Leído

EL ESCENARIO ELECTORAL

En plan polarizador, Macri sale a reforzarse en "la capital nacional antiK"

Lun, 03/06/2019 - 9:38pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El Presidente estará esta semana en Córdoba, en una seguidilla de visitas oficiales con recorridas tendientes a consolidar el voto duro que contrarreste el efecto de otras plazas en las elecciones nacionales.

Contenido

Las elecciones provinciales no anticipan el resultado de la Presidencial, pero sí generan clima político, diría Rosendo Fraga. La Casa Rosada tuvo otro domingo olvidable con derrotas en San Juan y Misiones (esta última, de gran dimensión) matizada con la victoria de los radicales correntinos en una disputa legislativa. 

Hasta ahora, los saldos en cuanto a elecciones a gobernadores han dejado un amargo sabor en el paladar cambiemita. Sin embargo, no son suficientes para torcer la expectativa que hay en la jefatura de Gabinete de lograr la hazaña,  tal vez no en octubre, pero sí en noviembre. Sí en el balotaje. 

Se espera que la gran mayoría de los gobernadores peronistas, con mayor o menor fervor, termine adhiriendo a la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández. A excepción de 2: el salteño Juan Manuel Urtubey y el cordobés Juan Schiaretti

Este último, además de ser amigo de Mauricio Macri, es consciente del rechazo que el kirchnerismo genera en su provincia. Se la denomina como "la capital nacional del antikirchnerismo". Sin ir más lejos, la exPresidente ordenó bajar a su candidato para plegarse a la postulación del 'Gringo', quien reiteró su rechazo a pactar con ese color político. 

Córdoba se transformó en un bastión de Macri cuando el líder del PRO consiguió allí un respaldo del 70% en la 2da vuelta contra Daniel Scioli, en 2015. En 2017, se consolidó ese perfil cuando la lista legislativa de Cambiemos triunfó con más de 20 puntos de diferencia, acariciando el 50%. 

La popularidad de Schiaretti (aupada por la repentina muerte de José Manuel de la Sota), la unidad del peronismo, la pésima estrategia de la Casa Rosada que redundó en la división de Cambiemos a nivel local y la concentración de la agenda en temas provinciales cortaron la tendencia y en el Gobierno Nacional sintieron el frió beso de la derrota en los últimos comicios locales. 

Sin embargo, Macri conserva en Córdoba mejores niveles de aceptación que en otros puntos del país. En este contexto, la Casa Rosada saldrá en estos días a reforzar e incluso incrementar sus posibilidades en la provincia con sendas visitas de funcionarios, con miras a contrarrestar el efecto en otras localidades, incluida, la provincia de Buenos Aires, el principal distrito electoral y donde el Presidente sufre de una erosión en su imagen que muchos anticipan irremediable en lo que queda hasta las elecciones. 

El mismo Presidente estará este miércoles en la Fábrica Argentina de Aviones (FADEA). Pero antes pasarán por la provincia el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, este lunes y un día después, su par de Producción y Trabajo, Dante Sica. Se agregaría alguna parada de Rogelio Frigerio también.

Según explica el Diario Alfil, las visitas tendrán lugar levantada la veda que significaba la campaña, a excepción de los casos estrictamente proselitistas. 

De acuerdo a ese medio "cada una de las intervenciones estará salpicada con “contactos” vecinales". Y agrega:  "La receta duranbarbista se ejecutará bajo el supuesto que plantea que la caída de Mauricio Macri en las encuestas “es reversible”. En manos de algunos macristas circulan informes estadísticos que ellos califican como “serios”; “inobjetables”, dicen otros, que coloca a la máxima autoridad nacional con una aprobación del 45% en la provincia que recibió siete de cada 10 votos en 2015. Son buenos".

La llegada de los ministros desnuda además la fragilidad en la que quedaron los referentes locales que se pelearon antes de la elección. El principal afectado sería Mario Negri, quien buscará renovar su banca tras ser derrotado por Schiaretti. De acuerdo a Diario Perfil, hay divergencias en el Gobierno sobre la conveniencia de apuntalar su candidatura. De hecho, recuerdan que hay un acuerdo previo por el cual renunciaba a competir por un cargo nacional si lo hacía antes por uno provincial o municipal. El enojo es extensivo a Ramón Mestre

Esa publicación sostiene, en tanto,  que en cuanto al armado en Córdoba será Macri quien lidere el proceso. “El 1 está obligado a cuidar la de él porque se juega su propio futuro. Por lo que sería raro que deje que alguno se termine timbeando la boleta que lo tendrá como candidato a presidente”, cita Diario Perfil a un funcionario nacional.