Leído

LAS PASO Y SUS GRIETAS

Macri vs. CFK/ dólar vs. Leliq

Mie, 10/07/2019 - 8:45am
Enviado en:
0 comentarios

En las 7 semanas que faltan para llegar a las PASO con la actual pax cambiaria, los fondos que se tomaron un recreo de la  expectativa por lo que vaya a hacer la Fed de USA con las tasas aprovechan el dólar planchado para hacer la diaria con el trade carry (tasas al 57% anual versus devaluación 0) mientras miran de reojo las reservas que eventualmente podría aplicar el gobierno para cubrir la concentración de vencimientos que vienen del 1er semestre pateados a muy corto plazo o las tensiones cambiarias que originaría. Suman en el 2do semestre US$22.161 millones, casi la mitad en moneda extranjera. Si bien el Financial Times supedita el precario equilibrio financiero actual a que CFK salga ganador en las elecciones primarias, la decisión de los inversionistas en virtud de lo que suceda en el frente externo competirá en orden de importancia con el comicio.  

Contenido

Las campañas políticas que iniciaron los candidatos que competirán en las primarias abiertas, simultáneas, obligatorias (PASO) no alcanzan a igualar el minuto a minuto que concitan las pizarras cambiarias en las audiencias. 

En estas últimas 10 semanas en que el dólar está planchado por la asistencia del Fondo Monetario Internacional, las liquidaciones de la cosecha y los altos rendimientos de las letras del Banco Central, en tanto la Reserva Federal alimenta expectativas de que la tasa seguirá bajando, no sólo se aplacó la angustiante volatilidad, sino que se reanudó el denominado carry trade por parte de los fondos que buscan oportunidades de ganancia en los mercados emergentes.

El riesgo-país ha descendido inclusive de los 800 puntos y nada parece indicar que este equilibrio se modifique hasta el 12/08, en que una victoria aplastante de CFK (perdón de la fórmula F-F) podría determinar un pase masivo al dólar, si se confirma fehacientemente que los mercados no quieren ni escuchar hablar de un regreso del populismo.

Sin embargo, como no se registró reacción adversa cuando la propia senadora proclamó que iría detrás de Alberto Fernández en la propuesta kirchnerista, sí constituyen un factor a seguir los pormenores que deparen a la economía global, y a nuestro país como emergente, los capitales que se mueven al compás de la política monetaria de la Fed y su reflejo en las tasas internacionales.   

Adversidades externas  

El director de Carta Financiera, Miguel Boggiano, advirtió que “el frente externo, más temprano que tarde, se volverá adverso” y puso de relieve en tal sentido que “el rendimiento a 3 meses anualizado supera al rendimiento a 10 años anualizado. Esto es, justamente, lo que está pasando ahora y lo que pasó previo a las últimas 3 recesiones”.

Llamó la atención de que “el Merval en dólares está en los mismos niveles de fines de enero de este año”, cuando los problemas no estaban encaminados hacia una solución y ahora tampoco lo están, y “hoy la economía está anestesiada”.

Los portafolios golondrinas se llenan, mientras tanto, de Leliqs, haciendo una diferencia de 57 puntos anuales con un dólar estático, una tasa del 4,5% mensual y un IPC que en mayo anduvo en el 2,5% y posiblemente repita en junio. 

Si este equilibrio se mantuviera hasta las PASO, la renta bruta que acumularían estaría en torno del 12% con la inflación apenas en la mitad y el dólar inmóvil.

Nadie, no obstante, puede estar seguro de saltar a tiempo y en tanto la bola de nieve de las Leliqs sigue creciendo.

Los vencimientos de deuda emitida por el Tesoro por US$22.161 millones, de los que casi la mitad están en moneda extranjera, se acumulan a partir de junio, y representan alrededor del 85% del plan financiero de 2019. 

Letes, Lecap y Lecer suman US$25.834 millones a lo largo del año, de los que aún restan saldar US$21.847 millones como consecuencia de los menores plazos que dispuso Hacienda, que prefirió pagar 20% anual en dólares por títulos de deuda a octubre del próximo año. 
Pero además también están las Letras emitidas en dólares (Lelink) para morigerar la reacción por el bono dual.

ANSeS, que ha visto reforzadas sus arcas por decisión administrativa de la Jefatura de Gabinete, lleva invertido el 62% de las Letes 2020, que dieron 7,5% en dólares y 61% en pesos, y la idea es que colabore con los rescates que se sucederán. 

El objetivo de mínima viene siendo renovar de 46% para arriba de los vencimientos aunque con plazos muy cortos, por lo que no figuran en el programa financiero del año que viene.

El problema sería que no estén los dólares cuando toque pagar ni que los inversores refinancien, en cuyo caso habrá que cubrir con reservas del Banco Central para cancelar los vencimientos.

Otra posibilidad sería que se destinen pesos a tapar semejantes baches y el mercado cambiario salga de su actual letargo: se pasen a dólares los ahorros y bonos antes de las elecciones.