Leído

FRENTE DE TODOS

Grabois y la Ctep: ¿los futuros ‘imberbes’ de Alberto F.?

Mie, 04/09/2019 - 1:41pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Mientras Alberto Fernández estaba en España preparando sus reuniones con los líderes de ése país y de Portugal, incluyendo un encuentro estratégico con Ana Patricia Botín, la presidenta del Banco Santander, en Argentina el integrante de su espacio Juan Grabois salió a pedir reforma agraria y la expropiación de 50 mil parcelas. Más allá de la anacrónica propuesta que la historia ya demostró impracticable y fracasada como en el caso de la rusia soviética –que incluso terminó con guerra civil y hambruna-, el Frente de Todos está en camino a un choque entre el ala izquierdista que integran las organizaciones sociales y la línea de centro que pretende Alberto. Este problema ya se había avizorado cuando Cristina encumbró al exjefe de gabinete como su candidato presidencial. El escritor Jorge Asís ya había caracterizado al grupo que integra Grabois como el ‘Frepasito’. Pero a diferencia del Frepaso, las organizaciones sociales tienen un peso importante en la movilización callejera y una prédica más cercana a aquellos sectores que Juan D. Perón echó de la Plaza de Mayo con el mote de “imberbes”.

Contenido

Juan Grabois está demostrando que los ultra K pueden perjudicar al Frente de Todos. La propuesta de la reforma agraria con expropiación de tierras que hizo el titular de la CTEP es, primero, innecesaria en el contexto político del espacio que integra y que postula a Alberto Fernández como Presidente. Segundo, es impracticable. Ya lo demostró la historia con la fracasada y sangrienta experiencia de la rusia comunista de los años ’30 que terminó con guerra civil y hambruna. Tercero, no es consciente Grabois de lo que dijo. Su anacronismo parece asimilarse al caso de Víctor Hugo Morales y su salida del canal C5N, por "no entender los nuevos tiempos". No desde el mundo macrista, sino desde una visión independiente, racional y fuera de la grieta que es lo que intenta mostrar el candidato presidencial de su sector.

Por otro lado, Grabois debería ser puesto en valor porque, además, ¿qué otro valor tiene Grabois que haberse autoproclamado como el vocero con el papa Francisco? Su padre, ‘Pajarito’ Grabois fue siempre un personaje de segunda o tercera línea inclusive durante el gobierno de Carlos Menem y de Néstor Kirchner. Y su agrupación, la CTEP, tiene su plena fortaleza en el universo de las organizaciones sociales.

Ya Alberto Fernández tuvo que desactivar un malestar inicial con el campo por declaraciones de Felipe Solá acerca del retorno de la Junta de Granos. Ese sector votó por los Fernández y obligó a una reunión entre el candidato y la Mesa de Enlace, para calmar los ánimos. No es el caso de la propuesta de reforma agraria de Grabois, que nadie toma en serio y que no forma parte del círculo cercano a Fernández, pero que sí es un problema para el Frente de Todos.

Además, lo de Grabois ocurre en la primera gira exterior de Fernández como casi presidente –a juzgar por el tenor de las reuniones que mantendrá- y cuando quiere mostrar al mundo un perfil de centro alejado del aura populista de Cristina Fernández y del izquierdismo de La Cámpora y los movimientos sociales aliados.

Cuando estallaron los dichos de Grabois, Alberto lograba una reunión crucial con presidenta del Banco Santander, una de las personas más poderosas de España a quien el candidato del Frente de Todos pretende tener en diálogo directo para el futuro financiero de su gobierno.

La titular del Santander, Ana Botín, ratificó las líneas de negocio e inversión del banco en nuestro país, como la próxima apertura de la filial local de Openbank, el banco digital que el grupo fundó en 1995 y que ya opera en España, con más de un millón de clientes. Todo eso escuchó Alberto.

El plan de la compañía es concretar la expansión a la Argentina entre fines de 2019 y el primer bimestre de 2020. En julio de 2018, la empresa contrató al entonces CEO de Google Argentina para encabezar el lanzamiento de esta unidad en la Argentina.

La retórica izquierdista de Grabois empaña la tarea que viene realizando Alberto Fernández en el exterior y en la Argentina.

El Frente de Todos ha mantenido un perfil conciliador y pacífico durante toda la campaña electoral, y ahora, tras una contundente victoria en las PASO del 11/08, sus principales líderes políticos han sido muy cautos a la hora de comunicarse de cara a la campaña electoral.

En paralelo, luego de un 'ruidoso silencio' Cristina Fernández de Kirchner, también mantuvo la moderación durante la presentación de su libro en La Plata, tomando protagonismo en la campaña electoral y haciéndole una especie de suplencia a su compañero de fórmula.

Alberto, para su estadía en España eligió a quien decirle "no" y políticamente correcto evitó juntarse con los líderes del partido español Podemos, que tiene desde sus inicios, fuertes vínculos con la expresidente Cristina Kirchner.

Alberto buscó dejar en claro que quiere marcar distancia con la izquierda más dura y acercarse más al centro, y Grabois le respondió con la reforma agraria. ¿Será el dirigente papista y su sector los futuros ‘imberbes’ de Alberto, como aquellos que Juan D. Perón tuvo que echar de la Plaza de Mayo cuando pretendía un giro centrista a su último mandato y éstos lo desafiaban en público?