Leído

HUAWEI CONTRAATACA

Android en problemas: Comenzó el patentamiento de ARK OS

Mar, 28/05/2019 - 6:43pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El CEO de Huawei, Richard Yu, dijo que su nuevo SO será compatible con aplicaciones Android y multidispositivo, de forma que se podrá usar en un móvil, un coche o un tablet. 

Contenido

El CEO de Huawei, Richard Yu, dijo que su nuevo SO será compatible con aplicaciones Android y multidispositivo, de forma que se podrá usar en un móvil, un coche o un tablet. 

Estará listo en otoño 2019 (en el Hemisferio Norte, entre septiembre y diciembre) o, como muy tarde, en primavera 2020 (marzo a junio), según Richard Yu, y aunque en un principio se hablaba de que su nombre sería Hongmeng OS, las patentes ya registradas en Europa permiten anticipar que su nombre sería "ARK OS".

Esto fue un anticipo de la web especializada Android Headlines, que informó que Huawei registró el 24/05 las marcas comerciales "HUAWEI ARK OS", "HUAWEI ARK", "ARK" y "ARK OS" en la EUIPO, la oficina de propiedad intelectual de la Unión Europea. 

Es cierto que el nombre de una patente no obliga a que sea su nombre comercial pero es un indicio.

Tampoco el registro de marca obliga a usarla en el nuevo sistema operativo pero cabe preguntarse cuál sería el sentido del registro.

Huawei está desarrollando un sistema operativo compatible con las aplicaciones Android porque Google le bloqueó las actualizaciones de esas aplicaciones, consecuencia de sanciones impuestas por el presidente Donald Trump.

Según Android Headlines, o ARK OS está basado en AOSP o tiene una suerte de emulador de Android incorporado para ser compatible con el formato .APK.

Pero no significa que ARK OS (o como se llame finalmente) pueda ser compatible con los servicios de Google. 

De hecho, una de las características de este SO es que no tendrá Google Play Store, por lo que cabe la posibilidad de que Huawei apueste por su propia tienda de aplicaciones: App Gallery.

Más allá del sistema operativo, Huawei tiene que reemplazar la colaboración con los fabricantes de componentes estadounidenses, entre los que se encuentra el proveedor de arquitectura ARM (un enfoque de diseño basado en RISC permite que los procesadores ARM requieran una cantidad menor de transistores que los procesadores x86 CISC, típicos en la mayoría de los computadores personales. Así se obtiene una reducción de los costes, calor y energía). 

Es un dato importante a tener en cuenta, ya que podría afectar significativamente al desarrollo de procesadores Kirin basados en arquitectura ARM. 

Qualcomm, Intel y AMD también se habrían desligado de Huawei, dejándolo sin sistema operativo y sin procesadores.

Pero también es verdad que la República Popular de China se ubicó detrás de Huawei y le dará toda la asistencia tecnológica posible.

Volviendo a USA, SD Association, con sede en California, dejó a Huawei sin opciones de comercializar nuevos dispositivos compatibles con los estándares SD, como smartphones con un puerto de tarjetas microSD o portátiles con una ranura para SD.

Wi-Fi Alliance, con sede en Texas (USA), también cerró la puerta a Huawei, que ya no podrá participar en el desarrollo del estándar inalámbrico, ni certificar nuevos productos Wi-Fi, pero sí usar chips Wi-Fi sin modificar que estuvieran certificados previamente.

Se afirma que Bluetooth Special Interest Group, con sede en Washington DC, seguirá los pasos de la Wi-Fi Alliance dejando a Huawei fuera del desarrollo la tecnología inalámbrica Bluetooth. La asociación está formada por más de 9.000 compañías de todo el mundo.

Hasta ahora, Huawei había mantenido una postura conciliadora ante este asedio. Desde el Departamento de Comunicación se limitaban a poner en valor “las estrechas relaciones” que la unían a la marca con sus socios comerciales y echar la culpa de todo al Gobierno estadounidense.

Pero Huawei ha cambiado el tono para lanzar una advertencia a las asociaciones de la industria. 

La compañía dice estar “decepcionada ante estas decisiones” y asegura que no existe “ninguna base legal” para suspender la colaboración con Huawei. 

También: “Decisiones como esta darán lugar a estándares fragmentados, incluidos los estándares de información y comunicación, y solo servirán para aumentar los costes y riesgos para todas las empresas a lo largo de la cadena de valor”.

Tal como se esta presentando, la Guerra Fría tendrá un enorme capítulo de telecomunicaciones ya que USA considera amenazada su supremacía y está dispuesta a castigar a Huawei para así disciplinar a China, algo que Beijing no aceptará y cree que puede ganar la batalla con una ayuda variopinta que va desde Rusia a Alemania y Francia.

