Leído

¿HAY RETORNO?

Salen a templar las aguas: Lifschitz explica a Lavagna y hablan de "dolores de crecimiento"

Vie, 24/05/2019 - 2:29pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

"Dolores de crecimiento", de esa manera explicó un dirigente cordobés con llegada al gobernador de Santa Fe y a la jefe del GEN lo ocurrido luego de que Roberto Lavagna pateara el tablero. Mientras, los socios 'progre' de Alternativa Federal se esperanzan en el efecto del descenso de la tensión entre el economista y el gobernador de Córdoba, que anteayer llegó a niveles de difícil retorno. Por lo pronto, reina un "impasse".

Miguel Lifschitz, llamó a una consulta popular para reformar la constitución santafesina
Contenido

El gobernador santafesino Miguel Lifschitz, uno de los principales sostenedores de la candidatura de Roberto Lavagna, junto a Margarita Stolbizer, se mostró molesto por la jugada de Juan Schiaretti de intentar sumar a Alternativa Federal a dirigentes como Daniel Scioli y a Marcelo Tinelli en una movida que hizo crujir el armado de un supuesto espacio progresista común para las elecciones presidenciales que encabezaría el exministro de Economía, y al que esperaban que se sumen los peronistas del grupo que lidera el cordobés. 

Ante la movida de Schiaretti, Lavagna decidió no asistir a la cumbre de Alternativa Federal de este miércoles, y lo representó Miguel Lifschitz quien, ayer aclaró que el espacio político que intentan construir "no puede ser un rejunte". 

Sin embargo, los socios 'progre' de AF nucleados en Consenso 19 se esperanzan en el efecto del descenso de la tensión entre Lavagna y el gobernador de Córdoba, que pareció llegar a niveles de no retorno.

Según diario 'Alfil', un dirigentes cordobés con llegada al gobernador santafesino y a la jefa del GEN habló de "dolores de crecimiento".

Ayer, en efecto, hubo gestos claros de relajamiento. Lavagna sostuvo que el diálogo con los peronistas no K sigue abierto. Y el gobernador mediterráneo evitó todo comentarios sobre los dichos del ex ministro, pese a que fueron destinados directamente a su persona. 

Según el medio mencionado, cerca de Schiaretti mencionan su molestia con el hombre de Consenso 19, que le cuestionó su rol de armador de la 'tercera vía' y sus primeras decisiones políticas como tal. Su entorno más próximo en lo personal y lo político 'le hizo ver' el efecto de sus palabras para con la construcción y, sobre todo, las inmensas dificultades de Consenso 19 para avanzar solo en una candidatura presidencial a 30 días del cierre de listas para las PASO, continuó contando 'Alfil', y agregó que anoche se reunió con Miguel Pichetto para tratar de entibiar el clima. Esas llamadas y charlas lo llevaron a un modo más cauteloso. Tanto bajó la temperatura que hasta relativizó su negativa a definir la candidatura presidencial en PASO.

Lifschitz lo quiso explicar en un entrevista con 'El Litoral', donde dijo: "Lavagna quiso ser muy enfático en el sentido de que queremos acuerdos con distintos sectores y dirigentes políticos
pero no un rejunte; un acuerdo sobre la base de determinados principios políticos, determinados programas y acuerdos respecto de las cuestiones prioritarias para la realidad de la Argentina, y también sobre la base de un criterio general para la integración de ese armado electoral. No un rejunte; no sumar por sumar, sino sumar para construir un proyecto alternativo en la Argentina que no solamente tenga competitividad electoral, que sería el principal objetivo; sino que además, pensando en el gobierno, tenga capacidad, consistencia, solidez y coherencia como para no volver a producir
un nuevo fracaso y frustración a los argentinos. Se trata de una alternativa para conducir el país, en una etapa que va a ser muy difícil como los próximos cuatro años
".

Y agregó: "espero que todo esto se pueda ordenar y encaminar. No es fácil porque son dirigentes con distintas historias, con distintos posicionamientos. Pero estamos haciendo el esfuerzo. Hay que seguir conversando. (...) Estamos trabajando para que se pueda construir una alternativa superadora de la grieta, que claramente se diferencie de Cambiemos pero también, del proyecto del kirchnerismo que ahora representan los dos Fernández (Por Alberto y Cristina). Esto tiene que quedar claro porque si no, hay dobles discursos que terminan confundiendo a la ciudadanía. El escenario electoral 2019 va a tener por un lado, el proyecto de Cambiemos con la candidatura seguramente de Mauricio Macri; y el del proyecto K con la postulación de Alberto Fernández. Si hay tercer proyecto, debe ser claramente diferente de esos dos".

En cuanto a la posibilidad de sumar a la UCR, Lifschitz manifestó que "ya hay conversaciones con dirigentes que clara y públicamente han expresado su apoyo como Ricardo Alfonsín o Federico Storani, o muchos de aquí que también son convencionales. Pero tenemos la expectativa de ver qué pasa en la Convención (del lunes) y cómo se plantea la discusión entre quienes adhieren ciegamente al proyecto de Cambiemos, como José Corral; y otros dirigentes que plantean críticas y cuestionamientos como el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo".

Ocurre que hay un impasse autoimpuesto hasta que pasen las convenciones partidarias de la UCR, que se realizará el 27 de mayo, y del Frente Renovador de Sergio Massa, que se celebrará el 30 de mayo. Ambos en Parque Norte, Buenos Aires. Tras esto, los lavagnistas se aferran a que se retome el diálogo.

Según 'Alfil', el feriado por el 25 de Mayo, cuyos festejos llevan a la provincialización del escenario de Schiaretti, y unas posibles minivaciones del gobernador cordobés, también ayudarían a templar, sino las relaciones, al menos la exposición pública de los desencuentros en la 'tercera vía'. Cuanto todo eso pase, quedarán diez días para presentar las alianzas que competirían en PASO.