Leído

DEFINICIÓN EN CAMBIEMOS

El acuerdo de 10 puntos: Humareda electoral que hace toser a la UCR

Lun, 06/05/2019 - 2:02pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Arranca otra semana donde el macrismo insistirá con su acuerdo de 10 puntos con el peronismo no kirchnerista. Con el rechazo de Roberto Lavagna, la distancia que tomó Sergio Massa y sin la convocatoria a Cristina Fernández que es la candidata que tiene los votos en la oposición, poco y nada se puede esperar de ese pacto electoralista. Sólo Miguel Pichetto y Juan Manuel Urtubey parecen acercarse a charlar con la Casa Rosada. Y mientras que los opositores que no se avienen a un acuerdo con el Gobierno, el radicalismo debe definir en su Convención si sigue dentro de Cambiemos.

Contenido

Empieza otra semana donde el Gobierno nacional emprende otra batalla contra el dólar, que amenaza con una suba producto de las tensiones en los mercados de un agravamiento en la guerra comercial entre USA y China. Y en el plano político seguirá insistiendo con el acuerdo de 10 puntos con la oposición, que a esta altura es evidente que se trata de apenas una estrategia de campaña política que no llega a calmar a los mercados ni convencer al FMI, al que le interesa un compromiso de los candidatos argentinos de que se le pagará la deuda sea quien sea el que asuma la Presidencia en diciembre.

Mientras el macrismo intenta venderle al peronismo alternativo el Pacto de gobernabilidad, la UCR debe decidir en los próximos días si sigue dentro de Cambiemos. Complicado convencer a los ajenos de algo que los propios todavía no confirmaron.

Al respecto, al diario Clarín aparece como el único entusiasta del acuerdo y destaca este lunes (6/5) que Macri buscará desde hoy avanzar con reuniones bilaterales con los opositores. Sin embargo, el matutino reconoce que “la costura del acuerdo de los 10 puntos se volvió una tarea ardua y, trabajosa, para la Casa Rosada. La irrupción, en persona, de Mauricio Macri fue para tratar de inyectarle volumen político a la apuesta”.

La estrategia de la Casa Rosada se mudaría al Congreso de la Nación, donde Macri haría una convocatoria legislativa a través de Emilio Monzó, para involucrar en el debate al kirchnerismo y a la izquierda.

Y “en paralelo, estudia el modo y el tiempo de una ronda de encuentros con dirigentes opositores para salir del territorio de lo virtual. Podrían ser citas bilaterales aunque la agenda de nombres no está, todavía, definida”.

El panorama es el siguiente: Martín Lousteau, Miguel Pichetto y Juan Manuel Urtubey son los únicos que se sumarían al pacto. Mientras que Sergio Massa, Roberto Lavagna y Cristina Kirchner están afuera. Estos tres son los que más votos tienen del arco opositor.

Con Massa y Lavagna, Macri tuvo conversaciones. Nada bueno resultó de ellas.

El diario La Nación, por su parte, aporta dudas a la continuidad de la UCR en Cambiemos: “el futuro de la Convención Radical, prevista para los últimos días del mes, se convirtió en un peligro creciente para la candidatura del presidente Mauricio Macri”.

“A medida que se acerca la fecha -una posibilidad es que se realice el 24- crece el debate interno dentro del radicalismo, que deberá definir las condiciones de su alianza con el macrismo y su permanencia en Cambiemos. Cualquier movimiento, reconocieron fuentes oficiales, puede provocar un "cimbronazo" para el Gobierno y en particular para el objetivo de la reelección”, agrega el matutino.

Las dudas provienen del propio titular de la UCR: “En medio de este escenario fue el presidente del partido centenario y gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, quien hace tres días sembró mayor confusión en los despachos de la Casa Rosada cuando pidió ampliar Cambiemos y sumar al peronismo. "Es evidente que el Gobierno solo, con el presidente Macri a la cabeza, no lo puede hacer", disparó el mendocino. Un reclamo similar al que siempre planteó el diputado Martín Lousteau. En la Casa Rosada esperaban una declaración de respaldo a la convocatoria para debatir los 10 puntos. La frase de Cornejo obligó a más de un ministro a salir con un matafuegos a frenar las primeras llamas de un incendio que se podría propagarse”.

La Nación expone las cartas que tiene en su mano la UCR: “Tres son las opciones que se barajan en el seno del radicalismo: impulsar la fórmula Vidal-Lousteau, la convocatoria a una gran PASO, con Sergio Massa, Miguel Pichetto y Juan Manuel Urtubey. O encolumnarse detrás de Lavagna. A eso se suman las críticas que plantean en público algunas minorías como la que lidera Ricardo Alfonsín”.

Por su parte, Ámbito Financiero amplía la información sobre la marcha de las negociaciones en el Congreso: “la Casa Rosada incluirá al kirchnerismo en la convocatoria para negociar un acuerdo de gobernabilidad con Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Miguel Pichetto. El Poder Ejecutivo Nacional habilitó a Emilio Monzó y Federico Pinedo para abrir el diálogo con Unidad Ciudadana en el Congreso. Agustín Rossi y Máximo Kirchner serán los interlocutores en Diputados”.