Leído

ALTERNATIVA FEDERAL

Urtubey desespera por no quedar afuera: "Sería muy bueno competir con Massa y Lavagna”

Mar, 21/05/2019 - 10:18am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Cristina Fernández y Alberto Fernández acaparan desde el sabado pasado (18/5) la centralidad de la política argentina. En el espacio de Alternativa Federal Juan Schiaretti aparece como el gran ordenador tras el triunfo rotundo que obtuvo en Córdoba. Sergio Massa también es protagonista porque sobre él están todas las miradas acerca de qué hará tras el anuncio de la formula Fernández-Fernández. Y Roberto Lavagna consiguió volver a escena tras anunciar ayer que será candidato y genera expectativa sobre su definición. En ese espectro, el salteño Juan Manuel Urtubey quedó relegado e intenta no quedar afuera de la discusión grande.

Contenido

El anuncio de Cristina Fernández de postular como candidato a presidente de su espacio al ex jefe de gabinete Alberto Fernández, en una fórmula que ella integrará desde la vicepresidencia, acaparó toda la atención política desde el sabado pasado (18/5). Opacó también el triunfo arrollador de Juan Schiaretti en Córdoba, aunque el reelecto gobernador sigue siendo uno de los protagonistas de los armados políticos desde su posición de gran ordenador de Alternativa Federal y organizador del encuentro de ese espacio donde se resolverán las candidaturas.

Sergio Massa también cobró mayor protagonismo porque sobre él están todas las miradas acerca de qué hará tras el anuncio de la fórmula Fernández-Fernández. Él intentaba un acercamiento con el kirchnerismo para una gran coalición peronista. Si bien el domingo (19/5) ratificó su candidatura presidencial dentro de Alternativa Federal, no dinamitó puentes con Unidad Ciudadana.

Por último, Roberto Lavagna consiguió volver a escena tras anunciar ayer que será candidato a presidente y despertó expectativa sobre su definición acerca del sello con el que quiere desarrollar su postulación. En la reunión de Alternativa Federal llevará su idea de consensuar una fórmula única sin internas. Pero se desconoce si, de fracasar su propuesta, se someterá a las PASO o competirá solo con su propio armado político.

Quien quedó relegado por estos días es el salteño Juan Manuel Urtubey, que intenta no quedar afuera de la discusión grande. Por eso, ayer aprovechó la pantalla del canal TN para dejar clara su posición y recordar que quiere internas con Massa y Lavagna.

"Adónde están los dirigentes me tiene sin cuidado. Hay que hablar con la gente, no con la política", aseguró anoche a Morales Solá.

Urtubey, que siempre reivindicó la importancia de las PASO, busca resolver en las elecciones primarias la interna de Alternativa Federal: "Sería muy bueno competir con Sergio Massa, con Roberto Lavagna y con los dirigentes que tengan vocación de ofrecerle algo superador a la Argentina, que nos saque de esta historia de la rosca política, de la pelea de ver quién es menos peor".

"Lavagna es un dirigente valioso, sería de gran ayuda", afirmó el Gobernador a horas de la reunión de Alternativa Federal en la que ya aseguró su presencia el ex ministro de Economía.

En relación a la fórmula Fernández-Fernández reiteró que lo sorprendió pero que: "no me aportó nada nuevo, el kirchnerismo volvió a su posición originaria. Más que abrirse se cerró. Claramente buscan fidelizar el apoyo de ese espacio".

"La Argentina tiene que salir de este lugar de elegir entre un gobierno de malos resultados y un gobierno corrupto, mi decisión política es ofrecer ese canal de expresión al ciudadano, si otros quieren competir vamos a primarias. Mi sector está decidido a jugar en Alternativa Federal", sostuvo Urtubey.

 

 

Aseguró que a Alternativa Federal no le cambió nada el anuncio, "esa fórmula se cierra hacia adentro. Lo que buscan es fidelizar ese espacio y nosotros somos de otro espacio. Seré precandidato porque busco superar esta grieta que tanto mal nos hace a los argentinos".

Volvió a marcar que viene trabajando en una alternativa diferente en el espacio que se consolida como opción superadora a la grieta y señaló que "nuestra responsabilidad es garantizar que los argentinos que quieren algo distinto se puedan expresar", y destacó que hay una gran parte del electorado "que está fuera de la grieta".

"La validación de un gobierno tiene que ser el consenso, no la confrontación", concluyó.