Leído

DERECHA

De VOX a Despertar: ¿puede Espert ser el Santiago Abascal argentino?

Jue, 27/06/2019 - 2:17pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

José Luis Espert estuvo en el centro de la escena política durante el cierre de listas de candidatos por la maniobra de Cambiemos de cooptar de Alberto Asseff y dejarlo sin sello partidario. Si bien entre los encuestadores no hay unanimidad sobre cuánto mide exactamente, si coinciden en que son votos que le quita a Mauricio Macri del espectro libertario o de centroderecha. En la Casa Rosada lo saben y por eso intentaron evitar que sea candidato. En ese electorado también intenta lograr votos Juan José Gómez Centurión con NOS. Pero lo de Espert resulta más interesante por el acompañamiento que tiene entre economistas liberales y jóvenes de esa tendencia. En estas elecciones, Espert podría lograr efecto como el que logró el partido español VOX con Santiago Abascal, que sorprendió en las elecciones al Parlamento de Andalucía al conseguir una docena de diputados, mucho más de lo que señalaban todas las encuestas, dando pie a un fenómeno político de derechas en ese país con una prédica de achicar el Estado y liberar al individuo de su control.

Contenido

En diciembre de 2018, el partido de derecha español VOX logró trascendencia mundial cuando logró 12 escaños y 395.978 votos en las elecciones autonómicas de Andalucía. Mucho más que lo que cualquier encuesta auguraba para el partido de Santiago Abascal, un ex PP (Partido Popular) del País Vasco que había sido concejal de Llodio sin mayor brillo, además de ser miembro de las Juntas Generales de Álava y del Parlamento Vasco.

A partir de allí se desencadenó un fenómeno político de derecha y de movilización que los españoles dicen no tener registro en su historia política. Según Panamá Post, logran auditorios y estadios llenos, así como millones de visualizaciones de su material audiovisual, todo a fuerza de hablar de libertad económica, condenando el independentismo catalán, apostando al conservadorismo social y exaltando el individualismo.

Como los libertarios argentinos, VOX es el único partido de España que propone disminuir el Estado, que habla de bono para la educación y que en general tiene un discurso enfocado a liberar al individuo de la ‘persecución’ estatal. Pero tiene un costado polémico, como cuando propuso eliminar la ley de violencia de género, las leyes LGTBI, la ley de “memoria histórica”.

La prensa española también suele catalogar a Abascal como “racista, xenófobo, contrario a las leyes que combaten la violencia de género, defensor excluyente y exclusivo de sus valores cristianos, pertinaz defensor de borrar cualquier vestigio de memoria histórica que no sea la suya y la de los suyos y un obseso obsesivo contra el Estado Autonómico, tal como está contemplado en la Constitución”, señala el portal El Plural. 

¿Puede José Luis Espert generar un fenómenos similar y plasmarlo en las elecciones de octubre?

El diario Clarín consultó a 13 encuestadores para lograr unanimidad en la intención de voto del economista. La mayoría, en promedio, le otorgan un 5%. Se trata de un porcentaje similar al de la sumatoria de todos los partidos de izquierda, aunque elevado para una fuerza política que se gestó recientemente.

Pero lo más importante es su potencial de daño contra la candidatura de Mauricio Macri. Espert consigue votos del mismo electorado que el Presidente, y lo pone en peligro de ser derrotado en primera vuelta y dejarlo sin balotaje. Por eso los esfuerzos por privarlo del sello partidario a pocas horas del cierre de listas.

Según Mariel Fornoni de Management & Fit, el voto de Espert es “atípico, es parecido al voto de la gente que metía la feta de salame en 2001, sobre todo jóvenes que están hartos de la política, el mensaje un poco liberal: 'Políticos que ganan un montón de plata, tienen un montón de asesores y que los mantenemos todos', el liberalismo".

Federico Aurelio, de Aresco, advierte que el voto del economista "no es todo voto de Macri, parte del voto de él es un voto antisistema, que es probable que si él no fuera candidato directamente no fuera a votar, con lo cual es difícil cuando vos tenés una intención de voto tan baja querer caracterizar a esa muestra".

Para Lucas Romero de Sinopsis, "la proporción es 82% de ese voto a Espert elige a Macri en un escenario de balotaje con los Fernández, y el 18% elige a los K. Es un voto claramente favorable al Gobierno en una disputa Cambiemos-Kirchnerismo".

El consultor Gustavo Córdoba acerca a Espert y Abascal: “Indudablemente que tiene una presencia de un voto más bien de enojado con Macri, ex votante de Macri, o votante de Macri en las dos elecciones de 2015 y 2017. Te diría de predominio urbano, clase alta, formado, con una idea de un Estado mínimo, desde el punto de vista económico anti populista y liberal, ese sería el perfil del votante de Espert. En el cual no hay ningún ADN ni kirchnerista ni peronista, con lo cual lo que hay que pensar es que en una polarización extrema ese es un votante que puede optar por opciones cercanas a Mauricio Macri".

Y Federico González de Federico González & Asociados, considera que “son votantes que, en primer instancia, eligen o prefieren a Espert y no a Macri (u otro). 2) Si Espert no estuviera, esos votos, —mayoritariamente— no irían a Fernández sino que se repartirían entre Macri y Lavagna. 3) Si no estuviera ni Espert ni Lavagna (ballotage) , entonces si irían mayoritariamente a Macri".