Leído

ELECCIONES 2019

Más contador que nunca, Schiaretti despeja incógnitas para el armado nacional

Mar, 14/05/2019 - 5:31pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Tras revalidar los títulos con el 54% de los votos, arrebatarle a la UCR la Capital y con todo el peronismo cordobés alineado, el reelecto gobernador de Córdoba Juan Schiaretti dejó atrás el aislamiento provincial, que lo llevó exitosamente a la victoria, para dedicarse a la etapa del armado nacional para las Paso de agosto y las nacionales de octubre. Lo que, por estas horas, quieren saber todo es cuál será el camino que tomará el cordobés.

Contenido


El actual y próximo gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, prometió no mover nada hasta el 12 de mayo para priorizar así la elección provincial. Le salió bien la jugada, pero ahora corren los tiempos de la elección nacional: para el 22 de junio faltan solo 6 semanas, y ese día vence el plazo para inscribir los candidatos que competirán en las Paso del 11 de agosto.

"No abundan en el escenario argentino perfiles como el de Schiaretti, es decir, perfiles de un dirigente con probadas capacidades de gestión, con niveles de consenso político detrás de él, creo que aquí es una de las claves para entender lo que pasará en los próximos días en Argentina, porque más allá de que si es candidato o no, lo que sí es que está llamado a ser uno de los grandes protagonistas", manifestó el consultor Gustavo Córdoba, tal como publicó Urgente24 más temprano.

Pero, si bien por ahora, todo indica que el cordobés no será candidato a la Presidencia, todo indica también que no habría acuerdo político con Cristina Kirchner, más allá de todos los gestos que el kirchnerismo hizo en los últimos meses para acercarse al schiarettismo. 

"Al menos, no en primera vuelta", manifestó una fuente del partido justicialista al diario 'Alfil'. "Por nuestra propia historia, no podemos jugar con el kirchnerismo", aclaró. 

Sin embargo, el PJ Córdoba puede hacer que el Peronismo federal sea una opción competitiva frente a Cambiemos y sobre todo frente a una Cristina en crecimiento. 

Lo que hará por ahora Schiaretti es iniciar una serie de rondas telefónicas con los principales referentes, Sergio Massa, Roberto Lavagna, Juan Urtubey, Miguel Angel Pichetto, que se transformará en visitas de los precandidatos a Córdoba y de viajes de Schiaretti a sus búnkeres. 

Es que ahora que dedicará el tiempo que le resta a la elección nacional, necesita primero saber en qué andan sus pares antes de avanzar, qué nivel de compromiso tienen los que detentan el poder territorial, ya que los gobernadores son su prioridad. "Eso le ayudará a ponderar la masa crítica con que cuenta el PJ federal", destacó una fuente partidaria al diario mencionado. 

El PJ Federal todavía no tiene un candidato y es posible que Schiaretti termine no apoyando a uno en particular, sino en fomentar las Paso y que la fórmula presidencial la encabece el más votado. Es momento de hablar, reunirse y comenzar a ver con qué cuentan.

Sobre Lavagna, cree que sabe mucho de economía pero es corto políticamente, de Massa le entusiasma que tiene equipo y que es joven, pero cree que no termina de ganarse la confianza del resto del PJ federal y del establishment.

Pero cual sería su mejor lugar, quizás ejercer allí un liderazgo como el de Macri en Cambiemos y Cristina en Unidad Ciudadana, aunque no sea desde una candidatura.

Referentes cercanos a la ex presidenta, como el diputado santafesino Agustin Rossi, lo convocaron a "ponerse al frente de un gran frente opositor y a favor de la unidad de la oposición". Algo que extrañaría que haga con Cristina.

Algunos dirigentes cercanos a la ex Presidenta plantean también que sería funcional dejar crecer a aquel peronismo "del medio", convencidos de que ese espacio le saca más votos a Cambiemos que a Cristina.

"Si el espacio de Schiaretti y Lavagna rompe el techo de los 15 puntos, eso termina beneficiando a Cristina porque lo que suman es casi todo voto de Macri", analizan en el Patria, donde incluso deslizan que -en un escenario así- la ex Presidenta podría ganar en primera vuelta en caso de superar los 40 puntos y que Macri quede 10 puntos abajo. 

De todas maneras, en el kirchnerismo admiten: "Sabemos que hay gente que no quiere saber nada con nosotros, como Urtubey o Lavagna. Entonces algunos creemos que sería mejor que ese espacio pueda crecer también, porque hoy en día no miden, pero la figura de Schiaretti les puede aportar".

Particularmente, Cristina eligió no pronunciarse sobre el triunfo de Schiaretti, con quien tiene una mala relación histórica. Aunque le hizo un guiño al retirar la lista kirchnerista y despejarle el camino para un triunfo aplastante.