueno que los jueces que intervenieron antes le hubieran concedido los medios probatorios que pidió y no se los concedieron."

Y agregó: "Hay un tema que es muy importante, y es que la Corte tiene la chance de analizarlo ahora o después de la realización del juicio oral y público, si lo hace después y por esas cosas de la vida, decreta la nulidad, el juicio termina siendo nulo y no puede volver a ser tratado. De esta manera, si hubiera alguna nulidad la Corte ordena que se resuelva, que se subsane y después cuando llega el juicio no podrá ser declarado nulo."

Domínguez insistió, en ese sentido, en que "la Corte está mandando un  mensaje político y está diciendo: "yo no quiero contaminar este proceso electoral, que sea Cristina vs. Macri, sin la Corte en el medio".

Rizzo dijo que "el gobierno cometió errores políticos cuando decidió las nuevas autoridades de la Corte Suprema porque evaluó que Rosatti iba a pasar a formar parte de un trinomio con Highton y Rosenkrantz y finalmente esto no pasó".

"Ser Presidente de la Corte es como la Ley del Offside, hace falta posición e influencia. Lorenzetti tenía posición e influencia. Rosenkrantz tenía posición pero tenía que generar la influencia y no la está generando". Y concluyó que "en materia de Justicia el gobierno hace agua desde el primer día, con al desginacion de Rosatti y Rosenkrantz. En materia de Justicia, 0 para Cambiemos".

Comentarios