El Dólar, “el dólar K y M” y la tasa

Leído

LOS MERCADOS ESTÁN VOTANDO

El Dólar, “el dólar K y M” y la tasa

Sáb, 09/03/2019 - 21:25
Enviado en:
0 comentarios

En los mercados ya se está votando, 7 antes que los comicios de octubre. Y el resultado no es bueno ni para Mauricio Macri ni para Cristina Fernández de Kirchner, imitando el reclamo de la mayoría de la sociedad que reclama algún personajes y muchas ideas nuevas o por lo menos distintas. Y una convicción: tendrá que ser de unidad nacional, con todos adentro. O la mayoría total, no como hizo Macri hasta ahora.

Contenido

No abordo esta cuestión del dólar o dólares y la tasa desde la economía, dado que no soy economista. Más bien lo haré desde el sentido común y de nuestras experiencias que jamás son tenidas en cuenta.

En este momento tenemos varios dólares, el estadounidense, el “K” y el “M”, el primero es el real, los otros dos expresan la sensación térmica política. 

Por otro lado, está la tasa de interés que, por ahora, se usa como un calmante recetado por curanderos de la economía y por los prestidigitadores de las finanzas que nos hacen creer que como aquel “Abracadabra”, supuesto nombre de un famoso sanador sirio que mágicamente curaba algunas enfermedades, podemos controlar el precio de los diferentes tipo de dólar, subiendo o bajando la tasa de interés.
  
El sentido común y lo que chismosean algunos operadores del microcentro nos dicen que el “carry trade” fomentado por el Banco Central no es más que un fabuloso negocio para los especuladores financieros y, a la vez, un perjuicio invalorable para la economía real argentina dado que se garantizan suculentas ganancias en moneda fuerte para los inversores financieros y, además, se alienta el desvío de fondos del circuito productivo.

Pensemos un poco en voz alta con compras de no más de US$ 10 millones, se consigue modificar la variación del tipo de cambio por sobre las variaciones previstas por el Banco Central y con ello se lograr forzar una suba de la tasa de interés, para controlar su precio en moneda local. 

Asi se impulsa la suscripción de bonos en moneda local que pagan tasas de interés exorbitantes que exceden prácticamente en un 100 x 100 la tasa de inflación prevista para este año por el Presupuesto Nacional, que es del 23%, y por los consultores económicos de 'la citi' que, hoy día, oscila entre el 30% y 32% y para algunos podría rondar entre el 35% y 37%.

Mientras, a la tasa de devaluación se la estima en un 30%, por debajo de la inflación, un promedio máximo por debajo del 2% mensual para tener los “precios y los salarios controlados”, sin control de precios efectivo o visible.

Tengamos presente que la banda cambiaria existente, convenida con el FMI, tiene una base de $ 40,00 y un techo de $ 50,00, en números redondos, y el Banco Central recién puede intervenir comprando o vendiendo moneda extranjera cuando la cotización supera esos limites. Es decir, la banda opera como un seguro a favor del “carry trade”, sin riesgo para el “inversor”. Muy ingenuo o muy perverso, según se lo vea desde el oficialismo o desde la oposición o meramente desde un simple juicio crítico.

A su vez, la tasa de interés que propone el Banco Central hace que la tasa de interés para el mercado de la gente común, pymes y empresas, supere de hecho el 100% anual con lo cual se torna más fácil viajar al planeta más lejano en metrobus con aire acondicionado que contraer un crédito en la Argentina.

Las tablitas del tipo de cambio -que es lo de hecho existe en este momento-, con tasas de interés estrafalarias, solo puede tener un único resultado y efecto: prepararnos para la próxima devaluación y, entre tanto, generar recesión ya que lo que se pretende evitar por la suba del tipo de cambio se logra mediante la tasa de interés desmesurada.

Sabemos que si se baja la tasa de interés sube el dólar, se trata de una ecuación que aprobaría cualquier criatura de salita de “3”.

Pero esta el otro dólar que llamo “K” y “M”, el primero marca el temor de que Cristina pudiera volver a la Presidencia de la Nación, ya que Agustín Rossi reconoció que podría haber control de cambios en un futuro gobierno K si él fuera el Presidente, es obvio que es lo que se piensa en el Instituto Patria. 

Además, no se privó de decir barbaridades sobre las tarifas públicas, con lo cual sería conveniente comenzar a instalar grupos electrógenos en cada hogar.

-----------------

-----------------

Este dólar subiendo de precio expresa que la sociedad cree en el posible regreso de Cristina.

Y está el dólar “M”, demás está decir, el dólar Macri  que, expresa la posibilidad alta o baja de su reelección. Cuanto más sube, menos se cree su reelección. Este precio del dólar es simétricamente opuesto al dólar “K”.

Este dólar K y M no se corrige con la suba o baja de la tasa de interés, sino con  tasa electoral, y hoy domingo 10/03, estamos en la víspera de ver cómo variará esta cotización de los dólares “K” y “M” cuando se abran los mercados.

-----------------

-----------------

Al margen de lo dicho va de suyo que estos remedios son contraproducentes solo seguimos dañando lo poco que queda del sistema económico argentino. Este método del uso de la tasa de interés para controlar variaciones cambiarias, es muy perverso y muy  mal habla de los ejecutores de esta política que no tienen en cuenta que este medio fracasó varias veces en los últimos 45 años.

No sé quién será el próximo Presidente, lo que me queda claro es que, en solitario no podrá.