El comunicado completo de Huawei:

"Recientemente, una serie de asociaciones de la industria y de estándares han tomado la decisión de pausar algunos aspectos de su colaboración con Huawei, en respuesta a la presión política. Estamos decepcionados ante estas decisiones, pero las mismas no afectarán a nuestras operaciones diarias. Continuaremos ofreciendo a nuestros clientes productos y servicios de alta calidad.

Huawei es un miembro activo de más de 400 organizaciones de estándares, alianzas industriales y comunidades de código abierto, en las cuales presta servicios en más de 400 posiciones clave. Contribuimos de forma proactiva en estos grupos y a lo largo de los años hemos presentado cerca de 60.000 propuestas. Actualmente, nuestro trabajo con la gran mayoría de las organizaciones de estándares se desarrolla de forma habitual. En el futuro, seguiremos contribuyendo y trabajaremos con las asociaciones de la industria y de estándares para crear un ecosistema industrial sólido para todos.

Los estándares representan la sabiduría que hemos extraído, de forma colectiva, de la innovación en materia de ciencia y tecnología. Los estándares abiertos y unificados de forma global promueven la sinergia a lo largo de la cadena de valor. Esto nos ayuda a todos a proporcionar a nuestros clientes, productos y servicios que no solo son más avanzados, sino que aporten mayor calidad. Esto ha sido lo que ha ayudado desde el comienzo al fuerte crecimiento de la sociedad de la información.

En su mayor parte, todas las organizaciones de estándares, comunidades de código abierto y alianzas industriales se mantienen fieles a los principios de transparencia, apertura, imparcialidad y no discriminación. Estos principios sientan las bases para el desarrollo saludable y sostenible de la industria de las TIC.

Huawei no ha violado los estatutos de ninguna de estas organizaciones, y sin embargo, un pequeño grupo de ellas ha decidido suspender nuestra colaboración, sin ninguna base legal. Sus acciones van en contra de los principios que pretenden mantener y socavan su credibilidad como organizaciones internacionales. En última instancia, decisiones como esta darán lugar a estándares fragmentados, incluidos los estándares de información y comunicación, y solo servirán para aumentar los costes y riesgos para todas las empresas a lo largo de la cadena de valor.

Creemos que estas acciones no representan la voluntad de la industria. A pesar de contratiempos como este, confiamos en que la industria de las TIC disfrutará de un desarrollo sostenible a largo plazo."

La guerra

“Es mucho lo que está de por medio, este fabricante (Huawei) depende mucho de empresas estadounidenses para la compra de semiconductores y la cadena de suministros de semiconductores va de USA a China y al revés. En empresas como Apple, el 20% de sus ganancias las hace en China. Si se cierra el vínculo entre estas naciones puede sobrevivir pero las acciones se derrumbarán causando muchas pérdidas”, explicó Gabriel Pérez del Peral, profesor de la Escuela de Gobierno y Economía de la Universidad Panamericana.

No obstante, Del Peral, cree que el veto impuesto a la tecnológica China puede levantarse: “Esto es la guerra fría tecnológica, se tiene que dar un respiro dada a la importancia y complejidad de las cadenas de valor de este sector económico”.

Las decisiones de Donald Trump acerca de Huawei la utiliza como moneda de cambio en las negociaciones comerciales con China.

Sin embargo, de acuerdo a Rusia, China se prepara para una guerra de largo aliento con USA, que va más allá de Huawei.

Sin duda en Silicon Valley ya hay malestar con Trump por haberlos involucrados en su capricho personal contra China, y tampoco es cierto que la victoria se encuentre asegurada.

“Si hiciéramos un trato, me imagino que se incluiría a Huawei en alguna forma, como parte de un acuerdo comercial”, dijo Trump a reporteros estadounidenses en conferencia.

De acuerdo con los analistas, China está incorporando mucho valor agregado a sus cadenas económicas, y en este capítulo de la guerra comercial.

“Viendo el anuncio de Trump prácticamente veo el esquema de negociación, sabemos que próximamente en el G20 abordarán temas comerciales planteando a impulsar, integrar o acelerar el acuerdo comercial con ellos. Es una presión y veo que es un tema político para avanzar en temas comerciales que le interesan a Estados Unidos y que pudieran integrar, o generar mayor apertura”, explicó Jorge Velarde, director académico de EGADE Business School, al diario español Expansión.

El tema con China empezó desde que Donald Trump tomó posesión, afirmó Velarde: “Se abalanzó con México y China con aranceles y restricciones, está entrando a un proceso de acuerdo que además está generando presión de alto impacto a nivel mundial en telecomunicaciones y empresas de mercado”, dijo.

