Leído

AVANZA LA NUEVA BASE

USA-China: La nueva 'guerra' promete historia en Neuquén

Mar, 28/05/2019 - 5:10pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

A la central china, construida bajo el pretexto de la exploración espacial y el lanzamiento de satélites, en Neuquén se 'opondrá' ahora una base de USA. Una delegación de la Embajada del país del norte llegó a este territorio la semana pasada para recorrer junto a empresarios el predio donde construirán una "base humanitaria" para la atención de catástrofes. "Una vez construido, Neuquén tendrá a cargo la totalidad del manejo del lugar, ejerciendo su funcionamiento, dotación de personal y mantenimiento", afirmaron desde la embajada...

Contenido


Una delegación de la Embajada de Estados Unidos llegó a Neuquén la semana pasada para recorrer junto a empresarios el predio donde construirán una "base humanitaria" para la atención de catástrofes.

A través de un comunicado oficial, el organismo diplomático informó que "representantes de las empresas interesadas en la construcción recorrieron el terreno y se interiorizaron sobre particularidades antes de hacer sus ofertas" y precisó que la obra demandará un presupuesto de 1,3 millones de dólares.

"Será llevado adelante por una empresa privada, previa licitación, en un término aproximado de un año, empleando a trabajadores locales", detalló la publicación.

El proyecto para la construcción de un Centro de Operación y Coordinación ante Emergencias fue anunciado en junio de 2018 y, según indicó la embajada estadounidense, "fue solicitada por el gobierno de Neuquén". 

Según se indicó, "servirá para albergar a miembros de Defensa Civil y otros cuerpos que dan respuesta a situaciones de desastres naturales, designados por la administración provincial".

El centro tendrá una superficie aproximada de 600 metros cuadrados, incluirá una sala de coordinación y oficinas con equipamiento para monitoreo y planeamiento frente a contingencias. En el lugar habrá un depósito para el material de ayuda humanitaria donado por Estados Unidos a la provincia en 2009 y 2017 que incluye carpas, catres, vehículos 6×6 y otros equipos para la instalación de un centro de evacuados.

"Una vez construido, Neuquén tendrá a cargo la totalidad del manejo del lugar, ejerciendo su funcionamiento, dotación de personal y mantenimiento", afirmaron desde la embajada. El proyecto se enmarca en el programa de Asistencia Humanitaria y Respuesta a Desastres del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

En febrero pasado, el titular de Defensa Civil de la provincia, Martín Giusti, había puesto en duda la construcción de la base tras los cuestionamientos de organizaciones políticas y sociales que rechazaron su instalación.

"Con las movidas que se hicieron acá, no sabían si era momento o no porque lo que menos quieren es generar un conflicto en la sociedad", había dicho el funcionario al diario 'Río Negro'. "Por mí que lo hagan cuanto antes", planteó.

Ocurre que a la vera de la "ruta del petróleo", muchos temen el posible uso militar del lugar.

Gutierrez y Tom Cooney en 2017.

Diputados de diferentes espacios presentaron proyectos para impedir la instalación de la base al considerarla "una avanzada sobre la soberanía" de la Argentina. Entienden que su verdadera función será cuidar los intereses que USA tiene en Vaca Muerta, aunque desde el gobierno de Neuquén rechazan esa versión.

El proyecto fue aprobado en 2012 por el exgobernador Jorge Sapag, y se frenó debido a la polémica que provocó en Chaco la instalación de una base de iguales características, también financiada por el Comando Sur. El conflicto que se había desatado en Resistencia por aquellos días. Pero el actual mandatario provincial, Omar Gutiérrez, retomó la iniciativa.

"Tenemos uno de los mayores yacimientos de gas en el mundo, Neuquén es un lugar geopolíticamente muy valioso por su reservorio de energía y lo debemos cuidar. No podemos tener una mirada ingenua de esto porque somos apetecibles, más aún si tenemos en cuenta de dónde proviene el dinero", manifestó hace meses la diputada Pamela Mucci, una de las que presentó ante la Legislatura un proyecto de Ley para prohibir la instalación de bases vinculadas a USA en la provincia.

El Comando Sur es un organismo militar que depende del Departamento de Defensa de Estados Unidos y que opera en América Latina. Desde su edificio central en Miami controla las operaciones de sus unidades en más de diez países como Panamá, Colombia, Chile, Ecuador, Brasil, entre otros, y en su propia página web describe que su tarea consiste en "apoyar los objetivos de seguridad de USA" y reconoce que "avanza en intereses compartidos" con las naciones de esa región. 

Desde Defensa Civil niegan que allí vaya a realizarse tareas de espionaje y explicaron que desde esas pantallas se controlará la actividad de los volcanes y se recibirán imágenes de los operativos de la Policía provincial.

En los planos del exterior, se observa que el lugar contará con un generador de energía y una reserva de agua para permitir el funcionamiento de la base aún en condiciones climáticas adversas. El diseño de la obra fue realizada por arquitectos de USA, y la construcción estará supervisada por técnicos del Comando Sur.

El gobierno de Neuquén insiste en negar que la base se utilice con fines de inteligencia, tras las versiones de una supuesta utilización militar del sitio. "Será una base de asistencia ante emergencias, es falso que vaya a tener otro fin, y la donación forma parte de un programa de ayuda humanitario que se gestionó en 2012", aseguró. "A ellos (por el Comando Sur) les conviene que nosotros tengamos un equipamiento preparado para responder ante un eventual desastre natural porque de esta forma se evitan el venir a asistirnos. Desde hace años vienen donando material para evitar catástrofes", agregó.

Para el diputado Raúl Godoy, del Frente de Izquierda (FIT), "nadie puede explicar cuál es la hipótesis de catástrofe". "Tenemos sospechas de que la verdadera razón del emprendimiento es cuidar las inversiones petroleras de Estados Unidos en Vaca Muerta", manifestó. En los escritos, aseguró que Washington "ha usado distintas excusas para instalar sus bases militares".

Mientras tanto, la estación espacial china emplazada en aquel territorio continúa envuelta en un manto de misterio y secretismo. Desde un comienzo, los refractarios al proyecto advirtieron sobre las posibles vulnerabilidades que implicaba para la defensa nacional el opaco acuerdo rubricado entre el gigante asiático y el gobierno de Cristina Kirchner. Y el paso del tiempo (4 años) no hizo desaparecer las suspicacias. 

Base china en Neuquén.

Según un exhaustivo informe periodístico de la agencia 'Reuters' de este año, la base científica ubicada a 40 minutos de automóvil de Las Lajas -una pequeña ciudad de 7.000 habitantes- se trata de una "caja negra" que carece de supervisión por parte del Estado argentino.