Leído

TEMOR A ABRIL 2018

Alerta por dólar planchado: "Llega un momento que explota"

Mie, 10/07/2019 - 11:54am
Enviado en:
1 comentario
Por Urgente24

El tipo de cambio rompió el piso de los $43, cerrando a $42,80 en el Banco Nación el viernes pasado (5/07), y tanto técnicos como industriales alertaron sobre el último atraso, que luego se tradujo en corrida cambiaria de fines de 2017 pero que tuvo su aceleración más violenta a partir de abril 2018.

Contenido

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, se sumó a la advertencia que hizo anteriormente el ex ministro de Hacienda Alfonso Prat-Gay. El empresario afirmó que "no queremos un superdólar o una devaluación, pero tampoco una quietud artificial”.

"Argentina necesita urgente empezar a crecer a tasas chinas, pero mientras tengamos este sistema armado a través del carry trade, donde se plancha el dólar y hay unas tasas locales extraordinarias, es muy difícil que las empresas locales o internacionales empiecen a invertir", insistió

Al aire de radio Milenium, cerró: "No es que queramos un superdólar o una devaluación, pero no queremos esa quietud artificial. Vemos que esto puede producir nuevamente una situación como la de 2018. Cuando uno plancha una variable, llega un momento en que eso explota".

En tanto, Prat-Gay analizó: “pareciera ser que el dólar no tiene un piso”.

Esto, según entendió el ex funcionario, es peligroso: “No creo que el Gobierno esté fomentando la baja del dólar. Puede ser que le convenga por las elecciones, pero tiene que haber aprendido que no es bueno que baje tanto o no siga a la inflación, eso generó la crisis de 2018”, al aire de radio Mitre.

Quien fuera ex ministro de Hacienda, insistió en la imagen que da el gobierno al gestionar la macroeconomía: "Las oscilaciones del dólar generan confusión en el que lo se ve de afuera, porque no entienden cómo se escapa para arriba y para abajo”.

“Da la impresión que la economía dejó de caer y encontró su piso, pero hay que ver cómo sigue la película, porque es difícil entusiasmarse con los datos del consumo, y una tasa de inflación de 2,5% como se espera en las próximas mediciones no es buena noticia, sigue siendo muy alta, arremetió.

El gobierno sigue disfrutando de la pax cambiaria en el contexto electoral. Según el nuevo informe semanal elaborado por el Banco Ciudad, esta baja del tipo de cambio "debería contribuir a reforzar la recuperación que empiezan registrar algunos de los indicadores de actividad económica".

"La caída experimentanda por la tasa de política monetaria vino acompañada por un retroceso en las tasas de algunas líneas de préstamos y por una disminución en las de los depósitos a plazo fijo. Entre estas últimas, en particular, la tasa Badlar (para depósitos de más de un millón de pesos) pasó de un máximo de 53,7% en mayo a 47,5% a fines de junio.

En los últimos días también se conocieron datos positivos de la industria y la construcción correspondientes a mayo, que mostraron un nuevo avance de estos dos sectores esencialmente en la medición intermensual, reflejo de cómo la mayor estabilidad financiera y cambiaria empieza a derramar sobre la economía real.

A esto se sumó que la recaudación tributaria mantuvo en junio un ritmo de crecimiento superior al de las erogaciones del sector público nacional, profundizándose la consolidación de las cuentas públicas.

En el plano financiero, tras marcar un descenso de 5,4% en junio, la cotización del dólar se contrajo otro 1,4% en la primera semana de julio (cerró el viernes en $41,85 a nivel mayorista), en un contexto favorable para el peso.

Actualmente, se combinan -entre otros elementos- una mayor oferta de divisas del agro, un escenario internacional más benigno para los mercados emergentes, una decreciente incertidumbre política y elevados rendimientos en moneda local, en concurrencia con expectativas de devaluación que siguen contenidas", agregó la entidad pública porteña.

El problema es que no está claro cómo afrontará la Casa Rosada, el FMI y el Banco Central la macroeconomía una vez finalizada la cosecha y los desembolsos del organismo multilateral de créditos.

Comentarios