Leído

CASO MARSANS

La gran inversión en Argentina es litigar en su contra: Quedan US$5.000 millones en juicios

Jue, 30/05/2019 - 2:01pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Este miércoles (29/05) la Argentina perdió en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) el juicio por la expropiación de las inversiones internacionales para Aerolíneas Argentinas. Ahora, nuestro país deberá pagar una multa de US$ 1 millón más los US$ 320 millones que debió pagar en 2017. Pero detrás de la sentencia hubo un negocio multimillonario por la comercialización del juicio. Marsans se lo vendió en US$ 15 millones a Buford Capital un fondo buitre que consiguió sentencia en 2016 y se lo revendió a una aseguradora en US$ 107 millones.

Contenido

A falta de inversiones en obras e industria, el caso Marsans y el juicio perdido por la Argentina en el CIADI desnudó un muy lucrativo negocio en litigar contra nuestro país aprovechando los descalabros de la gestión K y el desconocimiento del Estado en cuestiones de derecho y jurisprudencia internacional.

El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) había condenado en 2017 a la Argentina por expropiar de manera ilícita las inversiones internacionales para Aerolíneas Argentinas.

Argentina pidió la anulación del Laudo (sentencia) y le fue denegado por lo cual deberá pagar una multa de US$ 1 millón más los US$ 320 millones que debió pagar en 2017.

Recordemos que en su momento, la administración de Cristina Fernández de Kirchner pagó la cifra simbólica de un peso por la expropiación. Luego de aprobada la ley en el Congreso, el grupo español (que hace diez años se declaró en quiebra) calificó la operación de "ilegítima".

El 17 de noviembre de 2017, la Secretaría General del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones recibió una solicitud de Argentina en la que pedía la anulación del Laudo (sentencia por US$320 millones) y requería que la ejecución del Laudo se suspendiera hasta tanto se emitiera una decisión sobre la Solicitud.

Pero el CIADI ayer rechazó la solicitud de anulación de Argentina y sentenció a nuiestro país al pago del los US$ 320 millones.

Esa suma es apenas una muestra de los litigios que nuestro país sostiene en el exterior y que ascienden a unos US$ 5.000 millones.

Sobre este tema habló en la radio FM Milenium Sebastián Maril de la firma Finguru, especialista en litigios contra la Argentina, quien recor´do que desde 2002, “Argentina ha pagado por juicios y sentencias y compensaciones por expropiaciones unos US$ 17.085 millones”.

Sobre los entretelones del Caso Marsans, Maril contó: “El Grupo Marsans tenía un litigio en el CIADI con la Argentina, al no poder pagarlo porque los Marsans fueron encarcelados en España, contrataron los servicios de Buford Capital que compró los posibles beneficios económicos a cambio de litigar contra la Argentina. Eso fue en 2010. El año pasado lo vendió con sentencia firme contra la Argentina por US$ 320 millones. No sabemos a quién, a US$ 107 millones. Es decir, compró a US$ 15 millones y lo vendió a US$ 107 millones”.

“Este miércoles Argentina perdió la última instancia del juicio con el pedido de anulación, y ahora deberá pagar los US$ 320 no sabemos si en bonos o en efectivo”, recordó.

Maril advirtió que “a la Argentina le quedan pendientes, según datos oficiales, US$ 4000 o US$ 500 millones en diferentes juicios. Seguimos litigando con los holdouts de la reestructuración de 2005 y 2010, dos juicios en el Ciadi y 3 contra el Gobierno argentino en la Corte Comercial de la ONU y un 4to juicio por el cupón PBI y de lo que tendremos noticias el lunes próximo”.

Consultado por el programa Pablo y a la Bolsa sobre el más complejo de esos litigios, Maril contestó: “El más complicado de todos es la que llevan las dos empresas españolas contra el Gobierno e YPF y que está en la Corte Suprema de USA. Además, el gobierno de Trump presentó un escrito en la Corte para que el juicio continúe en ese país”.

Sobre cómo llegó la Argentina a perder tantos juicios, el especialista explicó: “No importa el Gobierno, el Estado argentino demostró no interpretar correctamente las leyes internacionales e irresponsablemente violar contratos con aquellos que invierten financieramente en el país o en empresas en el país”.

“A consecuencia de esta irresponsabilidad de los gobiernos argentinos, todos los que vienen a invertir acá en bonos acciones o empresas piden que los contratos se celebren bajo ley internacional, especialmente la neoyorquina”, concluyó.