El caso Carro: Entre el pacto Schiaretti-CFK y la preservación de Cristina

Leído

CORDOBA

El caso Carro: Entre el pacto Schiaretti-CFK y la preservación de Cristina

Lun, 25/03/2019 - 2:31pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Sorprendió sobre el cierre de listas del sábado (23/3) en Córdoba la declinación de Pablo Carro a la candidatura a gobernador por el kirchnerismo. La orden provino de la propia Cristina Kirchner, apenas llegada de Cuba. Se espera que sume esos votos al peronista Juan Schiaretti y haga más holgada su presumible victoria ante un Cambiemos que explotó y lleva a sus candidatos separados. La incógnita es si existe un acuerdo de fondo entre CFK y Schiaretti y si la movida se repetirá en otros distritos. En la provincia mediterránea dicen que Carro no logró acuerdos locales y que corría riesgo de hacer una mala elección y repetir el caso de Rioseco en Neuquén. Pero lo cierto es que buena parte de sus votos irán al peronismo de Schiaretti (¿se los reclamará Cristina en algún momento?). Negri y Mestre ya denunciaron un pacto entre CFK y el mandatario cordobés. El gobernador estaría midiendo con encuestas el impacto de esas acusaciones. Las otras incógnitas son si Cristina repetirá lo ocurrido en Córdoba y si forma parte de una estrategia general de aproximación entre ella y el peronismo alternativo.

Contenido

El kirchnerismo no llevará candidato a Gobernador en Córdoba por decisión de la propia Cristina Fernández, quien le ordenó a su candidato Pablo Carro, declinar su postulación horas antes de la presentación de las listas del sábado 23/3. La decisión claramente favorece a Juan Schiaretti, que busca su reelección y que se presume se impondrá en los comicios del 12 de mayo ante un Cambiemos que explotó y lleva a sus candidatos por separado. Pero la decisión de Cristina conlleva varios interrogantes: si se puede repetir en otros distritos y si supone una estrategia de acercamiento con el peronismo alternativo que pueda desembocar en un acuerdo a nivel nacional para las elecciones generales de octubre.

A nivel local, explican que la decisión de Cristina se debe a la disconformidad con Carro y el temor a una derrota que manche a la expresidenta, como ocurrió con Rioseco en Neuquén. Allí, el candidato K parecía que podía desbancar al Movimiento Popular Neuquino, pero terminó sufriendo una derrota desalentadora para el FpV.

El titular del Frente Grande de Córdoba (FG), Horacio Viqueira, acusó al diputado nacional Pablo Carro, por no haber logrado acuerdos en las listas de candidatos que le permitan al espacio kirchnerista asegurarse un buen porcentaje de votos.

Históricamente el kirchnerismo lograba un 10 por ciento de los votos de la provincia, una de las más refractarias a ese espacio político. Según algunos detractores de Carro, ese número estaba en peligro.

Carro había comunicado que el Frente Córdoba Ciudadana donde iba como candidato a gobernador se bajaba de las elecciones locales el sabado a través de Twitter. Para Viqueira se trató de la “incapacidad” del legislador nacional “en lograr acuerdos para consensuar las candidaturas”.

“Carro fue incapaz de armar una lista competitiva y de claro perfil opositor en Córdoba”, dijo Viqueira a la agencia estatal Télam y afirmó que “ese fue el principal motivo”, y descartó que se trate de un acuerdo con el gobernador Juan Schiaretti para evitar dispersar el voto peronista en dos listas, y que tampoco hubo directivas de la dirigencia nacional en ese sentido.

“La responsabilidad es exclusiva de Carro", insistió Viqueira y añadió que sin ninguna duda la no participación de la lista en las elecciones provinciales del 12 de mayo va a tener un “alto impacto en el espacio”, pero “no va a afectar al objetivo principal que son las elecciones de octubre”, donde aspiran a ingresar algún diputado en el Congreso.

Sin embargo, el diario La Nación apunta a que la orden para que Carro se baje llegó  primero a través de un llamado de Máximo Kirchner y otro de Oscar Parrilli. Ambos le habrían transmitido al candidato K la orden de Cristina de que se baje.