Si bien hasta USA es reconocido como la cuna de la innovación, especialmente por sus empresas y desarrollos de Silicon Valley, esto podría cambiar en los próximos años.

“El foco de atención de la tecnocracia china dispuesta a inversiones mayúsculas para apuntalar el avance tecnológico; preocupa la capacidad y número de ingenieros chinos con relación a sus pares occidentales, preocupa también la envergadura de empresas chinas, las economías de escala y de enfoque que ya pueden alcanzar estas empresas y que las hace candidatas para que desarrollen las tendencias del futuro”, explicó Luis de la Calle, analista económico y director de la consultora mexicana De la Calle, Madrazo, Mancera (CMM).

Huawei es el fabricante de smartphones Nº2 con más ventas en el mundo, con 19% del mercado, sóllo superado por la surcoreana Samsung; sin embargo, en los Top 5, 3 de las empresas ya son de origen chino, según los datos de IDC.

En el mercado de 5G, Huawei ya es el principal proveedor global de antenas, y USA no cuenta con una firma competitiva para este desarrollo.

Trump exige restringir los equipos de Huawei en la construcción de las redes 5G de USA y sus aliados, citando inverosímiles preocupaciones de seguridad nacional. 

Washington DC dice que teme que Beijing pueda usar los desarrollos de Huawei para espiar a otros países, pero no ha proporcionado ninguna evidencia de que tales actos hayan ocurrido.

El CEO adjunto de Huawei, Ken Hu, aseguró durante la Conferencia de Postdam sobre Ciberseguridad Nacional que los acontecimientos evidencian un comportamiento injustificado.

“En los últimos días, se han impuesto restricciones a Huawei basadas en argumentos sin fundamento con el objetivo de interrumpir nuestras operaciones comerciales. Creemos que este comportamiento es totalmente injustificado”, dijo el ejecutivo.

En cuanto a los impactos directos a Huawei y sus ventas, Wee Teck Loo, jefe de investigación de Electrónica de Consumo en Euromonitor, estimó que Huawei tiene la fuerza financiera para sortear la restricción de Google.

“Huawei tiene la fuerza financiera y la fuerza para firmar acuerdos con desarrolladores de aplicaciones individuales para aumentar sus ofertas en Huawei App Gallery (su tienda de aplicaciones). La prohibición de Google estimula a la compañía china a luchar aún más fuerte y emerger aún más fuerte”, aseguró.

A finales de junio, la Cumbre del G20, reunirá a USA y a China en Japón para un diálogo comercial. Nadie sabe si avanzarán o seguirá todo estancado.

Apple

Lo cierto es que el creador y director ejecutivo de Huawei Technologies, Ren Zhengfei, tuvo un gesto muy apreciado en Silicon Valley.

Él se negó a que Apple sea sancionado por China.

"En primer lugar, eso no sucederá. Y en segundo lugar, si eso sucede, seré el primero en protestar", indicó Ren en una entrevista con Bloomberg.

"Apple es mi maestro, va a la vanguardia. Como estudiante, ¿por qué ir en contra de mi maestro? Nunca", acotó el fundador de Huawei.

Las declaraciones del ejecutivo se producen en medio de una campaña pública en China porque un número creciente de ciudadanos renuncia a los dispositivos de Apple en favor de los de Huawei.

Pero Ren afirmó que confía en los esfuerzos de Huawei para salvar su cuota de mercado, reiterando que cuenta con la capacidad de diseñar el 'hardware' y 'software' que una serie de fabricantes estadounidenses han dejado de poner a disposición de la empresa china. 

"Eso depende de qué tan rápido nuestros reparadores puedan arreglar el avión", señaló el director ejecutivo. "No importa qué materiales utilicen, ya sea metal, tela o papel, el objetivo es mantener el avión en vuelo", añadió el fundador de la mayor empresa china de telecomunicaciones.

Según publica TechRadar, Alaa Elshimy, director y vicepresidente de Negocios Empresariales de Huawei, ha confirmado que lanzarán un sistema operativo a partir del próximo mes: ¿eso es junio o julio?

El 20/05, Google anunció que cortaría parcialmente los dispositivos Huawei de su sistema operativo Android, pero la Casa Blanca le dio una extensión hasta el 19/08.

"Huawei sabía que esto se avecinaba y se estaba preparando. El sistema operativo estaba listo en enero de 2018 y este era nuestro 'Plan B'. No queríamos llevar el sistema operativo al mercado ya que teníamos una relación sólida con Google y otros y no lo hicimos. Queremos arruinar la relación. Ahora lo estamos desplegando el mes próximo", dijo a TechRadar, Alaa Elshimy.