Leído

#FERNÁNDEZFERNÁNDEZ

Apostando a ganar sin balotaje, CFK movió ficha y ahora es el turno de Macri

Dom, 19/05/2019 - 7:49pm
Enviado en:
0 comentarios

No habrá presidenciable K sentado en un tribunal donde se lo juzga por supuestos hechos ilícitos: es una consecuencia directa de la decisión de Cristina Fernández de Kirchner a favor de Alberto Fernández. Pero hay más repercusiones.

Contenido

Cristina Fernández de Kirchner ha provocado un acontecimiento político de gran repercusión, que ha sorprendido al oficialismo y que provoca una cantidad sorprendente de especulaciones.

Es evidente que el anti kircherismo no había contemplado esta posibilidad. Tal como se conoce desde hace tiempo, el 'master plan electoral 2019' de Mauricio Macri contempla una excluyente rivalidad directa con CFK.

Curiosamente, en su reaparición pública para la presentación del libro "Sinceramente", CFK, líder indiscutida del kirchnerismo, se presentó decidida a salirse de la grieta a la que parecía condenada por ella misma, a causa de su propio texto.

Este enfoque herbívoro de CFK logró una acogida favorable en una porción considerable del público 'independiente', y fue considerado de inmediato por la ex Presidente, quien se involucra en la política cotidiana mucho más de lo que imaginan quienes la denostan. CFK puede ser calificada con muchos adjetivos pero nunca subestimada.

Mientras propios y ajenos especulaban con la fecha 12/06 que surgió de su visita a la sede del Partido Justicialista, CFK se anticipó e impuso, a propios y ajenos, su decisión, probablemente porque ella aprendió de la agonía de 2015 cuando emergió -muy herido por la polémica interna- el binomio Daniel Scioli / Carlos Zannini. En esta ocasión, ella no dejó oportunidad ni del 'fuego amigo' ni de la demolición preventiva a cargo de los 'trolls' que Marcos Peña dice que no existen.

Para Alberto Fernández, es la confirmación de su relato que acumula años acerca de que en el principio fueron tres, no uno ni dos: cuando CFK lo despidió de la Jefatura de Gabinete de Ministros (A.F. no había respaldado el conflicto con el campo 2008) y él penaba intentando explicar su punto de vista, insistía en que él era parte del germen de la experiencia política que luego se llamó Frente para la Victoria, y hoy es Unidad Ciudadana.

El reconocimiento público de CFK a Alberto F. ya había ocurrido días atrás, durante el evento en la Feria del Libro, pero casi nadie comprendió qué estaba ocurriendo ahí, televisado en directo por C5N -otra paradoja: los dueños del multimedios, en prisión, tuvieron a Alberto F. como diligente vocero ante el Poder Judicial-. Luego, él fue quien la acompañó a la calle Matheu, a la 1ra. visita de CFK a la sede del Partido Justicialista, una reconciliación importante para la conformación del futuro Frente Patriótico.

Desde la mañana del sábado 18/05 se han encargado más de una docena de encuestas de opinión pública para conocer el impacto del anuncio. Sin embargo, CFK no reparó en ninguna encuesta para definir el binomio (ya escuchó bastante acerca de la baja popularidad de Alberto F.), convencida de que cuando se apuesta fuerte en política no puede ser consecuencia de porcentajes y promedios.

Alberto F. no está involucrado en ningún juicio por supuesta corrupción, tal como sí sucede con CFK y muchos otros integrantes de Unidad Ciudadana. No es un dato menor a la hora de salir de campaña proselitista.

En la memoria del Mundo K, se conoce que Alberto F. fue no sólo un cuestionador ante Néstor Kirchner de la metodología de Julio De Vido, José López y Ricardo Jaime, sino que fue coautor de las decisiones trascendentes durante el mandato 2003/2007, que tanto reivindican algunos. Esto acota las críticas domésticas de, por ejemplo, La Cámpora. 

Por supuesto que choca con muchas consideraciones críticas. Ya le cuestionan al presidenciable Alberto F. su promesa amenazadora, el viernes 17/05, a los jueces que maltrataron a CFK. También insisten en que su precandidatura se asemeja a aquel Juan Perón de 1973 (Cámpora al gobierno, Perón al poder).

Y hasta circula un audio que le atribuye a la decisión de CFK la búsqueda de un futuro indulto presidencial , como si fuese tan segura su condena (quienes elaboran audios para el Whatsapp deberían informarse más antes de jugar al 'fake news').

El problema ahora lo tiene Mauricio Macri porque debe elaborar una respuesta veloz. 

Macri tiene que definir si mantiene el proselitismo basado en la grieta o lo modifica.

Pero ¿qué alternativa tiene Macri si su única fundamentación para continuar en el poder es impedir que regrese CFK?

Macri debe definir cómo sigue Cambiemos y quién será su compañero de binomio, en un escenario en el que la economía no se encuentra estabilizada, por más que lo pronostiquen economistas oficialistas. Nada que ver. Ahí vendrán noticias complicadas en breve.

Para colmo, está por delante la ríspida Convención Nacional de la Unión Cívica Radical, un dato que tuvo en cuenta CFK al jugar rápido.

Ella también contempló el escenario de indefiniciones que amenaza a Alternativa Federal porque Juan Schiaretti no se subió a ninguna presidenciabilidad, Juan Manuel Urtubey y Miguel Pichetto siguen más cerca de Macri que de CFK pero no consiguen relevancia preelectoral en Provincia de Buenos Aires, y Massa aún estudia la oferta que le llevó el propio Alberto F. días atrás. Dato: de toda Alternativa Federal, a Alberto F. y CFK sólo les importa Massa. Lo saben algunos tales como Verónica Magario

Alberto F. presidenciable, todo un problema para el Grupo Clarín: fue su interlocutor en los días de Néstor K, hasta le presentó a Héctor Magnetto a la persona que le permitió evitar la convocatoria de acreedores de Multicanal: David Martínez, desde entonces un personaje de referencia cada vez que se menciona a Clarín.

Alberto F. tiene una responsabilidad inmediata por delante: cerrar grietas dentro del peronismo, apostar por la mayor unidad posible. Si lo consigue, CFK podrá afirmar que tuvo razón. El esquema es simple: con cierta unidad, se gana sin necesidad de balotaje, dice ella. Al triunfo en 1ra. vuelta está apostando la senadora nacional precandidata a vicepresidente.