Leído

INGREDIENTES DEL RIESGO-PAÍS

Gravísimo: ¿Por qué siguen en default bonos que tienen sentencia judicial?

Vie, 31/05/2019 - 3:13pm
Enviado en:
0 comentarios

En el gobierno insisten en que fue levantado el default de la deuda privada heredado de las anteriores administraciones. No admiten que haber dejado impagas sentencias dictadas en los tribunales de USA que involucran a bonos soberanos constituye “un incumplimiento de obligaciones legales o condiciones”. No sería un default económico, al haber sido regularizado por acuerdos de partes más del 92% del monto total adeudado en cuestión, pero sí judicial, como ratificó el abogado especialista en estos litigios Pablo Giancaterino. Lo fundamenta en que el propio gobierno argentino, con la firma del secretario de Finanzas, Santiago Busili, reconoce en la última página del informe anual presentado en febrero de 2019 ante la Securities and Exchange Commission (SEC) la existencia de esas viejas y nuevas deudas sin cancelar. “Si no es un default jurídico, qué nombre le pondrían entonces”, desafía. En tal sentido, otro letrado, Sebastián Maril, subrayó ayer, en declaraciones radiales, que “el Estado ha demostrado no interpretar las leyes internacionales e irresponsablemente violar contratos con aquellos que invierten en el país”.

La bendita deuda pública argentina vuelve a subir a la agenda.
Contenido

 

 

En los formularios que la República Argentina presenta todos los años ante la Securities and Exchange Commission (SEC) en USA, consta en la última página la lista de juicios viejos y nuevos por incumplimiento de deuda, firmada por el secretario de Finanzas, Santiago Bausili

El informe más reciente data de febrero de 2019.

Si bien el país no se encuentra formalmente en default económico, por haber regularizado más del 92% de los bonos que tenía impagos desde el 2001, sí para los abogados que vinieron litigando desde entonces, como Pablo Giancaterino, sí continúa un default que denomina jurídico porque “hay  US$1.000 millones en sentencias y Argentina no cumplió con ninguna”.

El letrado insiste con la calificación: “Si eso no es un default jurídico que le pongan un nombre”.

Resulta que él pone de relieve: “Como abogado, yo juré y defiendo la seguridad jurídica. Entiendo perfecto el endeudamiento público y soy un convencido de que se puede respetar la ley de contrato y refinanciarse. USA debe más que ninguno pero aún así, ante las corridas, todos compran bonos del Tesoro”. 

Desde que asumió la Administración Macri, los arreglos que se concretaron han sido extrajudiciales y harto discrecionales. 

Giancaterino señala al respecto: “Argentina es el único país que conozco que paga capital para no cumplir con la ley de contrato. Todos refinancian para no descapitalizar y acá al revés: pagan cash para no cumplir. Así, acumula muchos juicios en el exterior y siguen llegando más”.

Su colega especialista en Research For Traders, Sebastián Maril, lo expuso también en el programa de Pablo Wende, en radio FM Milenium: "Argentina por ahora ha pagado US$17.000 millones y le quedan pendientes, datos oficiales del gobierno y cortes, US$4.000/ US$5.000 millones en diferentes juicios. Uno, de holdouts. Seguimos pagando dos juicios en el CIADI. Hay un juicio diferente a este que es el que inicia Aurelius Capitals".

Urgente24 siempre ha sostenido que así como los acuerdos de pago son discrecionales hasta en el bono elegido para resarcir, las calificaciones de entidades privadas u organismos públicos también son discrecionales, basados en entendimientos políticos que no siempre tienen que ver con lo estrictamente financiero. El aval del Fondo Monetario Internacional es un ejemplo. ¿Por qué no lo sería todo lo relativo a MSCI (Morgan Stanley Capital Investment)? ¿Acaso algunos líderes de opinión han comenzado a creer que los Reyes Magos existen?

Volviendo a Maril, él agregó: “el Estado ha demostrado no interpretar las leyes internacionales e irresponsablemente violar contratos con aquellos que invierten en el país. A consecuencia de esta irresponsabilidad, todos los que vienen a invertir acá piden que los contratos se celebren bajo ley neoyorkina. Esto va a seguir siendo así mientras Argentina tenga un juicio pendiente".

Casos en tribunales

En el reporte presentado a la SEC, sin embargo, el gobierno reconoce que “en Argentina, los demandantes en 4 acciones han buscado el reconocimiento de las sentencias de Estados Unidos por un total de aproximadamente US$ 24 millones. En 3 de estos casos, los procedimientos llegaron al Tribunal Supremo, que confirmó las decisiones respectivas del Tribunal de Apelaciones que desestimaban las reclamaciones de reconocimiento de la sentencia extranjera. A la fecha de este informe anual, el 4to caso está pendiente ante el tribunal inferior”. 

Lo justifica en que “en todos los casos en que los tribunales argentinos desestimaron una demanda de reconocimiento y ejecución de las sentencias de USA, los tribunales sostuvieron, como había argumentado la República, que aunque la emisión por parte de la República de los bonos en los que el demandante tenía intereses constituía una actividad comercial, la declaración de la República de un incumplimiento como consecuencia de una emergencia económica y social constituyó un ejercicio de sus poderes soberanos y debería haber sido deferida por el tribunal extranjero”. 

Añade que “desde que la República publicó la propuesta de Acuerdo en febrero de 2016, ha firmado acuerdos con todos los demandantes que han solicitado el reconocimiento de las sentencias de USA en Argentina”.

En los 900 puntos del riesgo-país están incluidas estas tribulaciones, que el Congreso Nacional alimentó aún más al reemplazar la Ley Cerrojo de los canjes de 2005 y 2010 por una legislación similar que desconoce el valor de las sentencias judiciales y somete los pagos por arreglos privados con los acreedores a la aprobación parlamentaria, a contramano del derecho internacional. 

De ahí que los inversores estén más preocupados por saber qué opinan sobre un eventual default de la deuda los que lleguen por mandato electoral que y no tanto por lo que piense hacer el oficialismo actual.

Fue comentario en los mentideros de la City la reciente anécdota de que un ejecutivo del HSBC trajo en avión privado desde USA a jefes de fondos de inversión, y que lo primero que hicieron fue ir a ver a Alberto Fernández a su departamento de  Puerto Madero, antes de visitar a Nicolás Dujovne, quien aún si ganara Macri su reelección pocos creen que seguiría al frente del Palacio de Hacienda.

Se dice que Alberto F. les aseguró que no habrá default si triunfa la fórmula F-F pero que renegociarán el stand by con el FMI.

En definitiva, nada distinto de lo que el ministro Nicolás Dujovne, a quien visitaron después, les haya dicho.