En esa línea, el matutino cita a Carlos Gutiérrez, legislador provincial e integrante de la mesa chica de Schiaretti, que a través de las redes sociales escribió: "Unidad Ciudadana bajó su lista de candidatos para evitar un enorme papelón como en Neuquén. El peronismo de Córdoba está unido junto a otras fuerzas progresistas en Hacemos por Córdoba".

Pero Alberto Fernández -también vía Twitter- se hizo eco de la decisión del kirchnerismo cordobés y lo vinculó con la "voluntad de abrir las puertas de su espacio" de la expresidenta. "Los que dudan solo vean lo que han hecho en Córdoba. Los que realmente queremos ofrecer una alternativa a @mauriciomacri debemos actuar postergando enojos o intereses personales", dijo.

El diario cordobés La Voz destaca que, tras la salida de Carro y el presunto acuerdo electoral, en el comando de campaña de Schiaretti ya solicitaron encuestas para conocer este nuevo escenario.

Hasta el sábado, según los sondeos que tenían en el Centro Cívico, la lista que encabezaba Pablo Carro se ubicaba en cuarto lugar, con una “nítida” ventaja sobre la quinta fuerza que encabeza el vecinalista Aurelio García Elorrio.

Antes de conocerse el estallido del cristinismo cordobés, los consultores contratados por el peronismo consideraban que Carro podía sacar alrededor de 10 puntos. Este porcentaje podía subir o bajar dos puntos, dependiendo de la marcha de la campaña, dice La Voz.

El cálculo que siempre se hizo en el PJ, sobre la base de estudios de opinión que entregó el consultor Luis Dall’Aglio (Delfos) en su momento, era que, de ese hipotético 10 por ciento de Carro, un cinco estaba más cerca de Hacemos por Córdoba, mientras que el otro cinco nunca votaría a Schiaretti y se iría a la izquierda.

Por estas horas, la gran duda que sobrevuela en el PJ provincial es saber cómo impactarán las denuncias de acuerdo con Cristina que lanzaron desde la oposición, en especial Negri y el candidato de la UCR, Ramón Mestre, concluye el matutino cordobés.

Por su parte, el portal cordobés El Alfil recuerda que el repliegue K no es ni siquiera novedoso en el contexto nacional, sí por lo intempestivo, pues ya había hecho lo mismo en otros cinco distritos, pero con mucha antelación: en La Pampa, Santa Fe, Entre Ríos, Neuquén, Tierra del Fuego y Río Negro. La gran diferencia es la importancia del distrito y la condición refractaria de Córdoba y sus autoridades a la ex presidente.

Y prosigue: La decisión, comunicada marcialmente con una breve llamada por celular y al filo mismo del plazo, ha sido presentada por el kirchnerismo como una forma de colaborar al triunfo de Juan Schiaretti y abonar en favor de la derrota de Cambiemos o lo que en Córdoba queda de la alianza. El argumento no luce muy consistente. En ninguna de sus tres presentaciones como candidato, Schiaretti ha estado más cómodo para el lance (en 2007 ganó por el 1% y en 2015 por el 5%). El 12 de mayo competirá contra Cambiemos fracturado en dos ofertas que encabezan los radicales Mario Negri y Ramón Mestre.

Lo más probable es que buena parte del capital electoral de las tribus K (dispersas y de alrededor del 10%), vaya a parar al flamante sello que acuñaron el peronismo y sus nuevos socios, Hacemos Por Córdoba, pero difícilmente ese aporte mueva las agujas del resultado, resalta El Alfil.

Para los candidatos opositores a Schiaretti, la novedad revitalizó sus campañas. Mario Negri criticó la decisión de Carro, y afirmó en Twitter que "es evidente que se trata de un acuerdo electoral con el PJ de Córdoba para beneficiar a Schiaretti".

"Es la prueba irrefutable del pacto que denunciamos y siempre negaron", escribió el candidato a gobernador por Córdoba Cambia.